07 de julio de 2019
07.07.2019
x
Patrocinador flotante comprobar

Marco González Mesa: "No voy a vender humo respecto a los grandes proyectos pendientes"

Marco González Mesa (PSOE) se convirtió hace apenas tres semanas en alcalde del Puerto de la Cruz

07.07.2019 | 02:03
El alcalde portuense, Marco González (PSOE), quiso que la entrevista con 'El Día' se desarrollara en el barrio de La Vera.

Marco González Mesa (PSOE) se convirtió hace apenas tres semanas en alcalde del Puerto de la Cruz, gracias a un pacto con Asamblea Ciudadana Portuense (ACP), y ha querido que su primera entrevista con El Día se desarrollara en su barrio, en La Vera, donde durante 15 años se encargó de atender a los usuarios de la ludoteca. El político socialista se muestra orgulloso de sus orígenes y se compromete a "no vender humo" respecto a los grandes proyectos pendientes.

¿Cuándo asumió que sería el alcalde del Puerto de la Cruz?

Cuando gané las elecciones en 2015 ya empecé a asimilar esa posibilidad, aunque no se dio. Fueron cuatro años de entrenamiento y de trabajo para lograrlo. Desde que volví a ganar las elecciones y vimos que las fuerzas de derechas no sumaban, ya fui asimilando que iba a ser el alcalde de la ciudad. Ya era un orgullo ser concejal en la oposición, así que ahora me toca vivirlo aún más intensamente por la responsabilidad que conlleva.

¿Cuáles son sus principales objetivos para este mandato?

El primero es cambiar la visión que se tiene del ayuntamiento: quiero que sea una administración más eficaz y eficiente, que la ciudadanía encuentre un ayuntamiento amigo, cercano, resolutivo y que realmente esté adaptado al siglo XXI. El segundo objetivo es trabajar en un modelo de ciudad, algo que tiene que ver con la planificación y la programación, para lo que es imprescindible un gobierno único y unido. Nos hemos encontrado una casa desordenada y si no se planifica con objetivos a medio y largo plazo, nada funciona. Estamos en ese camino desde todas las áreas. Para lograrlo hay que poner en marcha ordenanzas y reglamentos pendientes, instrumentos de planificación... El tercer gran objetivo tiene que ver con el modelo de sociedad. Nuestro compromiso de transparencia y participación es muy claro. Al llegar encontramos que éramos el único ayuntamiento de Canarias que no había enviado ni una sola información al Comisionado de Transparencia. El gobierno anterior dejará un muy deficiente, pero ya hemos empezado a trabajar para revertir eso en el futuro. Queremos que al final del mandato tengamos un ayuntamiento, una ciudad y una sociedad distintas.

¿De los grandes e interminables proyectos del Puerto de la Cruz, cuáles podrán hacerse realidad en este mandato?

Estamos en un momento muy importante en el que hemos apostado por la transparencia, la honestidad y la sinceridad, así que yo no volveré a hacer ningún anuncio que no se sostenga en una realidad. No voy a vender humo respecto a los grandes proyectos pendientes. Creo que eso es fundamental para la ciudadanía, para no seguir engañando ni seguir generando falsas esperanzas ni expectativas infundadas respecto a esos grandes proyectos que todo el mundo espera. Ha corrido mucha tinta diluida sobre el muelle, la ciudad deportiva y otros proyectos. Lo dije en campaña y lo repito ahora como alcalde: prefiero no anunciar nada, sino gestionar y, cuando tengamos algo en firme, anunciarlo.

¿No hay ninguna novedad respecto al nuevo puerto?

Debo retomar los contactos porque se nos anuló, a partir de febrero de 2017, de una mesa de participación sobre el acuerdo unánime de 2016. CC y PP eliminaron el transporte con pasajeros sin consenso, así que debo retomar el camino.

¿Se terminará la estación de guaguas este mes?

Ahí está esa obra que no es la que ambicionaba la ciudad, que quería recuperar la gran estación de guaguas, pendiente ahora de convertirse en una infraestructura comercial con inversión privada. Esta semana se ha producido una nueva reunión técnica para resolver cuestiones sobre el tráfico rodado, algo que entendemos que ya debía estar solventado. No la veo para terminarse ahora, pero lo importante no es acabar las cosas rápido, sino terminarlas bien. Las prisas son malas consejeras y en esta ciudad hay muchos ejemplos. Donde tanto se ha esperado, un mes o dos más no significarán demasiado, salvo por los vecinos a los que se les colocó una estación de guaguas debajo de sus ventanas y que durante años han sufrido por algo que se suponía que iba a ser provisional.

¿Entre sus objetivos está atraer más inversión privada a la ciudad?

Espero que el cambio político se convierta en un polo de tracción de la inversión empresarial privada. No vamos a poder tener progreso social si no tenemos progreso económico. Para hacer políticas socioeducativas, proteger a las familias más vulnerables y caminar hacia un modelo de sociedad más justo, necesitamos más inversión privada.

¿Buscará una solución al enquistado problema del edificio Iders?

Es un compromiso personal que adquirí en la oposición. Voy a intentar encontrar una solución para el edificio Iders. Sigo creyendo que estamos en el momento más oportuno para que propietarios y propietarias entiendan que hay que buscar una solución y que la administración quiere ayudar. Creo que ahora tenemos unas herramientas legales a favor como no hemos tenido nunca, como la Ley del Suelo, y quiero encontrar ese consenso para que el Iders se incluya en el PMM II. Aunque sea una cuestión privada, afecta al interés general.

¿Ve acabados en este mandato la piscina y el parque San Francisco?

Son dos obras fundamentales. Una infraestructura cultural que está encaminada, pero aún falta la fase final, la del equipamiento, y ahí vamos a ser exigentes. Queremos que se respete el carácter multifuncional del espacio, sin limitar sus usos. Hay un proyecto que se eligió en un concurso, aunque nos hubiera gustado que fuera por votación popular, y tras las fiestas podrá comenzar el desmonte del antiguo parque San Francisco. Respecto a la piscina hay problemas heredados del gobierno anterior, como la presencia de ocupas. Eso no se ha resuelto, aunque estamos en ello. También falta el convenio para que, una vez concluya la obra, nuestros clubes tengan preferencia en una instalación que ya no es municipal.

¿Hay alguna otra actuación pendiente que le quite el sueño?

No se cómo decirlo sin que suene demasiado agresivo, pero si hace falta vamos a encadenarnos para que se resuelva de una vez la ampliación del Jardín Botánico. Una ciudad que necesita nuevos espacios para eventos y congresos, no puede esperar más. Haremos todo lo posible para que el Gobierno de Canarias resuelva las cuestiones pendientes y sea una realidad en este mandato. Es de justicia para el Puerto de la Cruz y lo necesita el Jardín de Aclimatación de La Orotava, el JAO, para nosotros el Jardín Botánico del Puerto de la Cruz.

¿Retomará usted la propuesta de cambio de nombre del jardín?

Habría que hablarlo con el ICIA, pero hay propuestas para combinar ese nombre histórico sin dejar de reconocer que es el Jardín Botánico del Puerto de la Cruz.

¿En qué situación económica han encontrado el ayuntamiento?

Pese a que nos decían a bombo y platillo que el consistorio tenía 17 millones de euros de remanente de tesorería, la realidad es que nos hemos encontrado con 450.000 euros de remanente, de los que ya hemos tenido que utilizar 130.000 euros para pagar las subvenciones pendientes a las ONG. Así que nos quedan 320.000 euros disponibles, no 17 millones de euros.

¿La deuda municipal es cero?

La deuda con los bancos sí se canceló por completo, pero se les olvidó decir que sólo era la deuda bancaria. Hay una deuda impagable con la ciudadanía y los empleados públicos, a los que se perjudicó mucho para priorizar el pago a las entidades financieras. Además, este ayuntamiento tiene una deuda de más de tres millones de euros con los trabajadores municipales, sólo de 2015 y 2016, y aún nos queda el periodo de 2011-2014. Será mucho dinero al que habrá que hacer frente. También siguen apareciendo muchas deudas con proveedores. Por eso trabajamos desde ya en un nuevo presupuesto para que entre en vigor el 1 de enero.

La Vera

El alcalde portuense, Marco González, destaca su apuesta por pequeñas obras que generen grandes beneficios a los vecinos, "como la que está previsto ejecutar en la calle Goro, donde hay un problema grave de accesibilidad para que se facilite la vida a las personas". A su juicio, La Vera necesita mejores espacios públicos, más aparcamientos y locales adecuados para la participación vecinal en este núcleo con casi 8.000 habitantes.

Playa de Martiánez

González espera que tras los últimos contactos con Costas, el expediente de playa de Martiánez se desbloquee pronto: "Es posible que en breve tengamos alguna buena noticia desde el Estado".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Mapa Coronavirus España

Mapa Coronavirus España