La edil de Atención Social en Santa Cruz, la socialista Marta Arocha, calificó de "incompresible", ayer durante la Comisión de Control y a raíz de una comparecencia solicitada por el exalcalde nacionalista José Manuel Bermúdez, que el Ayuntamiento esté pagando a Visocan, empresa del Gobierno canario, casi 300.000 euros en alquileres por las viviendas de Añaza que se compraron al Santander. Arocha solicitará al Ejecutivo que los pisos "pasen a promoción pública". E.