27 de abril de 2020
27.04.2020
Crisis del coronavirus

Por casa, pero de romería

Tegueste celebró ayer la romería en honor a su patrón, San Marcos, con las calles casi vacías pero balcones y terrazas adornadas y barbacoas en las azoteas

26.04.2020 | 23:40
Romería de Tegueste desde los balcones por el confinamiento

Los teguesteros celebraron el día de su fiesta que más visitantes reúne de una forma singular, con la soledad de sus calles alterada solo durante las horas de la mañana en las que los menores de 14 años abandonaron el confinamiento seis semanas después de iniciarlo. Pese a todo, la localidad olía a fiesta y en el ambiente sonaba el folclore de las Islas. Fue una jornada ajena a incidentes relevantes en la que hasta los barrios más alejados del centro del casco urbano se sumaron al encuentro romero vistiendo de tradición los espacios más públicos de las viviendas. Eso sí, ninguna aglomeración y respeto a las normas.

No fue una romería al uso, pero los teguesteros no dejaron de festejar ayer su tradicional encuentro con el patrón del municipio, San Marcos. No se puede decir que el llamamiento a la participación fuera secundado masivamente, pero una amplia representación de los vecinos sí cumplió con la idea de engalanar los balcones y las terrazas para desde ellas, ataviados con trajes típicos del lugar o de cualquier rincón de las Islas, brindar por el santo a la hora del mediodía. Y a las 12:00 el vino tinto, sobre todo, alivió muchos paladares y gargantas.

Tegueste ayer era colorido, aunque sus calles estaban casi vacías -solo durante la mañana hubo movimiento ciudadano, de aquellos que acudían al Mercadillo y a comprar el pan y de quienes disfrutaron de las primeras horas de desconfinamiento de los menores de 14 años-, pero olía a romería, especialmente a barbacoa. Muchas azoteas se convirtieron ayer en el epicentro de la fiesta. Las familias aprovecharon la efeméride para, tras seis semanas de confinamiento, darse "una alegría" y no solo asar carne o conejo en salmorejo, comer papas arrugadas y gofio con mojo y degustar "un buen vaso de vino". El ambiente romero sin la música y el baile no están completos. Y las azoteas se convirtieron en el lugar para ambientar el día con el folclore propio de la fiesta y para bailar una isa, una folía, una polka o una malagueña. "El caso es pasarlo bien que ya lo tenemos bastante jodido". Por cierto, solo un par de incidentes y ambos relacionados con quejas de un convenio por el elevado volumen de la música.

Hubo hasta ofrenda

Los teguesteros ayer se quedaron en sus hogares, disfrutaron de una romería en casa. De hecho, una comunidad de vecinos de la parte baja del pueblo la escenificó por el interior de su urbanización realizando su ofrenda particular a San Marcos. Hay más. En los barrios alejados del centro del caso y, por tanto, del tradicional recorrido de la romería histórica también se vivió ayer el momento más popular de la fiesta del municipio engalanando los balcones y saliendo a ellos a brindar ataviados con trajes típicos.

No fue una romería típica del último domingo de abril en Tegueste, como tampoco será para los teguesteros su día del carretero, este lunes, fecha de la fiesta que tradicionalmente se reservan los habitantes de la localidad para reunirse con sus carretas en torno a la iglesia del lugar y seguir disfrutando por San Marcos.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Noticias relacionadas

Mapa Coronavirus España

Mapa Coronavirus España