06 de enero de 2020
06.01.2020

El Cabildo pide a Red Eléctrica que precise su proyecto para la central de Los Silos

Javier Rodríguez exige a REE que elabore el anteproyecto de la instalación hidroeléctrica de la Isla Baja al mismo nivel que la alternativa de Güímar "para poder tomar una decisión"

05.01.2020 | 22:54
El desnivel entre Erjos, en las medianías de El Tanque, y Sibora, en la costa de Los Silos, es clave para la posible central hidroeléctrica.

El consejero el Área de Desarrollo Sostenible y Lucha contra el Cambio Climático del Cabildo de Tenerife, Javier Rodríguez Medina (PSOE), solicita a Red Eléctrica de España (REE) que concrete más y desarrolle técnicamente el proyecto de la posible central hidroeléctrica reversible o de salto entre El Tanque y Los Silos, ya que en la actualidad su departamento sólo cuenta con un anteproyecto referido a la alternativa de Güímar. Estas dos son, a juicio del responsable insular, las que cuentan con más posibilidades de desarrollo.

"Para poder tomar una decisión, con todo el abanico de posibilidades, necesitamos tener ambas propuestas con el mismo grado de madurez. Por eso hemos solicitado a REE que la alternativa de El Tanque y Los Silos se presente en el mismo formato, como anteproyecto, que el sistema de Güímar. Y que se haga lo antes posible". El Cabildo espera contar con los documentos técnicos necesarios para poder tomar una decisión antes de que termine el año 2020.

Rodríguez aclara que desde el Consejo Insular de Aguas de Tenerife (CIATF) se considera necesaria esta importante inversión en una central hidroeléctrica reversible, como herramienta para diversificar el sistema insular.

"El Plan Hidrológico Insular prevé 24 alternativas para la posible ubicación de una central de este tipo y, dentro de esas 24, hay dos que son las propuestas pata negra, las más atractivas y adecuadas para una gran inversión de este tipo: el sistema entre El Tanque y Los Silos, y el de Güímar".

"El caso de la Isla Baja, su punto favorable es que ofrece una mayor diferencia de cota y eso permite una mayor generación de energía eléctrica. En el apartado negativo se destaca que los corredores energéticos insulares no pasan por allí y habría que habilitarlos", advierte el consejero.

En el caso de Güímar, "los corredores energéticos sí pasan por la zona, donde ya existen los tendidos necesarios para trasladar la energía eléctrica al resto de la Isla a través de la autopista del Sur (TF-1). En el apartado negativo, la diferencia de cota no es tan grande como en el caso de la Isla Baja".

Extracción ilegal de áridos

Además, en Güímar existen los grandes desmontes de las extracciones ilegales de áridos, que podrían reconvertirse en algunos de los depósitos de agua necesarios para este tipo de central generadora de energía. "Esas oquedades de Güímar se podrían aprovechar", reconoce el consejero.

"En estos momentos sólo tenemos anteproyecto para la alternativa de Güímar, por lo que hemos pedido a REE que pase de la fase conceptual de la Isla Baja y concrete aún más la propuesta técnica, ya que es imprescindible para poder tomar un decisión", insiste el responsable insular del CIATF.

Según Javier Rodríguez, "en estos momentos tanto Güímar como la Isla Baja cuentan con las mismas posibilidades. Cada uno de los dos sistemas tiene bondades y dificultades". "La central hidroeléctrica es una iniciativa interesante y necesaria para la Isla, pero no algo prioritario ni exclusivo, ya que la apuesta debe ser por impulsar un sistema energético más robusto, con una mayor amplitud y diversidad en renovables", detalló.

A su juicio, "resulta muy necesario robustecer el sistema energético insular. Eso es una obviedad, pero en ese trabajo pendiente tienen que jugar un papel destacadísimo las energías renovables. Todo debe pasar por robustecer y aumentar la penetración de este tipo de energías, fundamentalmente sistemas fotovoltaicos".

El consejero reconoce que "todo tiene sus pros y sus contras, también las plantas fotovoltaicas, ya que consumen territorio", así que la apuesta es por impulsar "un mix" de fuentes de energía en el que tendrían cabida tanto la central hidroeléctrica como esas plantas de captación de energía del sol.

El funcionamiento

Una central hidroeléctrica reversible es una instalación de almacenamiento de energía que cuenta con dos embalses de agua, situados a cotas diferentes. Este tipo de centrales puede funcionar en dos modos: bombeo o turbinación. El modo bombeo consiste en que el agua se lleva desde el embalse inferior hasta el superior utilizando energía eléctrica de la red, por ejemplo los excedentes de las renovables por la noche, que queda almacenada en forma de energía potencial en el embalse superior. Este modo se activa en los periodos de menor consumo eléctrico, generalmente en las horas de madrugada.

En el modo turbinación el orden se invierte. El agua va del embalse superior al inferior, devolviendo a la red la energía en los horarios de mayor consumo. El agua almacenada en el embalse superior circula por la tubería forzada hasta el embalse inferior, accionando las turbinas de la central e integrando en el sistema la energía renovable acumulada.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook