16 de enero de 2020
16.01.2020
ÚLTIMA HORA
Sanidad notifica 37.889 nuevos casos de coronavirus, 3.750 en 24 horas, y 217 muertes más

Una nueva imagen para relanzar 51 pequeñas empresas de Los Realejos

El proyecto municipal Remárcate ofrece renovaciones gratuitas de la imagen corporativa

15.01.2020 | 20:48
Una nueva imagen para relanzar 51 pequeñas empresas de Los Realejos

El Ayuntamiento de Los Realejos se mantiene como un referente en Canarias en las políticas municipales de apoyo a los emprendedores y pequeñas y medianas empresas (Pymes). Gracias a iniciativas como el Cheque Emprendedor, que desde 2012 ha financiado 277 proyectos de autoempleo, con más de 370.000 euros repartidos; 'Local cero', que subvenciona la ocupación de locales vacíos en zonas comerciales del municipio; Adáptate, que apoya la eliminación de barreras arquitectónicas en negocios, o Remárcate, que en sus tres primeros años en marcha ha permitido que 51 comercios y Pymes realejeras hayan podido renovar de forma gratuita su imagen corporativa para lograr ser aún más competitivas.

Desde 2012, el Consistorio realejero ha invertido en el Cheque Emprendedor, Local Cero, Adáptate, Comercios On Line o Remárcate más de 475.000 euros. Una media de 60.000 euros anuales.

La iniciativa Remárcate, de la que ayer hizo balance el grupo de gobierno realejero (PP), ofrece a las empresas que se adhieren al programa una subvención en especie, a través de la Agencia Amidi, que se encarga de diseñar, sin coste para los empresarios, el nuevo manual de imagen corporativa de cada negocio.

Entre las 51 empresas que han renovado su imagen hay peluquerías, tiendas de animales, floristerías, zapaterías, supermercados, autoescuelas o negocios del sector de la moda, entre otras.

Consenso y asesoramiento

Los responsables de Amidi, Alejandro Méndez Perdigón y Ariadna Hernández Hernández, explicaron ayer que su labor se inicia con una charla con los responsables de los negocios que quieren cambiar su imagen. De los deseos del interesado y del asesoramiento de estos profesionales del diseño surgen propuestas adaptadas para que los negocios tengan una identidad e imagen renovadas, y aplicable a todo tipo de formatos, desde cartelería hasta bolsas de papel, tarjetas o camisetas.

La Agencia Amidi S.L. es un proyecto empresarial de dos jóvenes emprendedores y diseñadores de la localidad. A quienes el Ayuntamiento realejero ha dado la oportunidad de atender las demandas que le plantean los propios negocios beneficiarios de la subvención y crear sus nuevas imágenes corporativas.

Desde el año 2017

El Ayuntamiento de Los Realejos impulsó esta novedosa iniciativa a modo de subvención en el año 2017. Y la mantuvo tanto en 2018 como 2019, tres años en los que ha superado el medio centenar de comercios beneficiados y una inversión de casi 47.000 euros. El alcalde de Los Realejos, Manuel Domínguez (PP), y el concejal de Comercio, Adolfo González (PP), acompañados por los responsables de Amidi, destacaron ayer los buenos resultados y la creciente aceptación de esta ayuda, que se repetirá este año.

Los beneficiarios de la subvención tienen acceso, además, a un pequeño itinerario formativo, que les permite adquirir conocimientos para la interpretación y aplicación de los manuales de imagen corporativa, así como avanzar en otras cuestiones como escaparatismo, nuevas tecnologías o comunicación comercial.

Cada establecimiento decide, tras recibir el manual, las líneas de productos o elementos en los que inicia su aplicación. La mayoría opta por la cartelería exterior, como la forma más directa de dar a conocer su cambio de imagen, pero éste también está presente, en algunos casos, en la papelería, los uniformes o la rotulación de los vehículos de empresa.

Está previsto que el próximo mes de febrero se abra una nueva edición de Remárcate, que dispondrá de un presupuesto inicial de 17.000 euros, aunque Adolfo González ya adelantó que si los fondos son insuficientes para atender la demanda, "se aprobará una modificación de crédito para que nadie se quede fuera".

El objetivo del Ayuntamiento realejero es mantener esta línea de ayudas en funcionamiento mientras exista demanda suficiente entre los más de 770 negocios censados en el municipio. Para el alcalde, "la efectividad y repercusión de esta línea de ayudas durante sus tres primeros años obligan a mantenerla".

González recalcó que "se trata de iniciativa pionera en Canarias", que se rige por unas bases propias y que se hace realidad como una subvención "en especie", ya que se presta un servicio cuyo coste asume de forma directa el consistorio.

"Esto permite a los comercios disponer, en la mayoría de los casos, de su primer manual de imagen e identidad corporativa y, de forma habitual, renovar su cartelería a coste cero", añadió el concejal realejero.

Domínguez dijo que gracias a este proyecto se avanza en el objetivo de contar con un tejido comercial realejero "con mejor imagen y más atractivo para los clientes, lo que también supone más empleo y más desarrollo económico para la localidad".

El alcalde insistió en la idea de que "la mejor política social es la creación de empleo" y, a su juicio, con este tipo de ayudas y subvenciones se contribuye a que el municipio de Los Realejos aumente y conserve un tejido empresarial en buen estado.

"Esta iniciativa nos recuerda ese refrán que dice renovarse o morir -explicó Domínguez-, y en estos tres años ha quedado claro, con los números en la mano, que estamos ante una inversión que es rentable para el municipio y para sus empresas, a las que no siempre es fácil hacer ver la necesidad de un cambio en estos tiempos que corren".

En la creciente aceptación de este proyecto ha jugado un papel fundamental la satisfacción de los participantes. "El boca a boca ha sido clave", detalló González, quien destacó que "los negocios se han quedado muy contentos con el resultado y también con el trato y la cercanía de los responsables de elaborar estos manuales de identidad corporativa".

Tres fases de trabajo

El trabajo en Remárcate cuenta con tres fases. La primera es una auditoría o diagnóstico de la situación previa de cada negocio, en el que se estudian aspectos como la historia del negocio, sus objetivos, la imagen existente, si tiene o no tiene logo y si este elemento se está usando de una forma correcta o no. Cada comercio es diferente y tiene unas necesidades específicas que se detectan en este estudio previo.

La segunda fase del trabajo incluye el inicio del asesoramiento y una formación que se imparte en dos charlas, "que permiten a los comerciantes adquirir conocimientos que le permitan proyectar una buena imagen de marca ante el consumidor", indicó Alejandro Méndez. En esta fase también se muestra el nuevo diseño y sus posibles aplicaciones.

La tercera y última fase es la de ejecución y materialización de las propuestas elegidas por los comercios, que disponen de 500 euros para invertir en las propuestas que consideren más oportunas. Lo más habitual en las tres primeras ediciones ha sido la inversión en la catelería exterior, pero otros han apostado por el desarrollo de una página web o la rotulación de los vehículos de la empresa.

Cada negocio recibe, además, el citado manual de imagen e identidad corporativa, que incluye pautas para aplicar de forma correcta ese nuevo diseño, de manera que el comercio proyecte una nueva imagen sólida, unificada y coherente, "que va mucho más allá de un nuevo cartel y que servirá para representarles y definirles mejor", sentenció Ariadna Hernández.

En la edición del año 2019 de Remárcate, el 90% de los comercios eligió, como primera medida, la renovación de la cartelería de las fachadas de sus locales.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Mapa Coronavirus España

Mapa Coronavirus España