15 de julio de 2020
15.07.2020

Luis García García pone a disposición del PSOE su acta de concejal en Arona

El exresponsable de las áreas de Urbanismo y Patrimonio Histórico atiende la petición de los dirigentes socialistas y pone ahora todos los focos en el alcalde, José Julián Mena

14.07.2020 | 22:24
Luis García García

El exconcejal de Urbanismo del Ayuntamiento de Arona Luis José García García (PSOE), que fue destituido por el alcalde José Julián Mena (PSOE) a finales de junio, puso ayer a disposición del PSOE su acta de concejal en el Consistorio sureño. La decisión de García tiene como objetivo tratar de rebajar la tensión interna entre los socialistas aroneros y atender el requerimiento de las direcciones nacional, regional e insular del PSOE. Los dirigentes socialistas habían emplazado a Luis García y también al alcalde aronero a renunciar a sus cargos públicos, entregar las actas y dejar la corporación municipal.

García ha seguido la disciplina de partido y pone todos los focos en la figura del alcalde, José Julian Mena, que se niega por el momento a dejar el cargo y hoy ofrece una rueda de prensa. La marcha de García y de Mena es la solución propuesta por las direcciones del PSOE para cerrar la crisis en el Gobierno local y en el partido en Arona, como consecuencia de las tensiones personales, políticas y urbanísticas que han paralizado el municipio estas semanas.

García emitió ayer un comunicado en el que subraya su "firme intención" de poner a disposición del partido su acta de edil de Arona, "si con ello el Ayuntamiento recupera la normalidad institucional que precisa el municipio en estos momentos".

Denuncia en Fiscalía. La tensión dentro del grupo municipal socialista estalló en junio cuando el regidor municipal, José Julián Mena, a quien el PSOE también le ha exigido por ahora sin éxito que entregue su acta de concejal y abandone el Ayuntamiento, destituyó a Luis García. Tras su destitución, García presentó una denuncia ante la Fiscalía de la Audiencia Provincial en la que advierte sobre las presuntas coacciones y chantajes en el área de Urbanismo, vinculadas a una presunta trama de extorsiones y coacciones a empresarios y técnicos municipales supuestamente relacionada con el abogado Felipe Campos y el asesor del alcalde Nicolás Jorge, un socialista imputado por presuntos delitos de prevaricación y malversación de fondos públicos durante su etapa como edil en Granadilla de Abona.

Luis García asume su marcha como un sacrificio para salvar el sosiego en el partido, en el gobierno local y en el Ayuntamiento y cumplir como militante con la orden trasladada desde la dirección del partido: "Esta es una decisión personal dura, pero la tomo plenamente consciente para ser leal conmigo mismo, con lo que vengo defendiendo desde que tengo esta responsabilidad política, ser leal a mi partido y mis valores socialistas; que no son otros que la defensa de los intereses generales de Arona y de sus vecinos y vecinas mediante el uso de las herramientas legalmente establecidas con el único objetivo de mejorar nuestro municipio".

"Soy y deseo seguir siendo socialista y, por tanto, me debo a mi partido y entiendo que todo militante debe responder ante los órganos que rigen la organización", asegura. "Creo firmemente que el Partido Socialista, como organización creada en 1879, debe estar por encima de cualquier personalismo o interés personal, defender los intereses generales de la ciudadanía y hacer valer, en todo caso, el cumplimiento de la Ley como única herramienta que permita el logro de los objetivos perseguidos", insiste.

Lealtad. "Esta decisión no cambiará mi idea e intención inicial de continuar trabajando por la mejora de Arona desde mi humilde posición y capacidad. Lo prometí en 2015, volví a hacerlo en 2019 y, por medio de la presente, vuelvo a adquirir un firme compromiso de lealtad, esfuerzo y trabajo que haga de Arona un municipio a la altura de lo que esperan y merecen nuestros vecinos y vecinas", concluye García.

La postura del alcalde. José Julián Mena emitió el pasado 11 de julio un comunicado en el que anunció que no pensaba renunciar a la Alcaldía ni al acta de concejal en Arona. "Siento un dolor inmenso al ver cómo mi partido ignora el caudal enorme de apoyo que prestó en 2019 al Partido Socialista, un apoyo que no puede ser ignorado y tratado de esta manera. Representamos un proyecto para hacer avanzar Arona y Arona está por delante de las siglas de cualquier partido", advirtió. Mena ofrece hoy una rueda de prensa para explicar la situación del gobierno municipal y su postura ante la crisis abierta. La comparecencia está prevista a las 11:00 horas en la Sala Guaza, en el Centro Cultural de Los Cristianos.

"Decisiones difíciles". El secretario general del PSOE canario, Ángel Víctor Torres, ha defendido que en situaciones como la del Ayuntamiento de Arona, donde el equipo de gobierno se ha dividido en dos grupos en apoyo de dos concejales enfrentados, "hay que tomar decisiones orgánicas difíciles". Torres se refería así a la petición dirigida a Luis García y Mena para que abandonen el Ayuntamiento y faciliten así que su partido forme un nuevo gobierno. El también presidente de Canarias reconoce que en el partido siguen "esperando la respuesta de estas dos personas. Uno de ellos ya ha avanzado que está dispuesto; el otro, no. Y no tengo nada más que decir. Son decisiones orgánicas que son difíciles y que hay que tomarlas en momentos como este".

Curbelo niega el fichaje. El secretario general de la Agrupación Socialista Gomera (ASG), Casimiro Curbelo, negó ayer en Cope Canarias que su partido tenga "ninguna intención" de fichar a Mena. Además, aseguró que "fue José Julián Mena quien me llamó el viernes para luego filtrarlo el sábado", asegurando que tenía una oferta de ASG. Curbelo tildó de "despropósito" la situación de Arona y lamentó que "lleve así desde hace 20 años con el mismo actor", en referencia al presidente de la agrupación socialista aronera, Agustín Marichal.

Petición de condena. Los grupos políticos de CC-PNC, Partido Popular, Ciudadanos-Partido por la Ciudadanía y Ciudadanos por Arona, que forman parte del Ayuntamiento, exigen que el alcalde "condene públicamente las acusaciones vertidas por Agustín Marichal sobre los trabajadores del consistorio, a los que ha acusado de presuntos delitos y a los que ha calificado como ratitas de la administración". Para estas formaciones es intolerable que Marichal llame "ratitas" a funcionarios y personal laboral, y que diga que "hay unos cuantos que vienen bichaditos desde hace tiempo y que están entre los que más mandan. Quieren seguir mangoneando".

Comisión sobre el PGO. Pese a la grave crisis que sufre el gobierno aronero, Mena convocó ayer al gobierno municipal y a la oposición a una primera reunión con el equipo redactor del nuevo Plan General de Ordenación (PGO). Una cita que CC considera "un intento de blanqueo de la imagen del alcalde ante el escándalo que vive el PSOE de Arona".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Mapa Coronavirus España

Mapa Coronavirus España