01 de agosto de 2020
01.08.2020
Arona

Marichal enreda en los líos urbanísticos al presidente socialista del Cabildo majorero

Le culpa de promover cambios para favorecer a su pareja y dañar la Alcaldía de José Julián Mena

01.08.2020 | 01:23
Agustín Marichal, presidente del PSOE de Arona.

"Si el PSOE toma una decisión equivocada sobre Arona lo voy a contar todito". Agustín Marichal, presidente de la agrupación socialista aronera, vuelve a la carga. Amenazó a la dirección nacional, regional e insular con tirar de la manta si crea una gestora y expulsa al alcalde y secretario general del PSOE aronero, José Julián Mena. Lo hizo ayer en una entrevista al programa Mirando al Sur, de Onda Tenerife, en la que vinculó al presidente del Cabildo de Fuerteventura, Blas Acosta, con los líos urbanísticos de Arona. La gestora y la expulsión son las opciones que baraja la dirección socialista tras ver que Mena se niega a acatar su orden de entregar el acta y abandonar la Alcaldía. Marichal, mentor de Mena, se ha convertido en el principal defensor del alcalde, al que pide seguir en el cargo, en contra de las órdenes del PSOE, porque "lo eligió el pueblo".

La deriva del grupo de gobierno socialista, pese a contar con mayoría absoluta, quedó retratada en el pleno del jueves, al que acudió Marichal como espectador. La incomparecencia de Luis García, responsable de Urbanismo hasta que lo cesó Mena el 22 de junio, y de los seis ediles que lo apoyan provocó que el alcalde perdiera el control del Consistorio y quedara en minoría. Esto provocó que durante el pleno la oposición –CC, PP, Ciudadanos por Arona, Ciudadanos y Sí Podemos– sacara adelante una moción conjunta para reprobar a Mena por no defender al personal municipal. También permitió a la oposición tumbar la propuesta estrella del alcalde: contratar a un coordinador de Urbanismo, Medio Ambiente y Patrimonio. Estos dos reveses a Mena fueron calificados por Marichal de "lamentables".

Pero Agustín Marichal, constructor y hotelero con importantes intereses urbanísticos en Arona, fue más allá en la entrevista a Onda Tenerife. Acusó al presidente del Cabildo de Fuerteventura, el también socialista Blas Acosta, de tener chanchullos en Arona. "El presidente del Cabildo de Fuerteventura, el señor Acosta, lleva reuniéndose con tres o cuatro concejales desde noviembre para organizar el urbanismo de Arona porque su pareja trabaja en una inmobiliaria en Playa de las Américas y Adeje, y tiene relación con Dieguito Cano", aseguró en referencia al promotor del centro cultural y comercial Arts Lifestyle & Shopping. "Por eso el partido está tan callado. ¿Qué pinta el señor Acosta, miembro del PSOE, metiendo las narices en Arona? ¿Acusan al alcalde de chanchullos y pelotazos?", se preguntó Agustín Marichal.

El Arts de Diego Cano, inversor al que cita Marichal, está en el epicentro del cisma. Mena cree que el edificio es ilegal y acusa a Cano de orquestar una campaña, con la connivencia de Luis García y los ediles que lo respaldan, para desestabilizar al gobierno municipal al "no poder imponer su voluntad" con respecto al inmueble, construido en pleno paseo marítimo de Los Cristianos. García, que fue el que tomó la decisión de precintarlo como edil de Urbanismo en junio de 2017 por una serie de irregularidades, cree por contra que se puede legalizar si se hacen modificaciones a la estructura que el promotor acepta.

El 'caso Arts'


También aparece en el caso Arts el abogado Felipe Campos. Luis García y un grupo de empresarios lo acusa de presuntas extorsiones, coacciones y amenazas para amoldar el urbanismo de Arona a sus intereses, así como de ir acompañado a reuniones de la hermana del alcalde y actuar en connivencia con uno de los asesores de Mena, Nicolás Jorge, imputado por delitos de corrupción de su etapa en Granadilla. Mientras, el jefe de Disciplina Urbanística, Damián Hernández, llegó a pedir amparo al alcalde por las presiones y amenazas de Felipe Campos, sobre el que asegura que tiene "una manía persecutoria" contra el Arts. Campos ha presentado un aluvión de denuncias y reparos contra el edificio en representación de Santiago Puig, constructor con intereses urbanísticos en la zona del centro cultural.

No es la primera vez desde que se desató esta crisis que Agustín Marichal amenaza a la dirección de su partido en defensa de José Julián Mena. El día 10, en declaraciones a EL DÍA, el constructor aseguró: "Que tengan cuidado los de la ejecutiva federal [máximo órgano de dirección del PSOE en España] porque se pueden cargar al partido de Arona". Ayer volvió a las andadas en Onda Tenerife "hablando clarito", como suele decir. Aseguró que informó de la injerencia en Arona del presidente del Cabildo majorero a Ángel Víctor Torres, secretario general del PSOE de Canarias y presidente regional, al homólogo de Torres en Tenerife, Pedro Martín, y a Jorge González, secretario de Organización de los socialistas canarios. "Les mandé audios por WhatsApp", matizó Marichal.

Es la dirección del PSOE, por el contrario, la que está enfadada y avergonzada por las expresiones groseras y las amenazas de Agustín Marichal, al que ven como una de las principales anomalías de Arona. El hotelero ha llegado a decir de funcionarios del Ayuntamiento que son "ratitas de la administración" y que "mangonean". Y ayer, en la entrevista a la emisora de radio sureña, volvió a subir el tono con expresiones soeces, esta vez dedicadas al concejal socialista José Luis Gómez, afín a Luis García y al que Marichal ya había señalado antes como cabecilla de los "traidores". A la pregunta de cuál es para él la salida para Arona, Marichal contestó: "¿Ponemos a José Luis Gómez de alcalde? Es un velillo. Un velillo loco. Agüita. Se lo tienen que llevar al manicomio". Sobre él ya había referido: "Ha ido con la lata de gasolina por las esquinas prendiendo hogueras".

Los exabruptos de Marichal han provocado, además, una gran indignación y malestar entre el personal del Ayuntamiento y los concejales contrarios a Mena. Los representantes del personal laboral y funcionario denunciaron en un informe interno el día 19 que el alcalde no saliera a defenderlos con contundencia ante los ataques del presidente del PSOE de Arona, motivo por el que el jueves Mena fue reprobado por la oposición. En el comunicado interno, el comité de empresa del Consistorio expresó "su más profundo rechazo y tristeza" por unas descalificaciones vertidas a los medios de comunicación "en tonos despectivos y vejatorios e incluso algunos de forma nominal". El personal laboral y los funcionarios aseguraron que esas críticas contra su labor han creado "un clima de enfado, frustración e injusticia". "Estas descalificaciones no nos hacen bien en estos tiempos tan complicados de crisis", enfatizó el comité de empresa.

Escolta policial


Poco después, el día 23, los seis concejales que respaldan a García pidieron escolta policial al Ayuntamiento por "las injerencias, coacciones y amenazas reiteradas" que sufren "desde hace semanas" por parte de Agustín Marichal. Juan Sebastián Roque, José Luis Gómez, Dácil de León, Yurena García, Elena Cabello y Pura Martín solicitaron la escolta de la Policía Local mientras permanezcan en dependencias municipales. Este episodio se produjo un día después de que Marichal interrumpiera una reunión de la Comisión de Urbanismo, celebrada en el Ayuntamiento, y se encarara con uno de los ediles que solicitó escolta, José Luis Gómez. Luego se dirigió al despacho de Juan Sebastián Roque pero al no encontrarlo allí le espetó a una auxiliar: "¿Está de baja con diarrea?".

El presidente de los socialistas aroneros volvió a cargar ayer en Onda Tenerife contra estos concejales que piden que el propio Marichal, Mena y algunos de sus asesores se marchen. "A estos señores habría que quitarles el sueldo de este mes y si el partido funcionara como debe funcionar les debería abrir expediente. Porque no es solo la falta al pleno [del jueves]; llevan un mes y medio tirados al monte. No trabajan y ponen palitos en la rueda. No hay derecho", enfatizó, para añadir: "Lamento profundamente que al pueblo de Arona le haya tocado lidiar con estos señores. Me siento defraudado con ellos; me han engañado".

Marichal aconsejó a Mena que abra una vía de diálogo con el Partido Popular y Ciudadanos por Arona para reconducir la situación, aunque rechazara que estos partidos reprobaran el jueves al alcalde. Y terminó admitiendo que el PSOE de Arona está "roto". "Se tiene que reconstruir alrededor de alcalde, que tiene las manos limpias, hasta donde yo sé".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook



Mapa Coronavirus España

Mapa Coronavirus España