El Área de Carreteras del Cabildo traba en la mejora de la red de drenaje en el margen izquierdo de la carretera insular TF-28, en el kilómetro 76, en el término municipal de Granadilla de Abona. Esta zona queda anegada cuando se producen precipitaciones intensas y es preciso tomar medidas para su desagüe.

Según el consejero insular del área, Enrique Arriaga, "para incrementar las condiciones de seguridad, tanto de la carretera insular como de la senda peatonal adyacente, los trabajos se basan en fabricar una atarjea rectangular para la recogida de aguas y en colocar malecones y un murete en la parte exterior de la en la zona más cercana a la calzada".

Durante los trabajos no se prevé cierres de la vía, aunque en momentos puntuales habrá cortes momentáneos de un carril, estableciendo un tráfico alternativo. El plazo para ejecutar las obras es de cuatro meses y estas cuentan con una inversión de 39.034 euros.