15 de agosto de 2020
15.08.2020

El Cabildo de Tenerife tiene garantizado el suministro de material de protección hasta fin de año

Franquet afirma que se ha hecho todo lo posible para preparar a los centros del IASS para una segunda ola del virus | La crisis ha disparado los gastos de personal en el organismo

14.08.2020 | 22:21
La consejera insular de Acción Social, Marián Franquet.

El Cabildo de Tenerife tiene garantizado el suministro de material de protección hasta final de año. Así lo asegura la consejera insular de Acción Social, Participación Ciudadana y Diversidad, Marián Franquet, quien mantiene que la Corporación tinerfeña ha hecho una planificación de existencias más allá del fin de 2020, con el objetivo de poder hacer frente a una segunda ola de la pandemia si llega a producirse.

Franquet recuerda que el Cabildo insular fue una de las pocas administraciones que supo anticiparse y contaba en sus almacenes con material de protección. De esta manera, se encargó de surtir a instituciones y entidades que carecían de ningún tipo de elemento. "Fuimos de las pocas instituciones que en ningún momento, ni en el mayor pico de la crisis, tuvimos problemas de material porque fuimos previsores y habíamos ido acumulando", sostiene.

Ahora, el Cabildo ha seguido comprando para garantizar el suministro y ahora Franquet espera que ayuntamientos y otros organismos "hayan hecho su propio trabajo de acopio y no volvamos a encontrarnos con sistuciones de crisis por falta de material".

Para Franquet el Cabildo ha hecho "todo lo humanamente posible" para preparar a los centros gestionados por el Instituto de Atención Social y Sociosanitaria (IASS) frente a una posible segunda ola del virus. "Desde luego estamos mucho mejor preparados que en la primera que nos cogió a todos por sorpresa", valora, ya que se tiene un mayor conocimiento de "cómo funciona el virus y eso es una ventaja". Aún así, reconoce que no se debe bajar la guardia ya que "no se puede saber qué ocurrirá en el futuro", aunque insiste en que "en la medida de las posibilidades el trabajo está hecho". Aclara que hay centros "a los que se les ha dado la vuelta como un calcetín" para adaptarlos a las nuevas medidas de seguridad, vaciando espacios para destinarlos a zonas que actualmente son esenciales.

La consejera explica que el personal del IASS continua trabajando para adaptar algunas situaciones de la nueva normalidad, como es el caso de las visitas a los centros de mayores. "Esta es una de las cuestiones que por mucho que lo estemos intentando sigue siendo frustrante para los pacientes y sus familias", lamenta. Franquet explica que, por ejemplo, existen usuarios con demencia a los que su familia no puede acercarse a menos de dos metros y con mascarilla y eso dificulta que sean reconocidos. Por eso, asegura que el organismo está "dándole vueltas" para ver si se pueden buscar alternativas para estas visitas, ya que asegura que "la nueva normalidad se va a quedar en muchos de los casos, pero todavía tiene muchas dificultades en el plano de la afectividad y debemos seguir trabajando", insiste.

Franquet explica que con la llevada del coronavirus, el Cabildo llevó a cabo un refuerzo económico en toda la red del Anillo insular de servicios sociales, que por un lado "se evidenciará con un aumento de plazas" en determinados servicios y en otros ayudará a las entidades a mantener lo que ya ofrecían, porque la pandemia ha disparado el gasto. "Donde antes tenías un cuidador, ahora tienes que tener dos y, por ejemplo, en el transporte en algunos casos habrá que hacer dos rutas en vez de una y eso significa pagar el doble", apunta.

La consejera pone como ejemplo el gasto en el capítulo 1 del IASS, el de personal, que "se ha disparado", ya que han aumentado los refuerzos para limpieza o las sustituciones, porque "desde que alguien tiene un síntoma pasa a estar automáticamente en cuarentena y hay que sustituirla, porque la gente tiene que seguir siendo atendida".

Por todos estos motivos, el presupuesto del área social en el Cabildo de Tenerife no solo no se recortó tras la reestructuración de las cuentas sino que aumentó. Con ello, se ha podido hacer frente al gasto en la compra de material de protección, que no estaba previsto al inicio del año, o la adaptación de los diferentes centros a las medidas de seguridad frente al coronavirus.

Asimismo, Franquet también expone que el Cabildo está trabajando junto al Gobierno de Canarias para actualizar el precio de determinados servicios que la Corporación tiene delegados por parte de la comunidad autónoma y por los que recibe financiación.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Mapa Coronavirus España

Mapa Coronavirus España