El Cabildo de Tenerife aprobó ayer por unanimidad de todos los grupos políticos la evaluación y redefinición del Plan Insular de Emprendimiento, a través de la comisión plenaria de Empleo, Desarrollo socioeconómico, Educación, Cultura y Deportes.

Esta evaluación y redefinición se propone porque tras el "impacto de la crisis sanitaria y su derivada sobre el tejido productivo, como consecuencia de las restricciones a la movilidad, las consecuencias reales que ha tenido sobre nuestra economía el Covid-19 aún no están claras", ha indicado la consejera del área de Desarrollo socioeconómico, Empleo y Acción exterior del Cabildo, Carmen Luz Baso.

"Teniendo en cuenta esa incertidumbre, las instituciones deben adaptar sus propuestas para aquellas personas que decidan o necesiten emprender, ofreciéndoles un marco adecuado con nuevas propuestas, acceso a la información y asesoramiento", apuntó Baso.

Por tanto, y de cara a esta nueva realidad económica se hace mucho más necesario que el Plan de tenga el mayor asesoramiento posible para trasladarlo al modelo de negocio con una mayor seguridad de poder pervivir ante una situación muy distinta a la que existía cuando se aprobó.