07 de septiembre de 2019
07.09.2019

El Cabildo amplía la campaña para luchar contra los incendios forestales

El operativo se mantendrá activo hasta el mes de noviembre este año y en 2020 se extenderá de abril a diciembre

07.09.2019 | 02:07
El Cabildo amplía la campaña para luchar contra los incendios forestales

Un total de 148 efectivos realizarán trabajos preventivos contra el fuego

El Cabildo de Tenerife ampliará la campaña de lucha contra los incendios forestales. El cambio climático, la sequía y el mayor uso que se hace en la actualidad de las zonas naturales han obligado a la Corporación tinerfeña a tomar la decisión de mantener activo el operativo a lo largo de más meses. Así lo confirma la consejera insular de Gestión del Medio Natural y Seguridad, Isabel García, quien explica que este año el operativo contra incendios, que se activó el pasado mes de junio, se mantendrá vigente hasta el 8 de noviembre. Además, el Cabildo ha ampliado la disponibilidad del helicóptero hasta el 20 de noviembre.

De esta manera, de los 293 efectivos desplegados durante la campaña veraniega contra incendios, permanecerán activos 119, de los que 65 formarán parte del refuerzo de Tragsa y 51 serán personal propio del Cabildo.

Ya en 2020, el operativo se extenderá entre los meses de abril y diciembre. La consejera explica que entre el 15 de junio y el 15 de octubre se realizará la habitual campaña contra incendios, que contará con 317 efectivos. Mientras que de abril a junio y de octubre a diciembre, el personal se reducirá hasta las 148 personas, que añadirán a las labores de vigilancia las tareas de prevención, como el desbroce del terreno y la limpieza de matorrales y de pinocha en las zonas más sobrecargadas.

Una ampliación del operativo contra incendios que ya fue anunciada por la Corporación anterior y que ha impulsado el nuevo gobierno insular. Estos cambios supondrán aumentar la inversión anual que el Cabildo destina a la lucha contra los incendios forestales, que pasará de los 2,8 millones de 2019 a los 3,4 el próximo año.

García reconoce que la demanda social es que el operativo se mantenga activo todo el año, algo que considera se podrá conseguir en el futuro, pero afirma que mientras que este año solo se ha podido extender hasta noviembre debido a razones presupuestarias, el próximo abarcará ocho meses del año. "Yo voy a luchar por que se haga, pero necesitamos una dotación económica mayor", señala.

Para la consejera insular también es importante que además del operativo contra incendios se tomen otras medidas que permitan prevenir la propagación del fuego en estas zonas naturales de la Isla. "Una de ellas podría ser fomentar que se vuelvan a trabajar las huertas de medianías, para mantenerlas limpias", añade, para lo que según su punto de vista hay que lograr "que los pequeños agricultores consigan obtener una rentabilidad económica de este trabajo".

Además, hay que fomentar que "las personas que viven en estas áreas mantengan limpios los alrededores de sus casas, ya que nos hemos encontrado, por ejemplo, montañas de estiércol cerca de viviendas, y son altamente combustibles", valora.

García afirma que la acumulación de estiércol fue uno de los problemas que dilató la extinción del conato generado en Vilaflor el pasado agosto. "Las personas que amontonaron el estiércol en la parcela van a tener una denuncia del Seprona, porque no es legal y se necesita permisos para hacerlo", afirma.

Asimismo, indica que se seguirá limitando el acceso a las zonas naturales y determinadas actividades cuando el riesgo de incendio sea muy alto, aunque recalca que siempre siguiendo los criterios de los técnicos especializados en la materia y teniendo en cuenta todas las variables. "No puedes hacer prohibiciones cada dos por tres sin pensar, porque cuando haya una causa grave justificada no te van a hacer ningún caso, hay que tener muy en cuenta los niveles de peligro", asegura.

Las claves

  • Los efectos del cambio climático, como el alza en las temperaturas y la sequía, condicionan que el riesgo de que se produzca un incendio forestal en la Isla esté presente durante más meses del año.
  • El tiempo de respuesta de los efectivos que luchan contra el fuego es de 19 minutos. Un plazo "adecuado" según la consejera insular para poder controlar los conatos.
  • La pinocha no es uno de los elementos más preocupantes de la lucha contra el fuego. Aún así García afirma que pueden solicitarse a los ayuntamientos permisos para recogerla en puntos localizados.
  • Los incendiarios constituyen uno de los principales problemas de la lucha contra el fuego. García afirma que ya se ha localizado a la persona que presuntamente provocó el fuego el pasado 20 de agosto en La Orotava, pero no se ha encontrado a quien generó los dos conatos en La Esperanza.
Compartir en Twitter
Compartir en Facebook