07 de noviembre de 2019
07.11.2019
Arafo

Una obra pública en Arafo causa malestar entre vecinos y comerciantes

Se trata de dotar a La Hidalga de una red de pluviales para evitar daños por las lluvias, pero los trabajos en el punto actual empezaron sin previo aviso cerrando un carril de la TF-28

06.11.2019 | 22:05
Estado de la obra para instalar la red de pluviales en la TF-28 al paso por Arafo, ayer.

El cierre del carril de la carretera general del Sur que discurre hacia Güímar, desde la intersección que conecta esta vía con el casco urbano de Arafo hasta San Francisco Javier, genera malestar entre vecinos, comerciantes y autoridades municipales. La aplicación de esta medida "sin previo viso" obligó a los residentes en este tramo de la TF-28, al paso por la localidad de La Hidalga, a realizar un recorrido de varios kilómetros para poder llegar a sus viviendas.

Juan Ramón Martín, alcalde arafero, explica que la actuación que realiza el Consejo Insular de Aguas (CIATF) "es muy importante por necesaria, ya que pretende subsanar las graves inundaciones que por agua de lluvia se producen en calles como Heliodoro Rodríguez Coello y Fray Anselmo Núñez, así como en negocios situados en el entorno de la TF-28".

El regidor admite que toda obra genera dificultades, "pero entiendo que tenemos que hacer un esfuerzo para minimizarlas, sobre todo cuando afecta a los vecinos". De hecho, justifica el cierre del carril de la carretera del Sur argumentando las dimensiones de la tubería a instalar y la existencia de motivos de seguridad.

Con la finalidad de corregir los efectos negativos que sobre la población afectada está teniendo la ejecución de esta red de pluviales, Ayuntamiento de Arafo y Cabildo de Tenerife mantuvieron ayer un encuentro para analizar alternativas. El regidor se muestra satisfecho del resultado de la misma, puesto que concluyó pactando "facilitar a los vecinos de Residencial Golpa el acceso a sus viviendas permitiendo el giro hacia la urbanización desde el carril que permanece operativo en sentido Güímar-Arafo". De ello también se benefician varios comercios emplazados en este entorno.

En todo momento, el alcalde de Arafo expresó "nuestra petición de disculpas a la población afectada, que ha reaccionado de forma constructiva y colaborando".

Juan Ramón Martín advierte de que "será necesario tener en cuenta que en las actuaciones futuras hemos de mejorar la comunicación interadministrativa y con los afectados". Lo señala porque la fase siguiente de esta obra alcanza hasta la intersección de la TF-28 con la TF-281, que conecta la carretera general del Sur con la autopista por el enlace del Polígono Industrial Valle de Güímar.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook