Granadilla de Abona sigue prestando el servicio de Salvamento, Vigilancia y Asistencia en Playas a pesar de que el contrato menor expiró el 14 de septiembre pasado. La concejal de Régimen Interno, Personal, Seguridad y Emergencias, Servicio de Atención al Ciudadano y Nuevas Tecnologías, María Candelaria Rodríguez, reconoció ante el Pleno, reiteradamente, que el contrato "no tiene fecha fin", lo que motivó la advertencia de la portavoz socialista, Jennifer Miranda, sobre la gravedad de la existencia de un contrato de servicio sin caducidad.

El técnico de la Oficina de Planificación, Seguridad y Emergencias del Ayuntamiento de Granadilla informó de que la vigencia del contrato en cuestión finalizó el 14 de septiembre, especificando que la mercantil Pro-Activa Serveis Aquátics SL lo prestaba por 997,77 euros al día, "siendo el límite máximo de gasto previsto de 15.964,35 euros".

La portavoz del PSOE, Jennifer Miranda, puso sobre la mesa este asunto durante la sesión plenaria celebrada ayer interesándose por saber en base a qué contrato se presta el servicio actualmente y con cargo a qué partida.

La edil del área y portavoz de CC, Candelaria Rodríguez, admitió que la misma empresa que no renovó la concesión tiene a su cargo el servicio de socorrismo con un contrato menor "que continuará hasta que se contrate nuevamente", ya que se encuentra en fase de licitación. Se hace "con los informes preceptivos favorables".

Jennifer Miranda recordó que la propuesta de la técnico de Contratación del Ayuntamiento de Granadilla de Abona, a la que aludió la edil nacionalista en su argumentación para justificar la vigencia de la prestación del servicio, incluye el mismo coste diario e idéntico importe global que refleja el informe del técnico de la Oficina de Planificación, Seguridad y Emergencias. Por tanto, la concejal socialista considera obvio que la vigencia del contrato menor expiró el 14 de septiembre pasado. Por segunda vez aludió al hecho de que "estamos ante un contrato en la administración pública que no tiene fecha de finalización".

Ni políticos ni funcionario

El Pleno sirvió para que el gobierno local (CC-PP) rechazara paralizar la obra del Hotel La Tejita, amparándose en que cumple la legalidad, y para reconocer que infringe la ley que obliga a tener un Plan de Seguridad y Salvamento en las playas desde julio. Además, el concejal de Medio Ambiente, Marcos González, se ausentó antes de que el PSOE pidiera su dimisión por mentir en la gestión de vertidos a las playas (tampoco el alcalde dijo si hará algo al respecto escudándose en las seis interrupciones de la portavoz del PSOE) y el secretario municipal se enfrentó a los vecinos presentes, que solo le pedían que elevara la voz o utilizara bien el micrófono.