11 de junio de 2020
11.06.2020
Crisis del coronavirus

Martín afirma que la Isla está preparada para una apertura gradual del turismo

El Cabildo pone en marcha un plan estratégico para el sector dotado con 23 millones de euros

10.06.2020 | 23:08
Martín afirma que la Isla está preparada para una apertura gradual del turismo
Un momento de la presentación del plan económico-estratégico para la reactivación turística de Tenerife.

"Tenerife está preparada para una apertura gradual del turismo". Así lo confirmó ayer el presidente del Cabildo insular, Pedro Martín, durante la presentación del plan económico para la reactivación de este sector, al que la Institución tinerfeña ha destinado 23 millones de euros. Martín señaló que la estrategia de relanzamiento de la Isla, después de verse afectada por el primer cero turístico de su historia como consecuencia de la emergencia sanitaria, es convertirse en un destino sostenible, para atraer a visitantes que cada vez están más concienciados con el respeto al medioambiente.

Martín asumió que Tenerife no va a volver a registrar en los próximos meses las mismas cifras que tuvo a principios de año. "La previsión es que en julio haya 33 hoteles abiertos, por lo que estamos lejos de esa capacidad", valoró. Pero insistió en que la Isla está preparada para acoger turistas y que solo falta "que se establezcan los protocolos para garantizar la seguridad de visitantes y residentes", algo que habrá que ir desarrollando hasta el 1 de julio, fecha en la que se activarán los viajes internacionales.

Por lo que Tenerife centrará sus esfuerzos en estas primeras semanas de reactivación en el turismo regional, para en la siguiente etapa mirar al turismo peninsular. No será hasta la apertura definitiva de las fronteras cuando Tenerife empiece a recibir visitantes extranjeros, pero las previsiones indican que el sector no acabará de reactivarse hasta la temporada del invierno.

El presidente insular recalcó que Tenerife debe seguir siendo "receptora de turismo de calidad", pero sostuvo que ya "no solo vale con el sol y playa", por lo que recalcó que la Isla tiene que ser capaz de ofrecer al turista cosas diferentes. En este sentido, la estrategia de Turismo de Tenerife es convertirla en un destino sostenible e inteligente, que permita "ser capaces de seleccionar a un turista más comprometido con los valores medioambientales".

Sin embargo, esta renovada oferta del destino también "recoge lo bueno del pasado", valoró Martín, pero insistió en que ahora el modelo "debe adaptarse a una situación cambiante" a la que se añade la incertidumbre provocada por el Covid-19, que "añade una nueva variable, garantizar la seguridad". En este sentido, el presidente resaltó que Canarias debe poner en valor casos de éxito en la gestión de esta emergencia sanitaria como el brote en el hotel H10, donde tras la alerta solo se detectaron siete positivos en un establecimiento con más de un millar de personas entre huéspedes y trabajadores. "Esta es una manera de presentarnos ante el mundo como un destino responsable", aseguró Martín.

El mandatario tinerfeño también quiso reivindicar el papel que el turismo ha tenido en el desarrollo de la Isla. "A Tenerife la ha transformado el turismo" y valoró que a pesar de los aspectos negativos que puede haber traído esta actividad económica "los elementos a favor son mayoría".

Reactivación


El plan económico, a través del que la Isla quiere pasar a ser un destino sostenible e inteligente, cuenta con 23 millones de euros de los que 11,1 millones irán destinados al plan de reactivación turística, mientras que los 12 restantes se invertirán en la realización de obras para mejorar el espacio turístico de la Isla.

El consejero insular de Planificación del Territorio, Patrimonio Histórico y Turismo, José Gregorio Martín Plata, subrayó que "Tenerife no tiene un problema de destino", ya que su salud solo se ha visto resentida por la crisis de carácter sanitario.

Ahora el destino basará su actividad turística "en la tecnología y la innovación", una transformación en destino inteligente que el representante insular aseguró que beneficiará tanto a visitantes como a residentes.

Un proyecto para la reactivación turística que tal y como detalló el consejero delegado de Turismo de Tenerife, David Pérez, estará centrado en cinco bloques, que incluyen un gran número de actuaciones "que ya están en marcha", ya que "desde el primer día del cero turístico se comenzó a rediseñar el relanzamiento de nuestro destino".

Entre ellos, el que cuenta con una mayor inversión es el de Marketing, Promoción y Comunicación, dotado con 8,6 millones de euros. Para Pérez habrá "un antes y un después en la forma de comunicar nuestro destino". Las nuevas campañas contarán con una nueva imagen y Tenerife se promocionará como destino turístico inteligente basándose en las emociones y en una estrategia microsegmentada, que permitirá llegar a un público objetivo más preciso. Entre las acciones más importantes está la campaña de promoción que se llevará a cabo con aerolíneas y operadores europeos de cara al relanzamiento internacional del destino, que si bien comenzará de forma oficial el 1 de julio, Pérez manifestó que en Tenerife sobre todo comenzará a ser evidente en la temporada de invierno.

El proyecto también incluye un capítulo específicamente dedicado a la sostenibilidad, con un aporte de 691.000 euros. A través de él se desarrollarán proyectos vinculados al entorno marino, la gastronomía, así como la puesta en marcha de un mercado local de compensación de huella de carbono, iniciativa que busca paliar la huella que originan las empresas turísticas a través de acciones en el sector primario.

El plan de reactivación incluye otros 307.000 euros para la transformación digital de la Isla, con el objetivo de mejorar la competitividad del destino. A través de este bloque Turismo de Tenerife quiere implementar herramientas de gestión de datos que le permitan anticiparse a los cambios que se produzcan en el sector turístico. Asimismo, también se está realizando una encuesta a turistas de los tres principales mercados de la Isla, -español, británico y alemán-, para conocer sus valoraciones respecto a si estarán dispuestos a viajar a pesar de los nuevos parámetros de seguridad a los que obligará el Covid-19.

El proyecto también cuenta con acciones de promoción económica exterior, dotadas con 885.000 euros, con el objetivo de mejorar la competitividad de las pequeñas empresas vinculadas al sector.

Por último, el plan aglutina otra serie de programas transversales que también tienen el objetivo de mejorar el posicionamiento de Tenerife como destino turístico. El fomento de puntos de interés en diferentes municipios de la Isla, el apoyo y asesoramiento a los ayuntamientos para su promoción, así como la mejora del asistente turístico virtual son algunas de las acciones que se llevarán a cabo a través de este bloque, que cuenta con una financiación de 612.000 euros.

Colaboración


Para el plan económico-estratégico para la reactivación turístico el Cabildo contará con la colaboración de la Universidad de La Laguna (ULL), el Instituto de Turismo Responsable y de la Sociedad Estatal para la Gestión de la Innovación y las Tecnologías Turísticas.

El presidente insular, Pedro Martín, argumentó que este plan pone a Tenerife "a la cabeza en la investigación turística", por que insistió en la necesidad de sumar a la ULL, para llevar a cabo un análisis de un sector, que obliga a un reciclaje continuo de los trabajadores y a implementar cada vez una mejor formación en este ámbito.

Por su parte, la rectora, Rosa María Aguilar, subrayó que para que Tenerife sea un destino único "nuestro personal tiene que estar cualificado", algo en lo que colabora la universidad a través de su formación. Asimismo, quiso resaltar que el trabajo de la ULL en el sector turístico "está dando excelentes resultados", por lo que se hace necesaria su participación para "planificar un destino turístico sostenible y de mayor calidad".

El presidente del Instituto de Turismo Responsable, Tomás Azcárate, valoró que el plan integre el sello Biosphere Responsible Tourism, a través del que los turistas pueden reconocer a establecimientos y empresas concienciadas con el cuidado y respeto al medio. "El turista que venga a Tenerife tiene que valorar el esfuerzo que hace la Isla por la sostenibilidad", explicó. En este sentido, indicó que el turista no es más que "un ciudadano que viaja", por lo que las prioridades de respeto al medio que marca en su territorio deben mantenerse también en los lugares que visita.

Azcárate comentó que en una primera fase de este plan se realizará un diagnóstico para medir la posición de partida de la Isla y que esperan los turistas del destino desde el punto de vista de la sostenibilidad.

A la elaboración de este plan colaborará también el convenio firmado el pasado mes de enero en Fitur entre el Cabildo y la Sociedad Estatal para la Gestión de la Innovación y las Tecnologías Turísticas (Segittur), a través del que Tenerife va a realizar un diagnóstico que permitirá identificar en qué aspectos necesita mejorar como destino turístico y favorecerá la implementación de una base de datos que ayudará a mejorar los servicios tanto públicos como privados.

El presidente de esta sociedad, Enrique Martínez, que participó en el acto de manera online, aseguró que esta metodología analiza una serie de indicadores, entre los que se incluirá uno referido al Covid-19 tras la irrupción de la pandemia, para mejorar la cooperación entre los sectores público y privado.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Mapa Coronavirus España

Mapa Coronavirus España