13 de agosto de 2019
13.08.2019

Los 'caravanistas' acusan al grupo de gobierno de Guía de Isora de provocador

Critican la falta de respuesta a sus quejas y peticiones de reunión y que el ayuntamiento abra otra zona para aparcar con señalización ilegal

13.08.2019 | 02:44
El colectivo asegura que esta señal de gálibo no se ajusta a las directrices legales establecidas

Transcurridas tres semanas sin respuesta a sus demandas y habiendo constatado la puesta en servicio de más espacios restringiendo su uso al colectivo, grupos de usuarios de autocaravanas critican tanto el silencio como la actitud del gobierno municipal de Guía de Isora, al que acusan de ser provocador.

A mediados del pasado mes de julio hicieron llegar al Ayuntamiento de Guía de Isora un escrito en el que reclaman soluciones para el colectivo y contra la acampada ilegal, solicitando los informes técnicos que justifiquen la colocación de señales y gálibos que les impiden acceder a aparcamientos o estacionar en algunas vías públicas.

Desde la perspectiva de estos usuarios de autocaravanas, la Administración local podría estar utilizando señalética ilegal con el fin de impedirles aparcar sus vehículos. Aclaran que no es un hecho exclusivo del municipio isorano, ya que también han detectado acciones similares en zonas de Arona y Granadilla de Abona.

En su escrito, los caravanistas reclaman los informes técnicos que avalen la colocación de la señal de limitación de estacionamiento a vehículos de más de 1,80 metros de ancho "en todas las vías de la urbanización", en calles de Alcalá "cuyas plazas miden más de 2,50 metros de ancho, por lo que no existe una justificación técnica".

La colocación de un gálibo a 2,20 metros también sorprende a este grupo, ya que se trata de "una señal no homologada que se asemeja a la R-205". En esta ocasión, además, entienden que la actuación del ayuntamiento es "provocadora" porque habilita otros espacios para estacionar, publicita el hecho "y después coloca un gálibo similar y con la misma señal irregular, como poco". Señalización que prohíbe la entrada solo a camiones, caravanas y autocaravanas en el estacionamiento habilitado en la calle Tingara, también en Alcalá.

Este colectivo advierte de que se podría incurrir en un posible delito de prevaricación si se demuestra que se han colocado señales ilegales a sabiendas, sin ningún informe técnico que las avale. Asimismo, y de no existir esos informes justificativos, exigen la retirada inmediata de las señales citadas.

El verano es la época del año con mayor presencia de autocaravanas en el sur de la Isla, una práctica turística que no se debe confundir con el campismo. Así lo dejan claro desde la Plataforma de Autocaravanas, que defienden el uso de estos vehículos con libertad y en vías debidamente dimensionadas, destacando que la práctica turística del caravanista es muy diferente al campista, ya que no ocupan espacio exterior.

El gobierno municipal conoce la existencia de las quejas que le trasladan desde este colectivo, si bien ayer no fue posible conocer su versión del asunto.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook