02 de julio de 2020
02.07.2020
Arona

El alcalde rescata las competencias delegadas en la Junta de Gobierno Local

Mena, que ya aplicó la medida en abril por el estado de alarma, asume las funciones en materia urbanística, económica y de personal que cedió a este órgano de gestión

01.07.2020 | 23:18
José Julián Mena dirigiéndose a la Presidencia del Pleno celebrado el jueves pasado, en Cabo Blanco.

El alcalde de Arona, José Julián Mena, revocó ayer la delegación de diez competencias propias que realizó en favor de la Junta de Gobierno Local el 1 de julio de 2019, de forma que el regidor rescata para sí funciones propias de la Alcaldía que cedió a este órgano de gobierno, que ha perdido poder. Esas atribuciones se refieren a cuestiones económicas, urbanísticas, de contratación y de personal, entre otras materias.

La resolución, firmada por el alcalde ayer y vigente desde hoy, ratifica la que emitió el 17 de abril, a través de la que derogó las facultades que la Alcaldía delegó en la Junta de Gobierno Local hace un año "mientras se encontrase vigente el estado de alarma". El levantamiento de este, el pasado 21 de junio, justifica la medida materializada ayer por Mena.

De esta forma, el alcalde de Arona recupera una decena de poderes que hasta ayer gestionaba de forma colegiada una Junta de Gobierno que todavía conserva otras atribuciones que le fueron delegadas por el Pleno de la Corporación aronera. Se da la circunstancia de que las reuniones de este órgano no están remuneradas, ya que sus integrantes perciben un salario del propio Ayuntamiento.

Ejecutada la destitución de Luis García como concejal de Urbanismo el pasado 22 de junio, este órgano municipal de decisión lo integran el regidor, José Julián Mena, y los siete tenientes de alcalde (por orden numérico): José Luis Gómez, Dácil León, Pura Martín, Raquel García, Juan Sebastián Roque, Francisco Marichal y Leopoldo Díaz. Todos ellos, así como los cuatro restantes concejales que forman el gobierno local, mantienen la autoridad en la gestión de las áreas que les fueron atribuidas por el alcalde hace un año.

Mena, quien ya ejerce como responsable de Urbanismo desde que destituyó a Luis García, podrá ahora aprobar las bases para proveer y seleccionar personal así como asignar complementos económicos, aunque no pueden ser fijos ni periódicos; conceder licencias de obras mayores y de parcelaciones, segregaciones, modificaciones que no formen parte de proyectos de compensación o reparcelación; aprobar proyectos de obras y de servicios, dar el visto bueno a instrumentos de planeamiento de desarrollo del Plan General; realizar contrataciones y concesiones "de toda clase", exceptuando contratos menores y negociados sin publicidad; la compra o venta de bienes públicos y decidir en materia de expropiaciones forzosas, entre otras cuestiones. Todo ello, con algunas limitaciones legales.

La resolución firmada ayer por Mena llega en plena crisis del gobierno municipal, en mayoría absoluta, cuyo enconamiento genera escenarios tan complejos como la presencia del concejal destituido, Luis García, que está citado hoy en el juzgado de Arona para que informe de asuntos que este quiere poner en conocimiento de la Fiscalía, y que aún no han trascendido a la luz pública.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Mapa Coronavirus España

Mapa Coronavirus España