19 de octubre de 2019
19.10.2019

Tenerife gana 307.000 plazas aéreas perdidas al quebrar Thomas Cook

Las negociaciones del Cabildo logran que ocho compañías suplan más del 50% de los asientos que estaban programados para esta temporada de invierno antes del cierre del turoperador británico

19.10.2019 | 04:20
El presidente insular, Pedro Martín y el consejero de Turismo del Cabildo, José Gregorio Martín Plata.

Tenerife ha logrado recuperar más de 307.000 plazas aéreas para esta temporada de invierno, que se habían puesto en riesgo tras la quiebra del turoperador británico Thomas Cook. Así lo anunció ayer el presidente del Cabildo tinerfeño, Pedro Martín, quien aseguró que son el resultado de varios meses de negociaciones por parte del área de Turismo de la Institución insular, que comenzaron después de que Ryanair anunciara su intención de cerrar sus bases en Canarias y que se intensificaron con la desaparición de Thomas Cook.

En concreto, estas 307.678 plazas aéreas representan más del 50% de las que se perdieron para esta temporada de invierno por esta crisis de conectividad. Por eso, Martín aseguró que se seguirá trabajando para recuperar todavía más asientos antes de final de año.

Por ahora, serán ocho las aerolíneas que suplirán estas plazas perdidas. El consejero insular de Planificación del Territorio, Patrimonio Histórico y Turismo, José Gregorio Martín Plata, detalló que la aerolínea Jet2 estrenará nuevas rutas con Mánchester, Birmingham y Glasgow, que suman 89.000 plazas, Vueling aportará 100.000 asientos, mientras que Wizz Air inaugura una línea desde Lutton a Tenerife Sur con alrededor de 30.000 pasajes. Además, esta última aerolínea también operará una ruta con Varsovia pero en la temporada de verano.

La compañía easyJet estrena una nueva línea desde Burdeos y aumenta sus plazas en las rutas con Reino Unido que suman 36.000 asientos. Por su parte, British Airways incrementa 8.000 plazas, Volotea suma 4.000 plazas en una nueva línea desde Toulouse y hay que añadir otros 24.000 nuevos pasajes para volar a Tenerife que ha puesto a disposición Iberia para esta temporada.

Martín Plata también indicó que a pesar de que Ryanair ha apuntado a la baja rentabilidad de sus rutas a Canarias como una de las razones para cerrar su base en la Isla, la aerolínea ha incrementado en más de 8.000 sus plazas para volar a Tenerife tras el cierre de Thomas Cook.

El consejero insular afirmó que "estamos a mitad de camino", ya que se seguirán celebrando reuniones con turoperadores para obtener nuevas rutas. Asimismo, también se llevará a cabo un mayor esfuerzo en campañas de promoción para tratar de llenar esos asientos.

Por su parte, el presidente insular mantuvo que el trabajo no solo se ha centrado en recuperar solo las que habían quedado vacantes en trayectos de Thomas Cook o Ryanair sino también en "explorar nuevas rutas que hasta ahora no estaban funcionando con Tenerife pero que podían ser una alternativa".

Aún así, Martín reconoció que los esfuerzos se han centrado en tratar de "recuperar plazas donde más estábamos perdiendo", es decir, en rutas que conectan la Isla con el Reino Unido. "Sabemos que tenemos clientes allí dispuestos a venir que se quedaban sin cobertura aérea y consideramos que el primer esfuerzo debía ser que pudieran seguir viniendo", concretó.

En este sentido, manifestó que se debe "seguir trabajando para buscar alternativas para que no seamos dependientes de ninguna compañía".

Ante el anuncio realizado por Ryanair de su intención de cerrar su base en la Isla, el Cabildo de Tenerife está trabajando también en la posibilidad de que otras aerolíneas puedan establecer nuevas bases. Unos acuerdos que Martín espera que puedan estar cerrados en las próximas semanas y que valoró, ya que suponen no solo la mejora de la conectividad sino también la creación de empleo.

Asimismo, tanto el presidente insular como el consejero de Turismo destacaron la rapidez de actuación y la coordinación que ha existido entre las diferentes administraciones ante esta crisis de conectividad.

En este sentido, destacaron las medidas que se debatieron el pasado martes con la ministra de Turismo, Reyes Maroto, para amortiguar las consecuencias de la caída de Thomas Cook. Entre ellas se encuentran la mejora de las condiciones económicas para facilitar la conectividad aérea, así como la reducción de tasas de AENA, la liquidez para empresas y autónomos, la promoción de la demanda turística y otras actuaciones jurídicas.

Canarias aplaza el IGIC a los afectados de Thomas Cook

El consejero canario de Hacienda, Román Rodríguez, firmó ayer la orden para el aplazamiento, en 12 meses, de las cuotas devengadas por el IGIC y no satisfechas por las entidades integradas en el grupo empresarial Thomas Cook del que podrán beneficiarse los afectados por su quiebra. Esta orden se incluye entre las medidas promovidas por el Gobierno autónomo para atenuar los perjuicios económicos derivados de la quiebra del turoperador. En concreto, se regula la concesión del aplazamiento, con dispensa de garantía, de determinadas cuotas respecto de aquellos sujetos pasivos cuya situación económica-financiera les impida de forma transitoria efectuar el pago dentro de los plazos establecidos en la normativa del IGIC. Los aplazamientos se corresponderán con las cuotas devengadas en los períodos de liquidación trimestral del tercer y cuarto trimestre de 2019 y en los períodos de liquidación mensual de septiembre, octubre, noviembre y diciembre del citado año.

Oramas ve escasas las medidas de la crisis aérea

La diputada de CC-PNC Ana Oramas señaló que el Real Decreto-Ley que establece medidas urgentes para paliar los efectos de la caída de Thomas Cook y que se votará la próxima semana en la Diputación Permanente del Congreso de los Diputados "es claramente insuficiente". Así lo manifestó en un encuentro de trabajo con representantes del sector turístico en el sur de Tenerife con quienes analizó la situación por la que atraviesa esta actividad económica y las consecuencias a corto y medio plazo para el empleo en Canarias. Para Oramas, "pese a las 'mejoras' incorporadas sigue siendo un decreto que se ajusta más a las necesidades de Baleares que de Canarias".

Ashotel, en contra de un impuesto al queroseno

Las patronales turísticas canarias Ashotel, Asofuer, FEHT y la Federación Turística de Lanzarote (FTL) criticaron ayer que se pueda aplicar un impuesto al combustible aéreo en el ámbito de la UE a los vuelos con origen o destino Canarias. Según las patronales, la conectividad aérea es vital para la economía de la región, que sustenta su motor económico en el turismo, y las habituales cifras de llegadas de viajeros por vía aérea serían "del todo inimaginables de no contar con estas conexiones". Por ello, han denunciado, lastrar el precio de los vuelos con destino Canarias con un impuesto al combustible aéreo tendrá un efecto disuasorio para los turistas.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook