15 de julio de 2020
15.07.2020

Desalojo en La Caleta

El Cabildo comienza la retirada de las chozas de la playa de Diego Hernández y sus alrededores | Anuncia meses de vigilancia para evitar que se repita el problema

15.07.2020 | 00:11
Desalojo en La Caleta
Desalojo en La Caleta

Un amplio despliegue policial y de limpieza entró ayer en La Caleta de Adeje, un entorno degradado por la construcción de casetas de caña y hoja de palmera para residir de forma prolongada, así como por el campismo más convencional. Varias administraciones colaboran con la institución insular en unos trabajos que tienen como objetivo último la recuperación de este espacio protegido. La actuación, que está previsto que se extienda durante los próximos días, se desarrolló sin mayores contratiempos debido a que los moradores habían sido notificados de que el dispositivo se iba a llevar a cabo.

Los campistas que amanecieron ayer en La Caleta de Adeje tuvieron un despertar un tanto abrupto. El Cabildo de Tenerife dio comienzo a primera hora de este martes a un operativo de desalojo y limpieza de los asentamientos ilegales que durante los últimos años han ido tomando la playa de Diego Hernández y sus alrededores, un espacio de innegables encantos paisajísticos y que, además, cuenta con la condición de Zona de Interés Científico por su vegetación halófila y atracción de aves.

Antes de las 8:00 horas, el dispositivo de seguridad ya se encontraba en marcha. La Guardia Civil, con 24 efectivos; el Cuerpo Nacional de Policía, con dos agentes de Extranjería; la Policía Canaria, con doce, y la Policía Local de Adeje, con cuatro, se desplazaron hasta el lugar. Pese a ello, no hubo momentos de tensión. Desde la institución insular habían realizado un proceso previo de notificaciones, lo que llevó a que ayer apenas quedasen en la playa unos grupos de jóvenes que habían decidido pasar allí la noche en casetas de campaña y a los que el operativo cogió con el pie cambiado.

"Estamos en un espacio natural protegido que, desgraciadamente, con demasiada frecuencia se suele colmatar de personas que vienen no a pasar un día de playa, sino prácticamente a residir". Así se expresó el presidente tinerfeño, Pedro Martín, que asistió al inicio de los trabajos. El resultado de esos casos en los que se detuvo el político socialista es el de un paisaje de chozas de caña y hoja de palmera, cuevas excavadas en la roca, desechos... Todas esas edificaciones -más de un centenar en fechas recientes y que anteriormente fueron más, según los datos aportados por la corporación insular-, disgregadas por los barrancos aledaños.

Martín lamentó que algunos de los hasta ahora residentes estaban realizando "un reclamo" para que otros acudiesen. "Nos encontramos con un asentamiento mayoritariamente de personas de nacionalidad extranjera, que han tomado como una especie de hobby venir a aquí a pasar días o temporadas completas, y en menor medida originarias de la Isla", precisó. "Están agrediendo un espacio natural, dejando abandonada basura, construyendo casetas... y de alguna manera destrozan buena parte de uno de los tesoros poco conocidos para muchos que tenemos en Tenerife", planteó.

Vigilancia continuada

"En este operativo llevamos trabajando durante varios meses", indicó la consejera de Medio Natural y Seguridad del Cabildo, Isabel García, sobre unas labores a las que se sumaron 105 personas, coordinadas por la institución insular y en las que participaron el Ayuntamiento de Adeje, el Gobierno de Canarias, la Delegación del Gobierno y Costas. "No van a consistir solamente en la limpieza de La Caleta, sino también en un sistema continuado de vigilancia; vamos a estar de tres a seis meses vigilando la zona, porque uno de los objetivos del Cabildo es que esto no se vuelva a repetir", prosiguió la también socialista sobre un enclave que calificó como "muy importante" para la Isla. "No vamos a permitir que se vuelvan a producir estos asentamientos en la playa", remachó.

Esas manifestaciones las realizaron los representantes insulares desde un sendero serpenteante de acceso a la playa de Diego Hernández. En ese camino ya se detectaban algunas casetas y servía de atalaya privilegiada del resto de la zona y de unas construcciones de estilos y acabados diversos. Sin ir más lejos, una de las que se localizaban en aquel punto contaba con esa forma cónica típica de las tiendas que utilizaban los indios americanos. Sus moradores habían dejado atrás unos colchones, basuras, una sartén y hasta un tigre de peluche de gran tamaño que parecía custodiar aquel intento de vivienda.

"Establecimos primero un proceso previo de notificación, como obliga la ley, para que abandonaran estas casetas y cuevas y para que tuviesen tiempo de buscar otro alojamiento", detalló García, que también puso de relieve la colaboración del consistorio adejero. "Una vez notificados, y con un plazo de diez días para buscar una alternativa, hemos procedido a la limpieza y desalojo de la playa", completó sobre los pasos que se han ido dando.

Preguntada por si tenía constancia de que algunos de los acampados se habían trasladado al municipio de Granadilla de Abona, la consejera dijo desconocer ese extremo. Aunque reconoció: "Puede ocurrir que, una vez que salen de aquí, puedan apostarse en otro lugar". Y agregó: "Pero la vigilancia del Cabildo en el litoral va a ser más extensa; una vez que limpiemos y desalojemos La Caleta vamos a hacer un sistema de vigilancia intenso", señaló. "Y desde luego que en lugares donde está prohibida la acampada se va a proceder a sancionar y a levantar las casetas que corresponda", advirtió.

Cruces rojas y azules

El sistema de trabajo seguido en la mañana de este martes consistió en la señalización por parte de la Guardia Civil mediante cruces azules y rojas. "La azul significa que se puede derribar esa caseta y la roja, que la vamos a dejar", puntualizó. "Ahí el procedimiento es otro: si la cueva o la choza está cerrada con un candado, no podemos derribarla, y tenemos que seguir un procedimiento judicial y venir con una orden para actuar", expuso.

En los casos en los que sí es posible destruir esta suerte de construcciones, el personal de Gesplan se encarga de esas tareas. Según apuntaron desde la institución insular, ayer actuaron medio centenar de operarios, mientras que hoy está previsto que se sumen nuevos efectivos. "Hemos colocado tres cubetas, en ellas se van a ir depositando los residuos y se separarán debidamente por un personal que ha puesto el Ayuntamiento de Adeje, que ha colaborado con este operativo con la mecanización, los camiones y los trabajadores que van a hacer la retirada de residuos durante toda la semana", comentó. "Todo va a quedar completamente limpio", apostilló.

Asimismo, la titular tinerfeña de Medio Natural y Seguridad informó de que no ha sido necesario realizar denuncias, sino que se les requirió el desalojo a las personas que estaban acampadas "porque, si no, se expondrían a sanciones o a la apertura de un expediente disciplinario".

"Tenemos elaborado ya un plan insular para los albergues móviles, para que los autocaravanistas tengan sus lugares, sus áreas", respondió García sobre la regulación para campistas y caravanas. "Ese plan insular ya está establecido y estamos intentando integrarlo en la modificación del Plan Insular de Ordenación de Tenerife (PIOT) que estamos elaborando desde el Cabildo", continuó, antes de añadir que solo resta "ultimar" ese documento.

Por su parte, la concejala de Seguridad del Ayuntamiento de Adeje, Mercedes Vargas, indicó que esta institución ha venido trabajando desde hace varios meses en reuniones con el Cabildo tinerfeño para organizar el operativo. "Han sido jornadas de trabajo colaborativo, donde hemos definido las aportaciones de cada una de las administraciones", resaltó, y se refirió a las intervenciones previas. Y es que ya en 2005, 2010 y 2017 se había tenido que actuar ante el mismo fenómeno. "La diferencia de este desalojo con respecto a los anteriores es el plan de vigilancia; ese es el punto de inflexión, porque está claro que, si no se establece esa acción, probablemente en poco tiempo volveremos a tener la misma situación", opinó.

Recuperación del sendero

"La idea, entiendo, del Área de Medio Ambiente del Cabildo es recuperar el sendero", comentó la edil. "Ahora se han diversificado los accesos por las propias personas que han ocupado este espacio, y eso es lo que ha deteriorado todo el entorno", mantuvo sobre esos caminos que progresivamente han ido apareciendo a modo de atajos de los que existían con anterioridad.

El concejal de Medio Ambiente, Manuel Luis Méndez, destacó que desde el área que dirige han planteando al Cabildo un "plan de recuperación del espacio" una vez que concluya al desalojo. "Si se recorre un poco por dentro vemos que está bastante deteriorado", dijo. "Este es un espacio protegido y podemos asegurar rotundamente que aquí no se va a hacer ninguna construcción de tipo turístico porque ni se puede ni es el objetivo", aseveró ante algunas suspicacias que al parecer se han generado. "El Puertito de Adeje es otra cuestión; es un planeamiento que viene de muchos años, es una zona que estaba prevista y dentro del desarrollo normal del municipio de Adeje", disoció.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Mapa Coronavirus España

Mapa Coronavirus España