12 de septiembre de 2019
12.09.2019

El Parque Nacional del Teide estudia implantar un servicio de grúa propio

Un informe analiza la viabilidad técnica y jurídica de poner en marcha un depósito de vehículos

12.09.2019 | 01:48
Vehículos en el Parque Nacional del Teide.

La consejera de Gestión del Medio Natural se muestra a favor de cobrar por el aparcamiento

El Parque Nacional del Teide podrá tener en el futuro un servicio de grúa y un depósito de vehículos de gestión propia. Esto es al menos uno de los requisitos técnicos que se están analizando en el estudio encargado por el Cabildo de Tenerife a Gesplan, a través del que se determinará tanto la capacidad de carga del parque como el sistema de movilidad a esta zona de la Isla. En este informe se está examinando la viabilidad técnica y jurídica de que el propio parque cuente con este servicio, para así poder ejercer un mayor control de los vehículos que accedan a esta zona natural y de aquellos que puedan incumplir las normas de aparcamiento y circulación.

El estudio, encargado por la anterior Corporación insular a finales del año pasado, ya ha sido adjudicado y está analizando tanto la capacidad de acogida de personas y vehículos en esta zona de la Isla, como las diferentes alternativas para organizar la movilidad dentro del parque y comparar sus ventajas e inconvenientes. Entre ellas está la utilización del vehículo privado, el servicio de lanzaderas a través de las guaguas de Titsa, así como la gestión de las visitas organizadas y el sistema de aparcamientos. Sin embargo, los resultados de este estudio no se conocerán al menos hasta dentro de un año.

La nueva Corporación insular, surgida tras el triunfo de la moción que convirtió a Pedro Martín en el nuevo presidente del Cabildo tinerfeño, esperará a los resultados del estudio de la capacidad de carga del Parque Nacional del Teide para determinar la modalidad de acceso a esta zona natural de la Isla. Así lo indica la consejera insular de Gestión del Medio Natural y Seguridad, Isabel García, quien se muestra a favor de continuar trabajando para que los visitantes extranjeros paguen por servicios complementarios como el aparcamiento o las visitas guiadas.

"Alrededor de 10.000 personas llegan al parque cada día, muchas en guagua pero otras en coche", indica. Por eso, se está analizando la carga de vehículos porque existe una evidencia de que los coches "son descuidados, destruyen flora endémica al aparcar en lugares donde no deben, circulan por sitios en los que está prohibido y suponen un impacto paisajístico". En este sentido, manifiesta que atendiendo a los resultados de este estudio "se podría limitar el acceso de vehículos si se constata que el impacto que están provocando es dañino para el parque".

"Es el parque más visitado de España y el primero de Europa y tenemos que hacer todos los esfuerzos para preservarlo debidamente", indica. En este sentido, asegura que seguirá la senda iniciada por el anterior consejero insular del área, su compañero de partido José Antonio Valbuena, para instaurar el cobro de algunos servicios. "Quiero dejar claro que en ningún caso se está hablando de cobrar por acceder al parque ni por los servicios básicos como la entrada a pistas o senderos o por dar información, eso lo prohíbe la ley, pero sí por los complementarios", explica. Además, añade que los residentes quedarían excluidos.

Uno de los posibles servicios que podría ser de pago en el Parque Nacional es el del aparcamiento. "Con esto cumpliríamos dos objetivos, hacer que los vehículos estacionen solo en los lugares habilitados y prevenir los robos, ya que se trataría de aparcamientos vigilados", expone.

Sin embargo, la consejera quiso constatar que no se está planteando "echar más cemento y hacer nuevos parking en el Parque Nacional" sino "utilizar y regular los que ya existen".

En la línea de trabajo que quiere seguir la nueva consejera tinerfeña está dar un impulso al parque para poder sacarle más partido a algunas instalaciones como el centro de visitantes Telesforo Bravo. "Yo he pagado por entrar a centros de interpretación con exposiciones mucho peores, creo que sería interesante cobrar una cuota simbólica de dos o tres euros", afirma. Con ello, piensa que se podría revitalizar ya que en estos momentos "recibe menos visitas de las que nos gustaría y es una instalación infrautilizada". En su opinión al establecer un precio de entrada influiría para que los turoperadores "metan esta visita en su circuito, ya que podrían llevarse un porcentaje de la ganancia".

A la consejera también le gustaría sacarle más partido turístico a instalaciones como Izaña. "Aquí también se podría prestar algún servicio complementario como una ruta por el centro para dar a conocer el trabajo científico que se realiza allí", comenta García.

Las claves

  • Un estudio determinará la capacidad de carga del Parque Nacional del Teide y las diferentes alternativas de movilidad para esta zona natural de la Isla.
  • La nueva Corporación insular se muestra a favor de que algunos servicios complementarios, como el aparcamiento o las rutas guiadas, puedan ser de pago.
  • El Cabildo quiere potenciar algunas de las instalaciones que forman parte del parque como el centro de visitantes Telesforo Bravo.
  • La consejera insular de Gestión del Medio Rural afirma que solo se plantea cobrar a los extranjeros y no a los residentes canarios.
Compartir en Twitter
Compartir en Facebook