El Gobierno de Canarias, a través del Fondo Canario de Financiación Municipal, ha sancionado al Ayuntamiento de Los Realejos con penalizaciones que suman 663.377 euros entre 2014 y 2018 por su baja presión fiscal. El alcalde realejero y diputado regional Manuel Domínguez mostró ayer públicamente su indignación, preocupación y enfado por lo que considera una injusticia: "El Gobierno de Canarias castiga a un ayuntamiento que está saneado simplemente por cobrar menos impuestos a los vecinos".

Domínguez detalló que entre 2014 y 2018, su ayuntamiento ha dejado de percibir entre 151.589 euros y 192.913 euros anuales de fondos regionales que le correspondían "porque cobramos menos impuestos que otros municipios que están en peor situación económica", lamentó.

El mandatario norteño anunció que impulsará a través del Parlamento de Canarias una modificación puntual del artículo de la ley 3/1999 del Fondo Canario de Financiación Municipal que justifica que se retire dinero a algunos ayuntamientos "porque no quieren meter más la mano en el bolsillo de sus vecinos".

La sanción correspondiente al año 2018 supondrá una merma de 192.913 euros del presupuesto porque el municipio vuelve a estar notablemente por debajo de la presión fiscal media de las localidades de las islas, lo que Domínguez considera "un nuevo atropello a la economía municipal por hacer una buena gestión económica y tener impuestos más bajos que otros".

A su juicio, resulta "curioso" que el Fondo Canario de Financiación Municipal "beneficie a los municipios tuvieron que someterse a planes de ajuste por incumplir la estabilidad presupuestaria y optaron por subir impuestos para ir equilibrando su balanza; mientras que los que hicieron bien la labor económica y en siete años han logrado elevar el presupuesto y llevar a cero la deuda, nos encontramos con una nueva penalización por no haber tocado los bolsillos a los ciudadanos".

"Nos ponen en una encrucijada ante 2020: seguir perdiendo dinero o subir impuestos, pero tampoco queda claro cuánto habría que subirlos porque la media de Canarias solo se calcula a año vencido y eso es lo que marca donde está el límite de la penalización", criticó el alcalde, quien teme una nueva penalización al cierre del ejercicio de 2019 "porque otros suban impuestos".

Cuatro años de sanciones

Domínguez detalló ayer que el Ayuntamiento de Los Realejos ha sufrido cuatro años de penalizaciones del Fondo Canario de Financiación Municipal entre 2014 y 2018. La primera vez, en 2014, el Gobierno canario quitó al municipio 151.589 euros por sus bajos impuestos; en 2015 le retiraron 157.071 euros; en 2016 fueron 161.803 euros, y en 2018 esa cantidad sube hasta 192.913 euros. En 2017, Los Realejos cumplió porque otros ayuntamiento bajaron su presión fiscal.