08 de enero de 2020
08.01.2020

Más de 4.000 mayores y dependientes esperan por una plaza

El Cabildo aumenta hasta los 160 millones el presupuesto para atender a estas personas con la creación de nuevas camas y la puesta en marcha de más servicios domiciliarios

07.01.2020 | 20:24
Más de 4.000 mayores y dependientes esperan por una plaza
El presidente insula y la consejera de Acción Social

El Cabildo ha incrementado hasta los 160 millones de euros el presupuesto destinado a la atención a los mayores y dependientes de la Isla. El objetivo es tratar de reducir en los próximos años la lista de espera para disponer de una plaza en alguna residencia de Tenerife. En la actualidad, más de 4.000 personas aguardan para poder acceder a una vacante en un centro sociosanitario, tal y comentó ayer la consejera insular de Acción Social, Participación Ciudadana y Diversidad, Marián Franquet, por lo que para el área que dirige este es "el gran reto" al que tendrán que hacer frente durante este mandato.

De esta manera, en el presupuesto para 2020 la partida destinada a mejorar la atención a la dependencia se ha aumentado un 8,8%. Unos fondos a través de los que no solo se trabajará en la tramitación de nuevas residencias y en la aprobación de nuevos conciertos para incrementar el número de plazas disponibles, sino que también se pondrán en marcha otros servicios domiciliarios para facilitar la autonomía de los mayores en sus propios domicilios.

Así lo concretó ayer también el presidente del Cabildo, Pedro Martín, que aunque reconoció que en la actualidad "no es posible buscar una plaza a todas las personas que están en espera", sí se está haciendo todo lo posible por aliviar esta lista y mejorar la calidad de vida de estos mayores y dependientes, poniendo a su disposición recursos que faciliten que puedan permanecer residiendo en sus hogares el mayor tiempo posible.

Por su parte, Franquet detalló que en estos momentos el Cabildo cuenta con suelo y proyectos para la construcción de nuevas residencias; sin embargo, asumió que antes de final de año ninguna podrá estar finalizada. Lo que sí esta previsto es que puedan abrirse nuevas plazas sociosanitarias en los centros de Guía de Isora, La Victoria o Garachico, que están en obras, y también en el Hospital del Sur.

La responsable insular señaló que en este presupuesto -el primero elaborado por el gobierno conformado por el PSOE y Cs-, se ha cuidado que las cuentas sean "realistas" y solo se ha incluido lo que verdaderamente se va a ejecutar. Por eso, en 2020 solo contará con 13 millones del Convenio de Infraestructuras Sociosanitarias procedentes del Gobierno de Canarias.

Al margen de la creación de nuevos centros y teniendo en cuenta los plazos que se barajan para poder tenerlos en funcionamiento, la consejería trabaja para poder ampliar el número de plazas en 2020 a través de otras fórmulas como la ampliación de las plazas concertadas en centros privados.

Al mismo tiempo, el Cabildo también impulsará este año el Anillo insular de Políticas Sociales, que contará con un presupuesto de 3,4 millones, con el que se vertebrarán recursos para favorecer la autonomía de estas personas en sus propios domicilios y también para apoyar a sus familias.

Además de los objetivos para abordar la atención a la dependencia, el presidente insular y la consejera de Acción Social desgranaron ayer también las principales líneas del presupuesto del área para este año. Unas cuentas que ascienden a 212 millones de euros, 20 más que el año anterior. Unos fondos que se dividen en los diferentes departamentos del área.

Intervención Social. Los presupuestos incluyen 3,1 millones en este apartado, lo que supone un aumento del 34%. Dentro de esta área se encuentra el desarrollo del programa Ansina, sobre el que Franquet insistió en que solo se ha realizado "un ligero recorte" al suprimir los gastos "de lo que se conocía como fiestas de la mortadela". La consejera quiere cambiar la gestión de este programa donde afirma que hasta ahora "se había trabajado a golpe de impulso sin ninguna evaluación". Bajo su punto de vista, debe continuar ofreciendo actividades de ocio, pero también trabajar en otras cuestiones como la lucha contra la soledad y la mejora de la calidad de vida del colectivo. El área también mantendrá el proyecto Turismo Social y pondrá en marcha uno nuevo que ofrecerá viajes a personas con algún tipo de dependencia.

Infancia y Familia. Esta unidad verá incrementado su presupuesto en 5,4 millones, que irán a parar en su mayor parte a la atención a menores inmigrantes no acompañados. En la actualidad, el Cabildo atiende a 103 menores extranjeros que han llegado a Tenerife sin sus padres y también tutela a 291 niños y niñas de la Isla.

Servicios Centrales. Esta área incluye la realización de dos convenios de empleo: Noemiass, que asesora a jóvenes que buscan su primer trabajo; e Inforemiass, que atiende a personas con riesgo de exclusión social en la búsqueda de empleo. En este apartado también se incluyen 1,4 millones que irán destinados a otorgar ayudas para la adecuación de locales.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook