Charlas, una mesa redonda, una exposición y talleres de rosetas y piques de Lanzarote y Tenerife configuran el programa Roseteando, primer intercambio de experiencias en torno a esta artesanía, que tendrá lugar en la Casa de la Bodega, el sábado, en el marco de Arona en tradiciones.

Patrimonio Artístico trata de poner en valor la historia de esta labor manual e impulsa un taller en el que participan mujeres aroneras, quienes, junto a otras artesanas, elaboraron un manto de rosetas para Nuestra Señora del Rosario, que lucirá, por primera vez, en los actos religiosos a celebrar el domingo con motivo de las Fiestas Mayores.

De 10:30 a 16:30 horas del sábado, la Casa de la Bodega, edificio de gran valor histórico que fue rehabilitado por el Ayuntamiento de Arona, albergará Roseteando, iniciativa en la que participarán maestros roseteros de Tenerife y Lanzarote, islas en las que este elemento tuvo una gran importancia.

En la Sala Yamil Omar de la Casa de la Bodega, que alberga el Centro de Formación del Patrimonio Histórico y Cultural de Arona, residentes y visitantes disfrutarán, de 10:30 a 20:30 horas, de la exposición La Roseta: un arte con proyección.

La artesanía, en general, estará muy presente en las actividades de Arona en tradiciones, ya que, además de las acciones que giran en torno a la roseta, se instalará un mercado de artesanía tradicional, en la calle El Calvario, y el mercado de artesanía innovadora, en la calle Domínguez Afonso. Ambos, de 10:30 a 20:30 horas.

Mujeres aroneras dedicaron su tiempo a elaborar, a raíz de talleres organizados por el Área de Patrimonio Histórico de la Corporación local, más de 6.000 rosetas con el objetivo de elaborar un manto artesanal para la Virgen del Rosario.

El mismo sábado y durante más de diez horas se desarrollarán actividades para recuperar oficios y la cultura de antaño en la cuarta edición consecutiva de Arona en tradiciones. Invitará a turistas y residentes a volver a los años cuarenta y cincuenta, acudiendo a la celebración ataviados con trajes de la época. Artesanía, con un guiño muy especial a la roseta, exposiciones, baile, juegos tradicionales, degustación de vinos, gastronomía y actuaciones musicales harán hincapié en el valor patrimonial de Arona y en la importancia de conservar las tradiciones, señala el gobierno local.