04 de febrero de 2020
04.02.2020

700.000 euros para frenar vertidos en La Campana

El Ayuntamiento de El Rosario instalará una depuradora portátil para tratar las aguas industriales del polígono y paralizará la actividad de las empresas que incumplan la ley

03.02.2020 | 20:42
El alcalde de El Rosario, Escolástico Gil, anuncia las medidas que va a tomar para acabar con los vertidos al mar.
700.000 euros para frenar vertidos en La Campana

El Ayuntamiento de El Rosario destinará 700.000 euros, que detraerá de otras áreas municipales -salvo Servicios Sociales-, para frenar, de manera temporal, los vertidos que realiza el polígono industrial de La Campana y que han motivado un grave episodio de contaminación en la costa del municipio. En concreto, permanecen cerradas al baño de manera cautelar el litoral de Bocacangrejo, la playa de La Nea y las de Radazul.

Así lo anunció ayer el alcalde, Escolástico Gil, en una rueda de prensa en la que compareció junto con la concejal de Hacienda y Seguridad Ciudadana, Sara Cabello, y el edil de Servicios Hidráulicos, Miguel Ángel Yanes.

El alcalde reconoció que esta importante inversión que debe afrontar el Ayuntamiento de forma imprevista supondrá "un grave quebranto" económico para las arcas municipales, pero recalcó que "lo importante es que no caiga ni una gota de agua contaminada más al mar".

Por eso, pidió comprensión a los vecinos. "Deben entender que ha pasado algo grave en el municipio por culpa de malas decisiones de gobiernos anteriores", apuntó.

Gil detalló la batería de medidas que ha decidido adoptar el Consistorio rosariero, de momento sin el apoyo de otras administraciones, después de que se detectara una fisura en el pozo Costanera I, depósito en el que se vierten las aguas industriales del polígono, además del residencial del mismo nombre, y cuya rotura produjo el vertido al mar.

La primera acción será la instalación de una depurada modular en la que se tratarán los residuos que generan las más de 300 empresas instaladas en La Campana. Una vez tratadas, las aguas se verterán en un pozo absorbente cedido por un particular.

Esta actuación ya cuenta con la autorización del CIATF y permitirá que en las próximas semanas se dejen de arrojar las aguas industriales al pozo Costanera I.

La nueva depuradora portátil, que llegará en pocos días desde la Península, estará ubicada en la misma parcela que el Consistorio cedió en 2018 al Consejo Insular de Aguas para ejecutar allí la estación depuradora de aguas residuales industriales (Edari). Esta instalación fue comprometida por el grupo de gobierno insular que lideraba Carlos Alonso, pero el actual equipo del PSOE y Ciudadanos no la ha incluido en los presupuestos de 2020.

Paralelamente, y mientras se concluye esta medida, los camiones cisterna que han operado durante los últimos meses continuarán recogiendo los residuos que las empresas envían al mencionado pozo Costanera I.

Además de estas intervenciones, y según detalló el alcalde, el Ayuntamiento pondrá en marcha durante las próximas semanas otra estación depuradora de aguas domésticas, en este caso la conocida como Costanera II. Esta instalación, construida hace más de una década para hacer frente a un hipotético crecimiento de la urbanización, está siendo equipada para asumir las aguas residuales de los 600 vecinos de este enclave costero del municipio.

Gil dijo ayer que confía en que en veinte días puedan estar funcionando todos estos elementos y, por tanto, se pueda desconectar la red que bombea las aguas residuales industriales del polígono de La Campana hacia el pozo fisurado Costanera I. De esta forma se eliminarían, de forma temporal, los vertidos a la costa. Tres empresas, contratadas de emergencia, trabajan las 24 horas para acelerar el proceso.

En todo caso, el alcalde de El Rosario sostuvo que estas medidas que ya está poniendo en marcha el Ayuntamiento solo resolverán el problema de manera temporal, pues la solución definitiva pasa por construir la mencionada depuradora.

Inspecciones a las empresas


Por otro lado, el alcalde de El Rosario informó del inicio de una batería de inspecciones a las empresas ubicadas en el polígono La Campana. "Hemos tropezado ya con algunas empresas que están incumpliendo y para las que se ha abierto expediente sancionador, y cuyas medidas cautelares serán la paralización de dichas actividades hasta que acrediten la correcta gestión de sus residuos", advirtió.

En este sentido, también comunicó que se ha detectado una treintena de empresas que no tenían el alta de agua y que consumían por encima de los límites recomendados. Sobre todas ellas se ha decretado el corte del suministro hasta que administrativamente pongan al día los expedientes y abonen los consumos que no habían abonado.

Del mismo modo, Escolástico Gil indicó que desde ayer se procedió a notificar 203 requerimientos a las empresas del polígono en las que se solicita información sobre el tipo de actividad que realizan, los sistemas de saneamiento y depuración propios que tengan y si disponen de autorización de vertido o no. "Seremos implacables con quienes no cumplan la normativa", recalcó el primer edil, quien puntualizó también que en el transcurso del pasado fin de semana se habían emitido menos residuos desde el polígono.

Investigación del Seprona

En esta línea, el alcalde de El Rosario dio cuenta de la investigación que inició el Servicio de Protección de la Naturaleza (Seprona) de la Guardia Civil sobre los vertidos realizados al mar y sobre la supuesta autorización que, hace más de una década, se concedió a las empresas de La Campana para que pudieran verter al pozo absorbente de Costanera.

"Actualmente, tenemos conocimiento de que se encuentra en manos de la autoridad judicial, por lo que serán ellos los que esclarezcan y depuren las responsabilidades correspondientes", comentó el alcalde, quien deslizó que entre los elementos hallados en el agua de la costa figura aceite.

Durante su intervención, Escolástico Gil también manifestó "que se han sentido solos durante estas semanas ante un grave problema como el que acontecía y que hubiera requerido de colaboración de las dos principales administraciones canarias: Gobierno regional y Cabildo".

"La emergencia climática, la transición ecológica y la afección a los sistemas naturales se ha dado este último mes en la costa de El Rosario y ha sido decepcionante comprobar el poco compromiso ecologista que existe", sentenció el alcalde.

Mejor no caldear


Por su parte, el presidente del Cabildo de Tenerife, Pedro Martín, no quiso profundizar en las críticas del alcalde de El Rosario, Escolástico Gil, ante los vertidos de aguas industriales procedentes del polígono de La Campana.

"Prefiero no caldear más las cuestiones; estamos para buscar soluciones", comentó, en una rueda de prensa en la que presentó un conjunto de convenios con doce municipios para mejorar el rendimiento de la red de aguas.

Martín, que avanzó que hoy informará sobre la situación, precisó que desde el primer momento se han puesto a disposición del Ayuntamiento para "colaborar" y plantear propuestas, las últimas el pasado viernes en una reunión con el propio alcalde. En la misma línea de colaboración se mostró el regidor de El Rosario: "Tendemos la mano a cualquier administración", afirmó Gil.

El presidente insular insistió en que se trata de un problema "local" del municipio, dado que la depuradora no es comarcal, pero el Cabildo tiene la "vocación y obligación" de ayudar a los municipios, como demuestra la inversión de casi 10 millones de euros en la rehabilitación del polígono o el apoyo para evitar las pérdidas de agua, con El Rosario como uno de los municipios más afectados.

Sin embargo, Escolástico Gil se mostró firme ante la necesidad de que sea el Cabildo el que financie la construcción de la depuradora del polígono, que también daría servicio a otros terrenos industriales ubicados en Santa Cruz y, por lo tanto, con carácter comarcal.

Al respecto, el regidor recordó que el Ayuntamiento puso a disposición del CIATF una parcela de 8.000 metros cuadrados en septiembre de 2018 valorada en un millón y medio de euros.

"Entendemos que los compromisos deben mantenerse y solicitamos al Cabildo que rectifique en su postura y realice la obra para la que se comprometió y para la que un Ayuntamiento como el de El Rosario no tiene capacidad económica", señaló.

Precisamente, el asunto de los vertidos en la costa de El Rosario se abordará hoy en el pleno del Cabildo a través de una moción que presentará Coalición Canaria.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Mapa Coronavirus España

Mapa Coronavirus España