La madre del joven fallecido en el Puerto de la Cruz el pasado 5 de octubre, Natalia González, inicia una campaña para pedir firmas en chango.org para que haya una base de Salvamento Marítimo efectiva en el Norte de Tenerife.

González relata en su argumentación para solicitar las rúbricas todo lo acontecido desde que su hijo cayera al mar hasta la últilma respuesta del Gobierno de Canarias, en la que se avalaba la actuación del personal de rescate.

Así, explica que al llegar a Puerto de la Cruz, localidad donde se produjeron los hechos, encontró "a lo lejos un helicóptero del GES sobrevolando la vista de Martianez, y en la explanada del muelle del Puerto De la Cruz a un policía local y una ambulancia". "Pedí explicaciones y me dijeron que habían hecho todo lo que podían, yo pedí urgentemente hablar con la chica que acompañaba a mi hijo y a la vez ella venía hacia mí angustiada para contarme entre llantos lo que había sucedido".

La madre del joven asegura que preguntó a los agentes por los medios que estaban actuando, a lo que obtuvo por respuesta "un helicóptero". "Le grité preguntando que me dijera los medios marítimos y terrestres que habían y no me respondió por lo que me quedó claro que no había nada; angustiosa marqué el número de teléfono de una persona a la que conozco y sabe mucho de seguridad, gritándole le pedí ayuda y socorro que no habían medios actuando, él respondió rápidamente y envió a otra persona conmigo al lugar donde me encontraba", relata Natalia González, quien añade que en ese momento aparecieron los medios marítimos, terrestres y aéreos, el ejército y voluntarios.

La mujer recuerda que el lunes siguiente, antes de que apareciera el cuerpo del joven militar, aprovechó la llamada de la Policía Nacional para tomarle declaración para "poner la primera denuncia" de lo que entiende que "era un cúmulo de falta de recursos y respuesta a un accidente en el mar". "Se vivieron tres días de absoluta angustia de búsqueda desde el sábado", explica González antes de comentar que la novia de su hijo, que estaba presente en ese momento, pudo contar lo que había ocurrido, un relato que la madre del fallecido decidió colgar en su perfil de Facebook.

"A causa de este vídeo en el Gobierno de Canarias deciden publicar en medios de comunicación que abren una investigación interna para saber lo ocurrido la cual cierran al par de días y a través de los medios de comunicación me informan que no hay anomalías, deficiencias ni errores en el rescate de mi hijo", denuncia la mujer, que asegura qe ha emprendido todas las acciones legales correspondientes.

"Lo que es evidente y contrastado es que a día de hoy no existe un servicio oficial de salvamento por el mar, es decir, oficialmente en el norte de la isla no pueden salir ni motos de agua ni barcos ni personal cualificado, no existe ese servicio y si ocurriera es totalmente voluntario. A esta pregunta oficialmente no hay respuesta y cada día a través de mis redes sociales, ya que es por lo único que se estimulan a responder, lanzo mensajes a mi hijo con el fin de que tengamos respuesta y soluciones", concluye Natalia González para sostener su petición en la plataforma digital.

"Mi hijo, Ale. No volverá a la vida, eso ya lo sé, pero posiblemente evitaremos entre todos que tú mañana pases por esto", admite.

En la petición, la madre del joven fallecido confía en llegar hasta el Parlmento de Canarias para "pedir respuestas y soluciones oficiales". Preguntas como ¿qué medios oficiales existen actualmente oficializados para rescates marítimos con medios del mar [barco y moto] personal equipado y formado? o ¿qué plan B hay para mejorar lo existente y qué medidas se van a llevar a cabo para garantizar estas mejoras y durante cuántos años queda garantizado? son las que González confía en que garantizarán que "nunca se olvide que un chico de 23 años perdió la vida en las condiciones que la perdió mi hijo".