El Ayuntamiento de Granadilla de Abona y Entemanser, empresa de Aqualia y gestora del servicio municipal de aguas en el municipio, entregaron a Juan Rognoni Escario, director de Cáritas Diocesana de Tenerife, un talón simbólico con la aportación de 2.102,32 euros, fruto del acuerdo de colaboración firmado entre la empresa y la fundación.

El convenio entre Aqualia y Cáritas establece que la empresa apoya las iniciativas de Cáritas que tengan como objetivo luchar contra la pobreza y desigualdad, así como mejorar las condiciones de vida de las personas en situación de vulnerabilidad o exclusión.

El acuerdo se concreta en dos acciones específicas. Por un lado, la colaboración en la atención a personas en situación de vulnerabilidad o exclusión que se dirijan a la empresa con asuntos referidos al pago del agua. Así, dentro de su política de responsabilidad social, la empresa Aqualia dona anualmente a esta institución el importe equivalente a las facturas del servicio de agua de la Casa de Acogida San Antonio de Padua, centro para personas sin hogar e inmigrantes.

El importe donado este año a las dos casas de acogida de Tenerife asciende a 3.100 euros y se corresponde con la totalidad de la facturación por el servicio de agua consumida durante el año 2018, incluyendo aquellos conceptos ajenos en su actividad que pueda contener esta factura, explican desde el consistorio.