El Cabildo de Tenerife, a través del Area de Medio Natural y Seguridad, ha comenzado los trabajos de astillado de restos vegetales y poda recogidos en la zona afectada por la plaga de termitas subterránea (Reticulitermes flavipes) en el municipio de Tacoronte.

De esta manera, estos restos vegetales y de enseres de madera, susceptibles de estar contaminados por el insecto, son tratados en una parcela cedida por el Ayuntamiento de Tacoronte y habilitada para tal fin.

"Hemos comenzado la fase de recogida y astillado de los residuos de poda y enseres afectados por la termita, de esta manera evitaremos cualquier problema de difusión de la plaga debido a los propágulos generados en las explotaciones particulares, para ello hemos habilitado una parcela y adaptado para la realización de estos trabajos", ha indicado la consejera Isabel García.

Además, ha añadido que con este protocolo de tratamiento de residuos se aseguran "una gestión limpia y controlada de los residuos, con la intención de acotar todas las posibilidades de dispersión de los insectos".

La consejera ha recordado que durante todo el estado de alarma no se han parado los trabajos de erradicación de la termita subterránea al ser considerado servicio escencial.

Los operarios de Tragsatec, empresa encargada por el Cabildo de Tenerife para actuar contra esta plaga, "han realizado un trabajo de recogida en el solar de todos los residuos que se habían depositado sin control, en los contenedores aledaños e incluso en las aceras", ha indicado la concejal de Medio Ambiente de Tacoronte, Carmela Díaz.

Asimismo, recordó que "está terminantemente prohibido depositar cualquier resto que pudiera estar afectado por termitas y el Ayuntamiento ya trabaja, junto con el Cabildo, en la redacción de la ordenanza".

En esa línea, comentó que "la colaboración ciudadana es imprescindible" para poder hacer frente a esta plaga.

Las personas que necesiten depositar para su tratamiento restos de podas de jardín como de enseres de madera deberán contactar con el 610592064 o solicitarlo a través del correo electrónico info.termitas@tragsa.es.

Si esos materiales pudieran contener termitas (madera, muebles, restos de poda) se procederá a su retirada por parte de Tragsatec y se procederá a la recogida de enseres o restos de poda de particulares que los trasladará a este punto de acopio habilitado a tal fin, detalla la corporación en una nota.

Cada 15 días

Cuando se ha recogido el material de desecho se depositará en unas bandejas de metal, será cubierto por lonas y se someterá a un proceso de astillado por medio de una trituradora, la frecuencia de astillado irá en función del volumen de restos depositados y como mínimo cada 15 días naturales y será realizado por la misma empresa que lleva a cabo la recogida.

Inmediatamente después de esta fase se hará un tratamiento con un biocida autorizado para tal fin.

Una vez realizado el tratamiento y verificado que el material está exento de termitas, se procederá a su traslado a vertedero autorizado.

El transporte se hará en recipiente determinado para tal fin, que debe garantizar que los restos no puedan ser esparcidos durante el recorrido y dicha actuación será realizada por la Empresa Municipal de Recogida de Residuos Urbanos del municipio.