El consejero de Cooperación Insular y Vivienda del Cabildo de Tenerife, Zebenzuí Chinea, ha asegurado que el plan de rehabilitación insular supondrá una inversión para el norte de Tenerife, concretamente para los municipios entre Tacoronte e Icod de los Vinos, de 812.088 euros. De esta cantidad, y dependiendo de la localidad, la institución insular aportará entre el 90 y el 95%, lo que supone una inversión superior a los 700.000 euros.

Este plan, que se ha convertido en una "pieza clave" dentro del plan de choque aprobado por la Institución insular para la recuperación social y económica de la Isla, aportará, concretamente en la zona norte, 84.259 euros en el municipio de Tacoronte, de 67.937 euros en El Sauzal, de 63.918 euros en La Matanza, 68.278 en La Victoria, 66.281 euros en Santa Úrsula, 93.027 euros en La Orotava, 83.076 euros en Puerto de la Cruz, 86.573 en Los Realejos, 65.501 en San Juan de la Rambla, 59.825 en La Guancha y 73.408 en Icod de Los Vinos.

Chinea ha recordado que "el objeto del plan es asegurar la función social de la vivienda otorgando subvenciones directas a los ayuntamientos para distribuirlas entre los propietarios que no dispongan de recursos económicos suficientes". Y, en este caso, y teniendo en cuenta las circunstancias actuales a causa del decreto de estado de alarma por el coronavirus Covid-19 y la consecuente repercusión económica, "cumplirá otro fin en el ámbito del empleo, y más concretamente, en el sector de la construcción y las reformas".

Las obras incluidas en el Programa Insular de Rehabilitación, dotado con 2,6 millones de euros, incluye obras en la gran mayoría de los municipios de la Tenerife.