22 de enero de 2020
22.01.2020

Las conclusiones preliminares culpan a Endesa y REE del apagón de septiembre

El consejero Valbuena asegura que un primer informe del Gobierno responsabiliza a ambas empresas, a las que han sido trasladadas estando a la espera de sus alegaciones

21.01.2020 | 19:53
Subestación de Red Eléctrica de España (REE) en el Polígono Industrial de Granadilla de Abona.

El consejero de Transición Ecológica del Gobierno de Canarias, José Antonio Valbuena, aseguró ayer en Radio Club Tenerife que el primer informe derivado de la investigación para determinar las causas y responsabilidades del apagón ocurrido en Tenerife el 29 de septiembre de 2019 permite concluir que Red Eléctrica de España (REE) y Endesa son corresponsables de lo sucedido.

Valbuena Alonso explicó que el expediente se encuentra en el periodo de alegaciones y que el Gobierno de Canarias permanece a la espera de las argumentaciones de las empresas vinculadas a la generación y el transporte eléctrico que operan en la Isla.

Ocurrió el domingo 28 de septiembre del pasado año, cuando la isla de Tenerife se quedó sin luz durante varias horas, algunos municipios del norte de la isla recuperaron el suministro ya bien entrada la noche.

Endesa declinó pronunciarse ayer hasta formalizar la presentación de sus alegaciones, remitiendo al comunicado que emitió al día siguiente del apagón, en el que explicó que se produjo "en instalaciones ajenas a nuestra compañía", afectando a toda la generación que tenía en funcionamiento en ese momento en las centrales de producción de Granadilla (seis grupos que sumaban 253,3 megavatios) y Candelaria (un grupo en la segunda de 20,8 MW). "Las condiciones de red resultaban en esos momentos incompatibles con la generación de energía, lo que condujo a la desconexión total de toda la generación base en funcionamiento en ambas centrales de producción", aclaró Endesa.

Red Eléctrica tampoco se pronunció ayer al respecto, si bien el 30 de septiembre lo atribuyó a un "fallo fortuito" de un transformador de tensión en la subestación de Granadilla. Eduardo Prieto, director de Operación de REE en las Islas, avanzó que "un fallo fortuito como este no debe ser la causa per se para tirar abajo todo un sistema eléctrico como el de Tenerife", por lo que no descartó "elementos adicionales".

Tenerife se quedó sin suministro de energía eléctrica a las 13:11 horas del domingo, 29 de septiembre de 2019, al parar las dos centrales existentes en la Isla (Caletillas y Granadilla de Abona) debido a "un fallo técnico", ocurrido en la subestación Abona, que comparten Red Eléctrica de España (REE) y Endesa, según el Gobierno de Canarias, en el Polígono Industrial de Granadilla. El restablecimiento del servicio comenzó a las 14:50 horas dándose por completado a las 22:15 horas, más de nueve horas después de producirse el cero energético.

Si bien inicialmente el origen parecía estar en una presunta explosión producida en la central eléctrica de Endesa en Caletillas (Candelaria), la compañía -que no registró incidencia alguna en sus instalaciones y colaboró en la resolución del problema- aclaró que ese sonido "se debe al ruido que producen los motores cuando se paralizan a la vez". Fue pasadas tres horas y media, con el 12% del suministro restablecido, cuando Red Eléctrica hizo pública la existencia de una incidencia en la subestación Abona, emplazada en el Polígono Industrial de Granadilla de Abona. El apagón dejó sin luz a casi un millón de personas que residen en Tenerife, que se configuran en 460.000 abonados.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Noticias relacionadas




Mapa Coronavirus España

Mapa Coronavirus España