El Ayuntamiento de Los Realejos le corresponde otorgar la licencia de obra a la empresa promotora para construir el muro de la TF-333, instándole a que la ejecute cumpliendo con las condiciones preceptivas que establecen los servicios de Carreteras, Medio Ambiente y Política Territorial del Cabildo de Tenerife. Así lo defiende el gobierno insular a través de su director de Carreteras, Tomás Félix García.

El alcalde de Los Realejos, Manuel Domínguez, manifestó anteayer su "absoluta preocupación, compartida con los técnicos municipales, ante el riesgo inminente de derrumbe" del muro de la carretera general de La Montaña (TF-333), entre sus puntos kilométricos 1,1 y 1,4, "tal y como ha señalado el informe técnico de la Gerencia Municipal de Urbanismo, más aún si llegan las épocas de lluvia, de lo que dimos traslado al Cabildo de Tenerife el pasado 21 de julio y aún continuamos sin respuesta".

El pasado día 11, la Dirección Insular de Carreteras respondió al Consistorio realejero con una resolución de 17 páginas de desestimación del requerimiento del Ayuntamiento para que el Cabildo revoque su negativa al promotor de ejecutar la reposición del muro. El Servicio Administrativo de Carreteras y Paisaje argumenta que la competencia es municipal. Tomás García espera una solución "desde la colaboración y la cordialidad" con la Corporación municipal, a fin de evitar que el tema termine en la vía de lo Contencioso.