14 de septiembre de 2019
14.09.2019

Los senderos y aceras de Agache requieren expropiaciones

El proyecto elaborado durante el mandato anterior, base del próximo y definitivo, establece cuatro propuestas de soluciones cuya ejecución tiene un coste que oscila entre casi 5 y 6 millones

14.09.2019 | 00:48
Entre los puntos kilométricos 31,715 y 31,740 la dificultad para construir aceras es muy alta.
Los senderos y aceras de Agache requieren expropiaciones

El Estudio de acerado de la carretera TF-28 entre los barrios de El Escobonal y La Medida, en Güímar, propone cuatro alternativas para dotar a la medianía de Agache de los senderos y aceras que reclama su población. En el mismo queda claro que será preciso realizar expropiaciones para atender la demanda de los vecinos agacheros en algunos de los puntos del trazado de la carretera general del Sur.

Para ello, el documento elaborado por Adriale Ingeniería plantea cuatro propuestas cuyo coste oscila entre 4.910.880 euros, la más barata, y 5.772.219 euros, la más cara. Todas ellas contemplan intervenciones en explanadas, desmonte, construcción de muros y pasarelas peatonales elevadas, así como rampas y escaleras que desaparecen en dos de las propuestas.

Los trabajos a realizar abarcarían el trazado de la carretera general del Sur entre los kilómetros 31,181 y 37,880, franja en la que se encuentran los núcleos güimareros de Lomo de Mena, Pájara, La Medida y El Escobonal.

En ese espacio de 6.695 metros lineales, el 8% del recorrido requiere de actuaciones con dificultad alta o muy alta. Son 575 metros en los que las obras de paso de dificultad muy alta (6%) -por la imposibilidad de ampliación de la plataforma debido principalmente a la existencia de cruces u obras de paso (pontones o viaductos)- suman 420 metros, mientras que el desmonte de talud -motivo por el que se cataloga el trabajo como de dificultad alta- a realizar afecta a 155 metros.

La mayor parte de la obra demandada y comprometida por las autoridades municipales e insulares se encuentra en una franja en la que la dificultad para su realización es calificada de media y baja. El 42% (2.810 metros) se corresponde con zonas en las que el margen para intervenir es reducido por la presencia de terraplenes y malecones, mientras que el 39% del trazado (2.625 metros) se corresponde con franjas en las que el margen para construir aceras y senderos es amplio, incluyendo en ello los cruces y las paradas de guaguas.

Se da la circunstancia de que en los más de 6,6 kilómetros de recorrido de la carretera general del Sur al paso por la medianía de Agache, actualmente solo hay 685 (10%) metros de acera.

Este documento está sirviendo de base a los técnicos insulares y municipales para elaborar la propuesta que trasladarán a los vecinos de esta comarca, para su evaluación y mejora mediante la adaptación (en lo que sea posible) a las necesidades de los afectados.

Carmen Luisa Castro, la portavoz del Grupo Municipal Popular, reivindicó la validez de este estudio, elaborado bajo su mandato, tras el compromiso adquirido con los vecinos por Cabildo y gobierno municipal de presentarles un estudio previo a la elaboración del proyecto para su consenso. La solución real es que el Estudio de acerado de la carretera TF-28 entre los barrios de El Escobonal y La Medida (de 117 páginas) será la base del documento final al entender el gobierno insular actual que el mismo es insuficiente.

Los vecinos están esperando que la solución a su demanda se materialice cuanto antes.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook