18 de marzo de 2020
18.03.2020
Crisis del coronavirus

Casi 12.300 personas vinculan ya su actividad a la ULL por internet

La práctica totalidad de la plantilla realiza teletrabajo y disfruta de la conciliación familiar | Implementan plataformas digitales

17.03.2020 | 19:58
Colegio Mayor Santa María dependiente de la Universidad de La Laguna.

Un total de 12.270 personas, entre empleados, profesorado y estudiantes de la Universidad de La Laguna (ULL), ya desarrollan toda su actividad a través de internet. La declaración del estado de alarma sanitaria para combatir el coronavirus ha obligado al Servicio de Tecnología de la institución a desarrollar diferentes plataformas en tiempo récord para que la universidad pueda continuar su trabajo con la mayor normalidad posible. El lunes fue el primer día en el que entraron en funcionamiento todas estas nuevas herramientas que permiten que la plantilla de Administración trabaje con sus ordenadores, y que profesores y estudiantes protagonicen clases a través del campus virtual.

A pesar de todo ello, la Universidad de La Laguna no se plantea aún la ampliación del curso académico debido a las modificaciones que está ocasionando la declaración del estado de alarma sanitaria. "Aún no sabemos cómo va a evolucionar la situación ni cuánto tiempo vamos a seguir así y por eso aún no nos hemos centrado en buscar una solución a ese tema", afirma la rectora Rosa Aguilar quien añade que "daremos la máxima flexibilidad para tratar de generar el mínimo impacto posible a nuestro alumnado".

La rectora recuerda la cantidad tan grande de titulaciones con las que cuenta la universidad y la variedad de clases que permite cada una de ellas. No obstante, Aguilar afirma que "todo lo que se pueda hacer de manera telemática, así se hará". La docente recuerda que "sabemos que no va a ser exactamente igual porque nosotros hemos planificado nuestras docencias para que fueran presenciales, aunque sabíamos que también disponíamos del campus virtual". En este sentido, reconoce que "está claro que la parte práctica es la más que se va a ver afectada con esta situación y por eso habrá titulaciones que salgan más afectadas que otras". 
Además del equipo rector y de los investigadores, a lo largo de estos únicamente acuden a las instalaciones universitarias algunos profesores que han solicitado acceder a sus despachos para recoger materiales que les permitan continuar con la docencia o la investigación. La rectora afirma que el objetivo de todas las medidas adoptadas hasta el momento, más allá de garantizar la salud de todos los trabajadores y alumnos, es "minimizar el impacto en el desarrollo académico" y, por esa razón, "nuestra idea es continuar trabajando de manera online, para los estudiantes, y a través del teletrabajo, para la plantilla de la Universidad". La rectora recuerda que la institución ya había trabajado con anterioridad a través de internet, aunque no era la práctica habitual: "El teletrabajo se ha disparado desde el fin de semana, que fue cuando nuestro Servicio de Tecnología ha desarrollado todas las herramientas necesarias para que puedan desarrollar su trabajo el personal de Administración y Servicios".

En el caso del personal administrativo, trabaja ya en sus casas con sus propios ordenadores con los que pueden acceder a sus escritorios y trabajar de manera remota. "Nuestro Servicio Técnico, además de desarrollar todas las herramientas de software necesarias, también han redactado una guía para la correcta utilización de estas nuevas plataformas", relata la rectora, quien aprovecha para "felicitar a todo el personal que estuvo trabajando en estas nuevas herramientas a contrarreloj".

Rosa Aguilar indica que, mientras que el lunes realizaron teletrabajo unos 80 personas del área de Administración de la universidad, ayer la cantidad ascendió hasta los 300 empleados. A falta de resolver las últimas incidencias, el equipo rector espera que en estos días ya pueden estar conectados los 400 empleados de esa sección. Aguilar reseña que los trabajadores de la universidad están beneficiándose además de la conciliación familiar: "Muchos de los empleados tienen hijos en casa y permitimos que entren a trabajar una vez hayan organizado las cosas en sus casas".

De este modo, el horario de oficina de 08:00 a 15:00 horas que suele ser habitual en este sector ya no se está cumpliendo y la rectora añade que "me consta que algunas personas han estado trabajando en horario nocturno". Con todo ello, Rosa Aguilar pone en valor "la responsabilidad de todo el personal de la universidad porque entiende que, ante una situación de emergencia, los servicios públicos tenemos que dar lo mejor de nosotros y me consta que los trabajadores de la ULL así lo están haciendo".

En cuanto a la parte de docencia, todas las asignaturas de las diferentes titulaciones que oferta la Universidad de La Laguna ya disponían de campus virtual con anterioridad a este estado de alarma sanitaria; sin embargo, eso no significa que todas ellas lo utilizaran para llevar a cabo la docencia virtual porque, recuerda Aguilar, "somos una universidad presencial".

Por todo ello, la ULL ha trabajado a lo largo de las últimas jornadas para trasladar la docencia presencial propia de esta institución al mundo virtual. A lo largo del fin de semana, el Servicio de Tecnología ha elaborado una completa guía destinada tanto a profesores como a alumnos que explican las características de las tres herramientas que componen la plataforma virtual para la docencia. En primer lugar, se ha dispuesto la posibilidad de realizar videoconferencias para llevar a cabo tutorías y charlas en pequeños grupos. Por otro lado, también existen las videoconferencias para grupos más grandes con el objetivo de poder dar clases a cientos de alumnos al mismo tiempo. Por último, se ha habilitado otra plataforma para que los docentes puedan crear vídeos tutoriales. Asimismo, se ha abierto un campus virtual independiente para que los profesores accedan a una mayor cantidad de materiales para organizar sus clases.

Rosa Aguilar comenta que al campus virtual creado para los profesores ya han accedido 340 de ellos. En este sentido, afirma que "aunque aterrizamos hace dos días en este nuevo método, la realidad es que las impresiones que nos llegan por parte de los trabajadores son bastante buenas, incluso de aquellos que nunca habían empleado las herramientas virtuales en sus clases antes".

Así, en algunas de las clases impartidas hasta el momento se están reuniendo desde 40 hasta 80 alumnos, aunque en otras ocasiones es más difícil calcular el seguimiento puesto que no solo se imparten clases en directo sino también en diferido o únicamente a través de tareas. La rectora recuerda que "aún nos estamos adaptando a esta forma de proceder pero nuestra idea es superar esta situación y que las herramientas que estamos desarrollando se puedan continuar empleando después de que esta crisis haya pasado".

Durante las primeras 24 horas de funcionamiento completo del campus virtual, han accedido a él 11.970 personas, de las que 11.000 son estudiantes y 1.020 son profesores. Con todo ello, la rectora Rosa Aguilar sentencia : "La universidad continúa trabajando".

Por último, en el área de investigación también se está procurando que el trabajo se realice de forma telemática en la medida de lo posible pero la rectora reconoce que "hay investigadores que tienen que continuar accediendo a sus laboratorios porque tienen en curso ensayos en vivo". En este sentido, están accediendo a estas infraestructuras siguiendo las medidas sanitarias oportunas y de uno en uno. Y es que la rectora recuerda que, "aunque contamos con la entrada totalmente controlada, se trata de infraestructuras científicas que debemos mantener".

Otra de las infraestructuras dependientes de la Universidad de La Laguna (ULL) son las residencias de estudiantes, que también experimentarán cambios a lo largo de esta semana. La rectora de la ULL, Rosa Aguilar, indica que ya se han iniciado los trámites para que el mayor número posible de alumnos pueda regresar a sus casas durante las próximas jornadas. "Queremos disminuir al máximo el número de alumnos que se encuentran al mismo tiempo alojados en un colegio porque tienen que ser pocos y dispersos los estudiantes que estén en un mismo espacio", afirma la rectora.

Aguilar recuerda que también hay que minimizar al máximo el número de trabajadores que se encargan del mantenimiento y correcto funcionamiento de estas residencias. Por todo ello, la ULL ya trabaja para desalojar a los jóvenes residentes en los colegios mayores San Fernando, San Agustín y Santa María, así como en la Residencia Universitaria Parque de las Islas (Rupi). El objetivo es que únicamente permanezcan en La Laguna aquellos estudiantes del programa de intercambio que no puedan volver a sus hogares para que todos ellos puedan reunirse en las instalaciones de la Rupi. "Queremos poder ofrecerles el mejor servicio y las mejores condiciones posibles", afirma la rectora. Todo este proceso se desarrollará hasta el jueves, cuando el equipo rector espera poder tener ya reunidos a todos los alumnos que no puedan volver a casa.

Rosa Aguilar garantiza, no obstante, los servicios indispensables para todas estas personas que permanecerán en la Rupi y, aprovecha para agradecer que "nuestro personal está dando lo mejor de ellos".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Mapa Coronavirus España

Mapa Coronavirus España