30 de noviembre de 2019
30.11.2019
x
Patrocinador flotante comprobar

Bodegas Presas Ocampo, vino artesanal de calidad

Las cualidades de autenticidad, mineralidad, clima y suelo de Tenerife son algunos de los principales secretos del éxito de esta empresa

30.11.2019 | 02:31
Bodegas Presas Ocampo, vino artesanal de calidad

La Bodega Presas Ocampo es una de las más reconocidas en la Isla de Tenerife. Esto es así gracias a la gran labor llevada a cabo por el empresario Domingo López Arvelo, natural de Tacoronte, que tras muchos años dedicados a los negocios, sintió la necesidad de volver a sus orígenes, a aquellos años donde aprendió a cuidar y respetar la tierra de la mano de su padre, viticultor, al igual que su abuelo y su bisabuelo.

Así, Domingo López, desde su niñez, estuvo rodeado de la cultura del vino. Las duras labores, completamente artesanales, en las frías mañanas tacoronteras, amenizadas por los sorbos de vino, fruto de la tierra y de tanta dedicación durante todo el año, se veían recompensadas. Es por ello que esos recuerdos, el apego a la tierra y, como no, a las tradiciones, han llevado a que Domingo vuelva a sus orígenes, a una actividad que tanto le ha marcado y que le vincula a su padre, a la tierra y al vino.

De este modo, teniendo conocimientos de la elaboración tradicional, de las variedades locales y con el añadido de los adelantos tecnológicos puso en marcha la que hoy es una de las bodegas más modernas de Canarias con el objetivo principal de obtener el vino que recuerde al de antaño.

Para ello, la Bodega Presas Ocampo cuenta con 140.000 metros cuadrados de viña, cultivados a una cota de 325 metros de media, a lo que hay que añadir que adquieren uva a una media de 30 viticultores. La vendimia la llevan a cabo entre septiembre y octubre, mediante procedimientos totalmente naturales, recolectando unos 200.000 kilos de uvas, lo que lleva a una producción media de unos 136.000 litros al año.

La preparación de ese rico manjar se confecciona en una gran nave, que alberga la sala de elaboración, la sala de barricas, el tren de embotellado, el almacén, la sala de catas y las oficinas. A esto hay que añadirle toda la maquinaria necesaria para la elaboración del vino y el tratamiento que la tierra necesita. En cuanto a los trabajadores, en la actualidad la plantilla de la bodega está formada por nueve personas: un gerente, un enólogo, el personal de administración, dos comerciales con dilatada experiencia y formación en ventas, un repartidor, dos peones de finca y otro operario, que colabora en algunos procedimientos llevados a cabo en la bodega, como, por ejemplo, en los embotellados.

El fruto de este trabajo lleva consigo la creación de Presas Ocampo, un vino hecho en su mayoría con varietales autóctonos, uva listan negro, unida a la uva negramoll y alguna otra variedad, pero en cantidades pequeñas, cosechadas en el mes de septiembre y octubre. Gracias a este proceso, se obtiene un vino rojo granate, con tonos violáceos, azulados y picota. A su vez, es de buena lágrima, de capa media, limpio y brillante. Su bouquet es limpio y posee ricos aromas primarios, propios de la variedad de listan negro. En la boca, sobresalen los tonos florales y minerales. Su postgusto es delicioso y recuerda los aromas varietales. En sí, es un vino limpio, redondo y elegante.

Bodega Presas Ocampo está incluido en todos los sectores del mercado: alimentación, hostelería, restauración y exportación, tanto a la península como al extranjero. Sus productos llegan precedidos de los mejores premios obtenidos en el Archipiélago, como el Alhóndiga y el Agro Canarias, además de los logrados en países como Francia e Italia.

El gerente de la empresa, Esteban Reyes, indica que la evolución de la bodega ha sido muy positiva desde sus inicios, con una gran progresión en la elaboración de sus vinos utilizando medios técnicos vanguardistas pero, sobre todo, respetando mucho la uva y el suelo.

En todos estos años, Bodega Presas Ocampo ha cosechado numerosos reconocimientos a sus vinos a nivel local, nacional e internacional, llegando a obtener una Medalla de Plata en el concurso Vinalies International con nuestro Maceración Carbónica.

Algunos de los grandes logros de estos años de Bodega Presas Ocampo han sido el salto evolutivo de elaborar vinos prácticamente en garajes a los medios modernos existentes hoy día; la edificación de la estructura actual de la bodega para poder continuar con el crecimiento y desarrollo de la marca, así como la profesionalización de la gestión, con lo que se ha podido dar el salto cualitativo necesario en la distribución de sus vinos.

Maceraciones carbónicas


Asimismo, Bodega Presas Ocampo resulta muy conocido por sus Maceraciones Carbónicas, aunque pero también cuentan con otros vinos que le están dando a la empresa muchas alegrías como, por ejemplo, el Vendimia Seleccionada, Viñedos Propios o Blanco Seco y Afrutado. Entre todos ellos, uno de los más preferidos por la casa es Presas Ocampo Vendimia Seleccionada.

"Si tuviera que definirlos de una manera sencilla y rápida diría que son vinos honestos" manifiesta Esteban Reyes, quien puntualiza que "hay muy buenas empresas en este sector, así que hacemos lo que podemos con mucha profesionalidad y con vocación de servicio. Esta es una de nuestras grandes fortalezas que tenemos gracias al gran equipo humano que compone Presas Ocampo". Esteban Reyes manifiesta que "estoy convencido de que el vino perfecto existe, y no es otro que el que más nos guste. Y para mí, el elemento principal que debe tener es la emoción que se siente al tomarlo comprendiendo todo el trabajo que tiene que pasar hasta llegar a la botella".

Uno de los secretos del éxito de Bodega Presas Ocampo está vinculado al entorno. De este modo, las cualidades de autenticidad, mineralidad, clima y suelo existente en Tenerife, además del tipo de viticultura que se realiza, denominada heroica por la orografía en la que se desarrolla, y el enorme esfuerzo que realizan las personas que la cultivan.

Asimismo, manifiesta que "estoy convencido de que el vino perfecto existe, y no es otro que el que más nos guste. Y para mí, el elemento principal que debe tener es la emoción que se siente al tomarlo comprendiendo todo el trabajo que tiene que pasar hasta llegar a la botella".

Atrás quedan los años de crisis económica donde todos los sectores estuvieron afectados, y el campo no podía escapar a esto, siendo además la materia principal para poder hacer vino, es decir, la uva. En este sentido, lo que hizo Bodega Presas Ocampo fue simplemente adaptarse a la circunstancias y acometer economías de escala para poder subsistir, además de posicionarse en todos los mercados posibles para generar esa masa crítica que les permitiera seguir con la actividad.

Los objetivos de Bodega Presas Ocampo para los próximos años son lograr una mayor internacionalización de sus vinos, consolidar el mercado local y proporcionar al mercado un vino que emocione y no deje indiferente.

Con todo ello, pretenden expandirse, para que el mundo pueda degustar ese magnífico caviar bebido.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Mapa Coronavirus España

Mapa Coronavirus España