21 de enero de 2020
21.01.2020

La depuradora de Güímar generará dos piscinas olímpicas de agua de riego al día

La instalación estará terminada a finales de este año y podrá dar servicio a 114.000 habitantes v La comarca contará con la primera planta para tratar vertidos industriales

20.01.2020 | 23:37
Un momento de la visita a la obra de la depuradora del Valle de Güímar.

La Estación Depuradora de Aguas Residuales Urbanas (Edaru) del Valle de Güímar podrá producir cuando esté finalizada 7.000 metros cúbicos de agua regenerada al día, una cantidad que equivale a algo más de dos piscinas olímpicas. Un recurso que se obtendrá después de tratar las aguas residuales que llegarán hasta allí, y que después podrá ser utilizado por los agricultores de la zona para regar sus cultivos, poniendo solución al déficit hídrico que sufre esta comarca de la Isla.

Este será uno de los objetivos que se pretende alcanzar con la puesta en marcha de esta instalación, que ya se está construyendo, y que se prevé que pueda estar acabada a finales de año.

Sin embargo, para que esta depuradora pueda llegar a obtener esta cantidad de agua regenerada es necesario primero acometer las obras necesarias para ampliar la red de saneamiento de la comarca, con el objetivo de que la instalación pueda dar servicio a 114.000 personas.

En concreto, la instalación prevé recoger y tratar las aguas residuales de seis puntos: Costa Sur Candelaria, El Carretón, los cascos de Güímar y Arafo, el Malpaís de Güímar, la Costa Norte de Candelaria y el Puertito de Güímar.

El consejero insular de Desarrollo Sostenible y Lucha contra el Cambio Climático, Javier Rodríguez, explicó ayer que la Edaru será, además, un recurso para el sector primario en forma de agua regenerada de excelente calidad, "sobre todo en una comarca que viene padeciendo un déficit hídrico cada vez más importante debido a las consecuencias del calentamiento global". "Hay que cuidar al máximo en la medida de nuestras posibilidades nuestro recurso más preciado, que es el agua", indicó.

El presidente del Cabildo tinerfeño, Pedro Martín, visitó ayer las obras de la depuradora comarcal de Güímar junto a Rodríguez y el gerente del Consejo Insular de Aguas de Tenerife (CIATF), Javier Davara, que se encargó de detallar a los visitantes, entre los que se encontraban los alcaldes de los tres municipios que se verán beneficiados, los detalles del proyecto.

Martín resaltó que esta obra cuenta con un presupuesto de 12,5 millones de euros y que permitirá "resolver uno de los problemas más importantes del Valle".

El siguiente paso para acabar con el déficit de infraestructuras de depuración en la zona -que incluso ha ocasionado una sanción por parte de la Unión Europea por los vertidos ilegales en esta zona de la Isla- es finalizar la Estación Depuradora de Aguas Residuales Industriales (Edari), que servirá para tratar las aguas que procedan del polígono de Güímar.

El presidente insular detalló que la previsión es que esta instalación, que será la primera planta de estas características en Canarias, pueda estar finalizada en el mes de octubre del próximo año, si se cumplen los plazos previstos.

Ambos proyectos suponen una inversión de 20 millones de euros y con ellos se quiere "cerrar uno de los mayores problemas que ha tenido esta zona", concluyó el presidente. Al mismo tiempo, Martín indicó que el Cabildo seguirá trabajando para poner solución también al sistema de saneamiento y depuración de otras partes de la Isla.

Por su parte, el consejero Javier Rodríguez aseguró que el Cabildo está estudiando el próximo desarrollo de nuevas plantas de depuración de aguas residuales industriales en otras zonas de la Isla. En concreto, el representante insular aseguró que se quieren poner en marcha proyectos similares al de Güímar en los polígonos de La Campana en El Rosario y en el de Granadilla de Abona.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Mapa Coronavirus España

Mapa Coronavirus España