22 de septiembre de 2019
22.09.2019
x
Patrocinador flotante comprobar

"Impulsar el puerto de Fonsalía es cosa de este Gobierno de Canarias"

El presidente del Cabildo, Pedro Martín, es firme defensor de este proyecto por los beneficios que aporta en las comunicaciones y la economía interinsular, así como en materia medioambiental

21.09.2019 | 23:28
Pedro Manuel Martín Domínguez, presidente del Cabildo de Tenerife.

Cuando en 1995 accedió a la Alcaldía, la primera gestión supramunicipal de Pedro Martín como regidor de Guía de Isora estuvo relacionada con el puerto de Fonsalía. Desde entonces, "seguimos casi igual", cuando "lo que hay que tener de verdad es voluntad, pero, hasta ahora, ningún Gobierno tuvo interés por impulsar el puerto de Fonsalía". En línea con la defensa que durante 24 años hizo de esta infraestructura, el actual presidente del Cabildo es claro: "Espero que este Gobierno canario busque soluciones, porque impulsar el puerto de Fonsalía es cosa de este Gobierno".

Soluciones que pasan por que el Gobierno central ceda tanto la lámina de mar -donde se construirá- como la franja costera -espacio que ocupará- para construir el puerto de Fonsalía, "que ya en 1995 era la mejor alternativa al suponer un ahorro de mil millones de euros al año respecto a la segunda opción planteada", más al Norte de la Isla. "Este es un asunto que hay que zanjar".

En ese marco, Pedro Martín aclara que "sin proyecto ni una planificación de suelo no podemos hablar de inversión", sosteniendo que la superficie de tierra reservada para esta infraestructura "no debe ser ni para contenedores ni para uso pseudoindustrial, sino para complementar el propio puerto".

Defensor a ultranza de la relevancia del puerto de Fonsalía desde la perspectiva de la comunicación, porque evita las complejidades de la movilidad que registra Los Cristianos coincidiendo con las horas de mayor movimiento portuario y porque reduce el tiempo del transporte interinsular -con el consiguiente ahorro de coste económico y medioambiental-, Martín resalta la aportación de atraques de embarcaciones deportivas y de cruceros, así como "la solución que supone para los pescadores de Playa San Juan, a los que dará más seguridad, sobre todo".

Pedro Martín responsabiliza a CC porque, siendo Fonsalía un puerto del Estado, "el Gobierno de Canarias pidió que pasara a la comunidad autónoma dejándolo languidecer durante años, años y años; tardó mucho en realizar la evaluación ambiental y corresponde a este Ejecutivo regional resolver las condiciones que Costas estableció hace un año". El presidente del Cabildo cree necesario "tomarnos este asunto en serio desde ya".

En su análisis sobre el estado del Sur, el presidente del Cabildo admite que el puerto de Granadilla de Abona "no es lo que se esperaba, está muy por debajo de las expectativas", con el problema añadido de que "la dársena está sin construir, lo que lo hace poco atractivo" y requiere su terminación "para que sea un complemento al puerto de Santa Cruz".

Partiendo de que la comarca forma "una sociedad muy compleja" -pone como ejemplo la multiculturalidad de Arona (con 100.000 habitantes y 125 nacionalidades) y Guía de Isora (unos 20.000 vecinos y más de 70 nacionalidades)-, Pedro Martín dice que la base del gobierno insular que preside es "intentar no hablar, sino hacer".

Sin embargo, esa filosofía tiene difícil aplicación al tema carreteras, porque "Tenerife es la isla en la que más recursos se presentan", afectando a proyectos y a aspectos de los mismos proyectos, pero el problema mayor radica en que "nos hemos encontrado con que proyectos anunciados como elaborados no lo están; el único que lo está es el enlace Chafiras-Oroteanda". Crítico con el "ritmo agónico" de la obra, el Cabildo trasladó un convenio al Gobierno canario "para aportar más de cuatro millones de euros a fin de que la empresa que realiza la obra sea la misma que resuelva el problema que supone el paso de las canalizaciones de agua desalada y depurada".

Aunque no se atreve a señalar al Cabildo y a sus antecesores como responsables de la demora en la obra de Oroteanda, Pedro Martín es rotundo al manifestar que "en los últimos cuatro años, el gobierno de CC fue incapaz de hacer un solo kilómetro de carretera nueva en Tenerife. Eso lo explica todo".

Anillo insular

El caso del Anillo insular es otro ejemplo. En su elocuencia, el presidente del Cabildo dice que "no me gusta el proyecto, pero pararlo sería irresponsable". Manifiesta que su intención es impulsar la obra y que, mientras se ejecuta, "promover y hacer una autopista de verdad que conecte el Norte y Sur. De los once kilómetros previstos, seis serán una carretera más de las que hay en la Isla. Eso no mejorará ni la comunicación ni la economía de ambas comarcas". Pero hay un problema mayor.

La advertencia la lanza para advertir de que "si el recurso (judicial) presentado contra el concurso no se resuelve con prontitud y no comienzan los trabajos del Anillo insular antes de final de año, caducará el estudio de impacto ambiental y estaríamos ante la tragedia que supondría partir de cero, demorando la obra dos años, como mínimo y esperando que no haya más recursos".

Con las retenciones kilométricas que se registran -cada día con más frecuencia- en la autopista del Sur desde San Isidro hasta Costa Adeje, Pedro Martín entiende que el tercer carril de la TF-1 en ese tramo es importante, "pero más lo es empezar a valorar la construcción de una circunvalación de la zona turística, iniciativa que está en fase de elaboración de proyecto y que es una necesidad".

Para el presidente del Cabildo, la saturación que registra el tramo de la TF-1 entre Adeje y Guaza (Arona) está causado "no solo por el tráfico hacia el área metropolitana, sino por quienes utilizan la autopista como si de una rambla se tratara". Es el tráfico interior de esta franja de la Isla. "Hay que pensar en una alternativa que desplace ese tráfico de la autopista evitando las retenciones actuales". De ahí la circunvalación que, partiendo de Guaza, llega hasta Adeje sin cruzar las localidad turísticas.

Pedro Martín suma a estas actuaciones la política de impulso al transporte público, anunciando una próxima reestructuración del servicio en guagua, ampliar la flota y fortalecer a Titsa "y no centrarnos en proyectos como el tren del Sur, que estaría funcionando no antes de 20 años, en el mejor de los casos. Las soluciones se requieren ahora".

Aeropuerto Tenerife Sur

Con la movilidad por prioridad, centrada en alcanzar un servicio en guagua eficaz por calidad, precio y frecuencia, el aeropuerto Tenerife Sur-Reina Sofía aparece como un elemento esencial para el desarrollo de la comarca y de la Isla. Partiendo de que "creo que debió construirse una terminal nueva y no estar parcheando", Pedro Martín recuerda que está en construcción el edificio de enlace de las dos terminales existentes "y debe estar terminado cuanto antes". A partir de ahí, sostiene que trasladó a AENA "que debe tener en cuenta la opinión de la Isla respecto a uno de los aeropuertos más rentables de la red nacional. Las próximas inversiones deben comenzar a planificarse ya para hacer del Tenerife Sur un espacio atractivo para los que nos visitan".

Pero Pedro Martín no olvida la demanda de la segunda pista. "Ni AENA se ha mostrado favorable ni nunca hubo un Gobierno canario y/o del Cabildo que la apoyara. Eso lo estamos pagando ahora. Creo que es necesaria la segunda pista porque sería un aeropuerto más seguro. No se trata de traer a más pasajeros. No va a ser fácil por esa falta de apoyo, pero la seguimos teniendo en la agenda", apunta.

Entre las competencias del Cabildo está la solución al problema de las aguas residuales e industriales en el Valle de Güímar. Ajeno al debate de "quién es el responsable" del caos vivido en la zona, el presidente insular reclama que "es un asunto demasiado serio como para perder el tiempo en debates estériles porque causamos un daño medioambiental por el que Europa nos va a crujir. Las sanciones son muy duras y es hora de dejar de enredar".

Estando en marcha y avanzando, a través del Consejo Insular de Aguas, la solución a la depuración urbana e industrial, falta por resolver la cuestión de la gestión del complejo. "Lo que quiero es un acuerdo entre Ayuntamientos y Cabildo, sin señalar a los municipios que las aguas residuales con de su competencia. Lo que interesa es la fórmula para resolver el problema y el Consorcio parece una buena alternativa, pero estoy pendiente del dictamen jurídico sobre el encaje del Cabildo en este órgano", señala.

Esta complejidad se incorpora a la solución que el Cabildo tiene que aportar al espacio afectado por la extracción de áridos en Güímar. El presidente del Cabildo quiere conocer "el alcance de las obras de rehabilitación que se deben hacer, por sentencia, y el grado de inversión al que están obligados los empresarios condenados" antes de que intervenga el Cabildo. "Es un asunto muy complejo, porque hay que regenerar y rehabilitar esta zona, pero, al tiempo, planificar de dónde extraer el árido que demanda la Isla no solo en cantidad, sino en calidad", apostilla.

Circuito del Motor

En ese marco aparece en el análisis el Circuito del Motor -rebautizado por el gobierno insular anterior como Parque Internacional del Motor de Tenerife-, expresando sus dudas acerca de que esté concluido al final del mandato (2023), "pero me gustaría que no solo el acceso norte, sino tener la pista de rodadura para su puesta en funcionamiento". Para ello, espera "impulsar" el proceso al inicio del año próximo. "Siendo importante, me preocupa menos completar el complejo con gradas, boxes, edificio y todo lo demás". Pedro Martín entiende que la obra "es importante no porque pueda ser un reclamo económico interesante, por los puestos de trabajo y por ser un servicio para la competición, sino porque facilitamos una alternativa segura a pilotos, profesionales y aficionados. Es una cuestión de seguridad. Quiero pensar que el año próximo habrá obras en serio y que en 2021 tendremos ese principio de Circuito del Motor".

Siendo alcalde de Guía de Isora durante 24 años (1995-2019), Pedro Martín demuestra un conocimiento exhaustivo de materias relativas a otras áreas de la Isla que no suelen estar en el capítulo de prioridades de las agendas políticas. Es el caso de la franja de terreno que abarca Agache (Güímar, Fasnia y Arico. No le gusta que se aplique el término deprimida para definir la situación de este tramo. "Son lugares que necesitan de una atención singular".

Y analiza:" Fasnia es el municipio olvidado". Pone en valor el trabajo del alcalde, Damián Pérez, y sus gobierno locales, "pero necesita el apoyo de otras instituciones y contará con nosotros". De Arico considera que "precisa ver cumplido alguno de los proyectos en los que trabaja desde hace mucho tiempo". Alude al complejo turístico que se proyecta construir en el antiguo cantón militar. "No es fácil conseguir inversores y que, además, decidan ser los primeros en invertir en un municipio. En Arico ocurre". Explica que entre sus primeras reuniones como presidente del Cabildo fue con el gobierno local y los promotores del proyecto. "Me gustaría impulsarlo, porque, aunque no solucionará los problemas de Arico, ayudará a ello y mucho. Es una alternativa interesante porque, además de empleo, ayudará a cambiar la imagen que se tiene de Arico. Es mucho más que el Complejo Ambiental, más que un lugar para explotar energías renovables, pero los ariqueros quieren algo más".

Entre los temas que el Sur tiene pendientes de resolver está la reforma de la Plaza de la Patrona, una obra anunciada el siglo pasado y nunca iniciada. "Este es un asunto en el que voy con mucho cuidado. Lo primero es hablar con la alcaldesa. A partir de ahí, hablamos. Vengo de ser alcalde y soy muy respetuoso con quienes siguen siéndolo".

Pedro Martín no elude ninguno de los asuntos tradicionalmente polémicos. En materia energética, se muestra reflexivo y apunta que "habrá que reestudiar detenidamente qué hacer con las instalaciones de la central eléctrica de Las Caletillas". Explica que el 85% de la energía de la Isla se genera en el centro del Polígono Industrial de Granadilla, por lo que el complejo de Candelaria "ya no tiene el papel que jugó hace unas décadas". Entre el desmantelamiento o mantener la central como un recurso de refuerzo para situaciones de emergencia energética, Pedro Martín opta por no pronunciarse porque "no tengo formado un criterio sobre asunto", añade antes de explicar que en el capítulo de tareas pendientes su gobierno insular tiene que "discutir con Red Eléctrica de España (REE) el plan para el futuro energético de Tenerife, algo que debemos planificar con el gestor de la materia".

Agua, agricultura y empleo son tres términos que unidos llevan a Pedro Martín a manifestar que el Cabildo "garantiza agua de calidad al sector primario aumentando la depuración para trasladarla al agricultor, continuar invirtiendo en agua desalada porque las galerías están sobreexplotadas, y en buscar alternativas para el retorno de la gente al campo". Apunta una experiencia que ya desarrolló como alcalde de Guía de Isora, consistente en recuperar zonas de cultivos en desuso para la agricultura ecológica "para su explotación por personas sin formación académica y para rescatar a desempleados de más de 40 años". El presidente avanza que el Cabildo incrementará el apoyo al agricultor, "porque no estamos a la altura", y apunta a la necesidad de resolver el problema de la comercialización. "Hay que hacer esto y otras muchas cosas, pero por encima está garantizar que el agricultor pueda vivir del campo".

De los 58,5 millones presupuestados para invertir en el Sur durante este año, el Cabildo contemplaba 2,5 millones de euros del Instituto de Atención Social y Sociosanitaria (IASS) para culminar la residencia de Guía de Isora e iniciar las de Granadilla de Abona, Abades (Arico) y El Mojón (Arona), así como para el CAMP de Güímar. Este anuncio, realizado por el gobierno insular anterior, se topa con la realidad que dibuja el presidente actual: "La única que avanza y que tiene posibilidades de estar terminada antes de final del año es la de Guía de Isora. Eso es así porque hubo un Ayuntamiento (lo presidía él) que, ante la inoperancia del Gobierno de Canarias, hizo todo y gastó un millón de euros en obras para un centro comarcal. El Ejecutivo regional decidió participar, finalmente, porque era la única posible en la comarca".

Pedro Martín sostiene que "la gran asignatura pendiente en Tenerife" es la construcción de centros sociosanitarios, en el Sur, el Norte y, sobre todo, en el área metropolitana. "Le avanzo que la consejera del área y del IASS, Marian Franquet, trabaja intensamente para, en el presupuesto de 2020, tener un plan de inversiones en centros de mayores porque estamos viviendo una verdadera tragedia", enfatiza. El presidente del Cabildo asegura que "esta isla no está dando alternativa a quienes tienen familiares encamados con enfermedades crónicas; no aporta alternativas, solo listas de espera". Y advierte sobre un problema derivado del panorama que dibuja: "En los hospitales hay decenas de camas ocupadas por personas que tendrían que estar en una residencia de mayores, pero no pueden porque no las hay".

Residencias de mayores, un problema grave

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Mapa Coronavirus España

Mapa Coronavirus España