04 de enero de 2020
04.01.2020

Ilusión para la inclusión: una guía de juguetes accesibles

Fundación ONCE orienta en estas fechas desde el portal Discapnet.es

03.01.2020 | 22:41
Niños con discapacidad visual durante un juego de mesa.

José Domingo Méndez

Santa cruz de tenerife

"El juguete para un niño con capacidades diferentes debe tener siempre el mismo objetivo que con cualquier otro niño". Es la conclusión de Fundación ONCE en este período de regalos a los más pequeños. A través del portal Discapnet.es, quiere ayudar a escoger los que más se adapten a las necesidades. En este sentido, "se consideran juguetes accesibles y adaptados aquellos a los que se les ha hecho alguna modificación física que hace más fácil su uso". Esta Navidad, la página web ha optado por "hacer un especial que resume la guía para que sea más fácil localizar ese juguete que se busca para ese niño o niña tan especial. Decimos especial porque no hay un niño que sea distinto; todos son especiales".

Para discapacidad visual "los juguetes deben ser manejables y de fácil uso, ya que los niños los van a conocer a través de otro de sus sentidos como el tacto o el oído. Se recomiendan aquellos con los que el niño pueda acceder sin problemas, algunos pueden enseñarles el lenguaje de braille y con otros desarrollar sus tareas cotidianas y estimular su capacidad sensorial". Ejemplos son el kit sensorial táctil, la maleta de percusión, los peluches de animales animados o la Barbie Spy Squad Ken Doll, o sea, el muñeco Ken de Barbie, con gafas adaptadas.

Para discapacidad cognitiva "existen libros de estimulación de diferentes niveles de dificultad con los cuales poder estimular las funciones del niño y mejorar la independencia en ellos. Hay juegos que ayudan a estimular el lenguaje cuya actividad a través de la repetición verbal, la asociación de objetos y razonamiento hacen que vaya aprendiendo a través del juego".

Para la discapacidad auditiva "una buena elección de ocio es la estimulación a través de la musicoterapia. Esta se utiliza para fines terapéuticos y con ella se trabajan habilidades sociales. Mejora entre otras cosas la motricidad y favorece la expresión de las emociones del niño. Cascabeles y objetos musicales, figuras con sonidos u otros juegos adaptados a la discapacidad auditiva pueden ser las muñecas o los circuitos de carreras adaptadas".

Para la discapacidad física, "una buena idea es regalar un juego o juguete que divierta al niño y pueda ir aprendiendo de una manera ingeniosa a través de él". Como ejemplos, kit bola de espejos, Monster High o Lego Fun in the Park. En este cabe destacar una minifigura de Lego con un joven en silla de ruedas que giran.

Además existen múltiples juegos educativos "para todos" con los que los críos "aprenden aptitudes que mejorar su enseñanza. Por ejemplo, educar en valores, la autoestima, aprender a comer, cuidar el medio ambiente, juegos de asociación, del lenguaje y muchos más".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook