La Comisión de Evaluación Ambiental de Tenerife acordó recientemente levantar en determinados expedientes la suspensión de los plazos administrativos vigente tras la declaración del estado de alarma el pasado 14 de marzo. De esta manera, este organismo insular podrá proseguir con la tramitación de un total de siete proyectos que estaban pendientes. El acuerdo, tomado en la sesión celebrada el pasado día 21 de abril, fue ayer publicado en el Boletín Oficial de la Provincia (BOP).

Esta decisión permitirá a la Comisión -que es el órgano competente para realizar las evaluaciones ambientales estratégicas y de impacto ambiental a planes, programas y proyectos en Tenerife-, seguir trabajando en siete expedientes. Uno de ellos será el de la estación de tratamiento de aguas residuales industriales (Etari) del polígono industrial de San Isidro-La Campana y El Chorrillo Industrial. Una obra que busca poner fin a los vertidos de aguas residuales e industriales de este polígono de El Rosario y que ha causado algunas desavenencias entre el Ayuntamiento y el Cabildo tinerfeño.

Otro de los expedientes que podrá seguir tramitándose es el documento del proyecto de interés insular El Chorrillo Industrial, promovido por los propietarios del Ámbito del Chorrillo. También se proseguirá en la tramitación de los expedientes de apertura de las pistas agrícolas de Batán de Arriba, del Ramal del Batán y de la pista de acceso del Batán de Abajo, todos promovidos por la Consejería insular de Sostenibilidad, Medio Ambiente y Seguridad. Además, el órgano insular también avanzará en el proyecto de pista en la zona de El Chorro, en Taganana y en el de la perforación de un segundo sondeo en sustitución del pozo para captación de aguas subterráneas Rodeo de la Paja, en el municipio de La Laguna, promovido por la Comunidad de Aguas Unión Norte.

El Real Decreto aprobado por el Gobierno central por el que se declaraba el estado de alarma debido a la situación de emergencia sanitaria como consecuencia del coronavirus Covid-19, suspendía los términos y plazos para la tramitación de los procedimientos de las administraciones del sector público. Sin embargo, dejaba abierta la posibilidad de levantar esta suspensión si el órgano competente lo acordaba, cuando los interesados manifestaran su conformidad con que se prosiguiera con la tramitación durante el estado de alarma.

Por lo que la Comisión de Evaluación Ambiental de Tenerife acordó recientemente levantar esa suspensión después de que la Asesoría Jurídica del Cabildo les confirmara que la excepción incluida en el real decreto se debía introducir en procedimientos en los que levantar la suspensión pudiera producir efectos favorables para el interesado y en aquellas en las que no se produjeran perjuicios para el interés general.

Aunque la intención de este organismo era levantar la suspensión de la totalidad de los proyectos que estaban en tramitación, uno de ellos no podrá beneficiarse de esta medida. Se trata del expediente para la prórroga de las labores de perforación en la galería Nuestra Señora del Buen Viaje, que según expone la Comisión de Evaluación Ambiental de Tenerife en su informe no ha contado con la conformidad de los interesados, requisito indispensable para levantar la suspensión de los plazos decretada por el Gobierno de España en la declaración del estado de alarma motivado por la crisis del coronavirus.