04 de noviembre de 2019
04.11.2019

La Isla abrirá por primera vez una oficina de turismo en Nueva York

El consejero responsable del área quiere incrementar los visitantes procedentes de este mercado | Solo el año pasado más de 22.000 americanos pasaron sus vacaciones en Tenerife

04.11.2019 | 02:00
El consejero insular de Planificación del Territorio, Patrimonio Histórico y Turismo, José Gregorio Martín Plata.

Turismo de Tenerife, organismo dependiente del Cabildo insular, abrirá por primera vez una oficina en la ciudad de Nueva York con el objetivo de promocionar el destino en el mercado americano. La apertura de esta oficina de representación en Estados Unidos se realizará a través de la empresa MMGY GLOBAL LLC, a la que la Institución tinerfeña ha adjudicado por un valor de 200.000 euros la gestión durante tres meses de esta instalación.

El consejero insular de Planificación del Territorio, Patrimonio Histórico y Turismo, José Gregorio Martín Plata, ratifica su intención de potenciar la promoción de Tenerife como destino turístico en el continente americano. Para ello su intención es ir "avanzando de manera más eficaz en la captación de plazas aéreas con el mercado estadounidense".

Solo en 2018 llegaron a la Isla un total de 22.692 turistas americanos. Sin embargo, hasta agosto de este año ya se habían trasladado a Tenerife a pasar sus vacaciones 18.000 visitantes procedentes de este mercado, lo que hace prever que en 2019 se incrementarán las cifras totales. Unos números que para Martín Plata son "causa más que justificada para llevar a cabo la contratación de esa oficina".

El consejero explica que Tenerife tiene en un muy pocos kilómetros cuadrados atractivos que los turistas norteamericanos encuentran en su propio continente, pero en lugares muy diferentes. "Para ir a la playa pueden ir a Hawái, pero para ver naturaleza se van hasta Costa Rica", en Tenerife puede encontrarlo todo", valora.

Aunque Martín Plata expone que la principal prioridad del Cabildo es recuperar las conexiones perdidas con los mercados tradicionales, no se descarta trabajar para atraer a otro tipo de visitantes como el norteamericano. "Es un turismo que queremos, de alto nivel adquisitivo, que aunque no venga en grandes cantidades puede aportar mucho valor al destino", señala.

El Cabildo tinerfeño tratará de cerrar los últimos flecos de la apertura de esta nueva oficina de turismo en la World Travel Market, donde el personal de Turismo de Tenerife se reunirá con los responsables de la empresa que se encargará de gestionar esta instalación, que ya han visitado previamente la Isla.

A nivel promocional, Estados Unidos y Canadá se consideran un mismo mercado, por lo que las acciones promocionales se dirigirán a estos dos países con el objetivo de aumentar el número de visitantes estadounidenses y canadienses a Tenerife.

Entre los objetivos de esta nueva oficina estará potenciar la presencia de Tenerife en los medios de comunicación, para que a los potenciales turistas les llegue información de la Isla no solo a través de medios de la industria turística.

La oficina intentará a través de campañas de branding que Tenerife "esté de moda y marque tendencias", al mismo tiempo que se desarrollarán acciones promocionales con empresas del segmento Premium para convertir a la Isla en un destino aspiracional.

La campaña también tratará de vender la amplia oferta con la que cuenta el destino, así como promocionar los nuevos productos.

Perfil del turista americano

Los turistas americanos tienen un perfil determinado que lo convierte en un visitante muy apetecible para el destino. Si se tienen en cuenta los datos de los que llegaron en 2018, el turista americano que visita la Isla tiene de media 40 años, siendo uno de los más jóvenes. Suele alojarse, en su gran mayoría, en hoteles de cinco o cuatro estrellas . Además, su gasto medio total es un 47% superior al de la media, generado por un coste más elevado de los vuelos, que supone para este mercado aproximadamente el doble del coste medio del visitante de Tenerife.

Su gasto alojativo es también alto, siendo 1,5 veces superior al de la media de visitantes. Y el gasto que realiza en destino supera al del promedio de visitantes, destacando, además del alojamiento, el gasto en restauración, compras, así como en gastos en parques de ocio, actividades deportivas o alquiler de coche.

El turista estadounidense es además muy activo. Visita los lugares de interés turístico de la Isla y practica actividades durante su estancia, tanto deportivas como de ocio. Entre las actividades deportivas, el senderismo es la que más realizan, aunque durante 2018 también fueron relevantes otras como el golf, parapente o las rutas a caballo.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook