El alcalde de Güímar, Airam Puerta, declaró ayer la emergencia de la obra de protección y estabilización del talud de Santa Lucía. La finalidad de esta medida es acelerar el procedimiento para que los trabajos sean adjudicados con rapidez y puedan materializarse con celeridad. El propósito final es que los vecinos de las viviendas en "riesgo inmediato" por desprendimientos puedan habitar en ellas con total seguridad.

Airam Puerta explicó ayer que la declaración de emergencia "es una gran noticia para mí y para los afectados", teniendo en cuenta que "con ello acortamos el tiempo que se requiere para cumplimentar el procedimiento administrativo previo al inicio de la obra, que es lo que todos queremos ver".

Aunque inicialmente la declaración de emergencia afectaría solo al margen Norte de Santa Lucía, "logramos incluir a todo el ámbito susceptible de verse afectado por un desprendimiento, con la salvedad del interior de la cueva". El coste aproximado es de 600.000 euros para acometer la mayor parte de la actuación, excluyendo, de momento, el interior de la cueva por razones técnicas aún sin resolver. El Cabildo aportará 400.000, según el compromiso adquirido.

Puerta aclaró que en ese presupuesto provisional no está incluida la actuación que se requiere para asegurar la cueva, toda vez que "sus condiciones precisan de un estudio y proyecto muy particulares para cuya elaboración debemos acudir al exterior". El regidor güimarero explicó que los trabajos consisten en "cuatro obras diferencias". Una se corresponde con la zona de afección de dominio público marítimo-terrestre, que requiere un proyecto "ya redactado"; otro para la zona Sur de Santa Lucía, "que se encuentra en área de servidumbre de dominio público", y otros dos "para la visera o dintel de la caverna (su parte exterior). El cuarto afecta al interior de la cueva, que precisa de un proyecto singular y determinar tanto el coste de su redacción como de su ejecución. La mayor parte de los trabajos a realizar en el talud de Santa Lucía afectan a espacios incluidos en zona de servidumbre de protección, encontrándose otra parte menor en dominio público marítimo-terrestre. Mañana, el gobierno local comunicará la declaración de emergencia a la Demarcación de Costas y a la Consejería regional de Política Teritorial.