13 de septiembre de 2020
13.09.2020

"El plan para la recuperación turística de Canarias estará listo el próximo 31 de octubre"

"El Gobierno de España canalizará los corredores turísticos porque los acuerdos se tienen que producir entre países; no podemos marear a nuestros socios europeos con los protocolos", señala la ministra de Industria, Comercio y Turismo

12.09.2020 | 22:05
La ministra Reyes Maroto posa para la entrevista en el Parador del Teide con el volcán a sus espaldas.

María Reyes Maroto Illera tiene ante sí el reto de evitar la quiebra del principal sostén de la economía canaria, el eje sobre el que pivotan los ingresos de decenas de miles de familias. La ministra de Turismo asegura que si los tan demandados 'corredores seguros' no están ya en marcha es solo porque falta convencer a los mercados emisores e insiste, ante la urgencia del Ejecutivo regional, en que los acuerdos en todo caso han de suscribirse entre países.

¿Es posible salvar la temporada de invierno?

El objetivo es ese. El Gobierno de España está trabajando junto con el Gobierno canario y con el propio sector con ese objetivo compartido. Los plazos con que trabajamos son muy cortos, de ahí que estemos hablando ya de corredores turísticos seguros. Por cierto, algo en lo que fuimos pioneros con Baleares y Alemania. Pero es verdad que necesitábamos que los mercados emisores entendieran que esta puede ser la solución. Empezamos a tener esa buena interlocución con los países emisores y ha cambiado también la percepción en la Comisión Europea en cuanto a protocolos y recomendaciones. Las recomendaciones que se aprobaron en mayo fueron buenas en ese momento, pero la situación en septiembre es muy distinta. Tenemos que convivir con la pandemia, y eso nos lleva a los protocolos, que hay que reforzar, y también a la forma de medir elementos tan importantes como las restricciones de movilidad. El Gobierno de España lleva semanas trabajando, también en el marco de la Comisión, para adaptar las recomendaciones al contexto actual. Insisto, un contexto mejor que el de marzo o abril, cuando la pandemia hizo que perdiéramos muchas vidas. Esta no es hoy la situación pero es cierto que la pandemia sigue con nosotros. Tenemos que convivir, y eso no significa que no podamos irnos de vacaciones, recuperar nuestra normalidad laboral o que los niños y niñas no puedan volver a las aulas.

La Consejería de Turismo anunció la semana pasada su intención de establecer controles sanitarios con independencia del Gobierno central y hasta que este arrancase un acuerdo en Bruselas o firmase convenios bilaterales. ¿No es una crítica implícita a la tardanza en poner en práctica esos corredores seguros?

La situación ha cambiado. Hace dos semanas ya tuvimos una primera reunión, y se ha creado un grupo de trabajo entre los Gobiernos de España y de la Comunidad Autónoma para coordinar un protocolo. No podemos marear a nuestros socios europeos con distintos protocolos, y, además, estos tienen que estar estandarizados, lo que exige la implicación de las dos administraciones. Las restricciones de movilidad están generando un impacto económico negativo cuando ya estamos en etapa de reactivación económica. Queremos trabajar, queremos abrir nuestros hoteles, lo que requiere la coordinación de todas las administraciones. Por lo tanto, no hay crítica, lo que hay es sensatez. Necesitamos un único protocolo validado por los dos países para abrir esos corredores de una manera segura y teniendo en cuenta las especificidades de las islas. Nos jugamos mucho, de ahí la urgencia. La ministra de Exteriores está trabajando en ello y hemos venido conversando durante estos meses, algo que también han hecho el Gobierno canario y los cabildos. Todos son parte de la solución, y el Gobierno de España quiere ser parte de la solución. Lo fuimos para contener el virus y lo queremos ser también en la reactivación.

¿Pero hay tiempo para que estén en funcionamiento el 1 de octubre?

Nosotros estamos preparados, y ahora necesitamos convencer a nuestros principales mercados emisores. El acuerdo de la Comisión es muy importante porque marca una pauta de coordinación, de ir todos juntos, de ahí que por un lado estemos trabajando en ese ámbito de coordinación entre todos los países y, a la vez, también con nuestros socios para abrir los corredores.

¿Y hasta entonces no ve una posible solución en ese corredor seguro planteado por el Gobierno canario en colaboración con turoperadores y hoteles?

Ya no estamos en ese escenario. El escenario es canalizarlo a través del Gobierno de España. Ese es el marco que nos hemos dado. Todos estamos cómodos y así se lo he trasladado al sector empresarial, porque insisto: los acuerdos se tienen que producir entre países, así lo hicimos en junio en el corredor balear y así tiene que ser.

¿Y no se llega tarde?

Bueno, llegamos cuando hemos podido, cuando otros nos han dejado llegar. Las circunstancias de la pandemia hicieron que nuestros principales socios consideraran que España no tenía las condiciones para que sus compatriotas viajaran, pero el contexto ha cambiado. Todos estamos igual. Esta pandemia ha afectado al turismo en todo el mundo, aunque a nosotros más porque somos un país con una alta dependencia del sector, y por eso el Gobierno de España ha priorizado el turismo y lo volverá a hacer ahora con, por ejemplo, los ERTE, donde hay una especificidad para el sector, o el plan de recuperación, poniendo recursos importantes para la reactivación de una actividad que es el 12% del PIB pero que en Canarias es el sustento de muchas familias. Tenemos un compromiso con estas islas, no les vamos a dejar solos. Esta será una solución de todos, y una solución que si trabajamos con lealtad, como lo estamos haciendo, nos permitirá salir reforzados. Ya lo hicimos tras la quiebra de Thomas Cook, cuando se dio un ejemplo de colaboración público-privada. En ese momento supimos ponernos de acuerdo y fuimos muy cómplices en la búsqueda de la solución. Ayer [por el jueves] así lo transmití: Canarias puede contar con el Gobierno, el Gobierno no les va a fallar.

¿Cómo van las conversaciones con el Reino Unido, Alemania y demás países?

Con Reino Unido han sido muy complejas, pero ya la semana pasada su ministro de Transportes hizo una declaración en línea con lo que nosotros estábamos esperando, y han abierto una ventana para trabajar con el Gobierno de España y abrir esos corredores. Hizo, además, una mención específica de las islas, lo cual es positivo. En julio, cuando nos cerraron el mercado, les pusimos encima de la mesa que lo óptimo era trabajar en un corredor seguro, y la respuesta ahora es positiva. Es verdad que la respuesta ha llegado tarde, pero ha llegado, que es lo importante. Dos no acuerdan si uno no quiere.

Cuando se vio la imposibilidad de los test en origen y destino, de los corredores seguros que ahora se negocian, Canarias pidió que se le permitiera hacer test en destino. ¿Por qué no se dejó?

Aquí hay dos cuestiones. La primera vez que Canarias plantea hacer PCR no había capacidad para ello y hubo que priorizar a la población, como todo el mundo entiende, y de hecho seguimos priorizando a la población, pero es cierto que nuestra capacidad sanitaria es ahora mucho mayor. Y luego no hay que olvidar que la Organización Mundial de la Salud no las recomendó como un elemento para controlar la pandemia, sino simplemente como elemento de revisión, de control temprano. Esto ahora ha cambiado, pero como ha cambiado también la evolución misma de la pandemia. Estas nuevas condiciones hacen que hoy estén en la agenda de una manera mucho más robusta de lo que estaban en marzo. Ahora tenemos capacidades y, además, un contexto distinto, de ahí que sean un elemento para salvar el sector turístico.

¿Habrá rebajas fiscales para quienes hagan turismo? Italia y Francia tienen cheques o bonos e incluso desgravaciones en la declaración de la renta.

Primero me gustaría poner en valor el esfuerzo extraordinario que ha hecho el Gobierno de España para ayudar al sector turístico. Son, y le doy el dato actualizado, 25.000 millones de euros los que hemos movilizado solo para el turismo. Y aprobamos también un plan de impulso, de 4.200 millones, que ya está en desarrollo con medidas como los planes de destinos sostenibles, a los que estoy convencida de que Canarias presentará buenos proyectos. Dicho esto, ya son varias las comunidades autónomas que han optado por el estímulo a la demanda a través de bonos, y estamos trabajando con ellas para ver si nosotros también podemos sumar recursos. ¿Pero dónde estamos también nosotros? En el plan de recuperación de la Unión Europea, en los planes de estímulo e impulso a la política turística, especialmente en las islas, para las que habrá un plan específico. Habrá ayudas directas a los destinos y a las empresas. En definitiva, nos tenemos que comprometer todos, porque al sector turístico lo vamos a salvar entre todos. Yo pido que todos nos impliquemos. El sector privado ha hecho sus deberes, pero también las comunidades autónomas y el resto de responsables autonómicos y locales tienen que hacer un esfuerzo. Yo entiendo que pidan al Gobierno de España, pero debe ser un esfuerzo compartido, y ahí vamos a sumar todos.

Pero en el sector echan en falta un plan de ayudas más potente, más acorde con el peso del sector en la economía.

Tenemos unos presupuestos de una etapa en la que el turismo no era prioritario. Estoy gestionando unos presupuestos, prorrogados desde 2018, que no se corresponden con el peso que tiene el sector. Por eso necesitamos unos nuevos presupuestos. Yo apelo a la responsabilidad de todos los grupos, y sin duda Coalición Canaria puede ser un aliado para que los presupuestos de 2021 salgan adelante, como también el PP. Aunque el PP... El PP ha estado en un debate nada constructivo, o más bien ha trabajado para desestabilizar utilizando la pandemia contra el Gobierno, y no es ahora el momento de crispar a la población con un bloqueo institucional. Lo que necesitamos es luchar contra la pandemia, y los presupuestos de 2021 están pensados para hacer frente a la crisis sanitaria pero también al impacto social y económico. Hemos trabajado en el borrador para reforzar la política turística, y sumar ahora los fondos europeos es una oportunidad que no podemos perder.

¿Ya hay fecha para el plan específico para Canarias?

Tenemos que presentar el plan de recuperación el 31 de octubre. Estamos elaborándolo. Estos días hemos hablado con el Gobierno canario y estamos con la letra pequeña: qué necesita Canarias en los próximos tres años para dar un salto cualitativo. Y podremos acelerar esa transformación gracias a los fondos europeos. Se trata de mejorar el valor añadido del turismo como tractor del resto de sectores.

Le pregunté antes por posibles rebajas fiscales a la demanda, pero ¿y a la oferta, a las empresas?

La capacidad que ahora tenemos para rebajas fiscales es muy limitada. La crisis ha mermado los ingresos del Estado, como también los de las comunidades autónomas, los ayuntamientos y los cabildos. Dicho lo cual, el debate debe abordarse de forma constructiva: qué y para qué. En eso creo que este Gobierno se ha mostrado muy dialogante. En estos dos años hemos intentado actualizar nuestro modelo donde hay agujeros en la fiscalidad. No se trata de gravar más sino de gravar allí donde nadie está pagando, que es muy distinto. En eso nos podemos encontrar con muchos grupos. Si realmente hay una reforma que abordar, pues que lo hagamos pensando cuáles son las capacidades de gasto que necesitamos para actualizar un modelo fiscal que está obsoleto. Ahí nos van a encontrar. Desde luego el Gobierno hace un esfuerzo de diálogo no siempre recompensado, porque vemos cómo algunos partidos anteponen su interés al interés general, y eso es totalmente reprochable en el actual contexto. Ya le digo: este país va a salir si salimos juntos.

¿Habrá rebaja de tasas aeroportuarias?

Es una medida que está en la agenda. Desde el Ministerio siempre acompañamos las reivindicaciones del sector de cara a la reactivación, y en el caso de las tasas aeroportuarias, puede ser algo que dinamice el tráfico aéreo. Eso sí, tendremos que ver las posibilidades de abordar esas rebajas tanto en Enaire como en Aena. Y luego, en el ámbito europeo, estamos trabajando para actualizar la norma 80-20, que se modificó de forma muy acotada en el tiempo pensando que la pandemia iba a durar menos de lo que ha durado.

Por cierto, una eterna demanda de Canarias, o más bien de los nacionalistas canarios, es que la Comunidad Autónoma tenga representación en el consejo de Aena.

La verdad es que no tengo toda la información para juzgar si esa demanda tendría efectos positivos. No se trata de quién se siente en este o aquel consejo de administración sino de la responsabilidad en la toma de decisiones.

Hay en el sector hotelero una enorme preocupación por la posible caída de pequeñas cadenas en manos de fondos buitres.

Sí sí, el propio presidente de Ashotel y de la Cehat puso muy pronto esta amenaza en la agenda. Nosotros tomamos una medida que la Cehat nos planteó, que fue la moratoria hipotecaria, de la que ya se han beneficiado 20.000 hoteles de este país y que sin duda ha ayudado a aminorar el problema y el riesgo. Y también las líneas ICO han contribuido a dar liquidez. ¿Es suficiente? Pues será suficiente si conseguimos reactivar el sector; todo depende del tiempo, cuanto más tiempo, más fondos buitre estarán interesados en adquirir nuestro patrimonio. Pero aprovecho su pregunta para dejar claro que para nosotros es una prioridad defender al tejido turístico de este país, y eso pasa por reforzar las medidas si fuese necesario para que esto no ocurra. Una empresa en manos de un fondo buitre no va a generar el valor que está generando ahora, porque sus expectativas son distintas. Quiero tranquilizar al sector, y, además, la patronal sabe que para mí es una prioridad: tomaremos todas aquellas medidas que sean necesarias para evitarlo. Debemos ayudarles a resistir.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Mapa Coronavirus España

Mapa Coronavirus España