06 de julio de 2019
06.07.2019
Puerto de la Cruz

El alcalde de Puerto de la Cruz apuesta por proteger el baño de las cabras en el mar

Marco González (PSOE) afirma que no hay razones para ilegalizar esta tradición ancestral y cree que tampoco se produce maltrato animal

06.07.2019 | 01:08

El alcalde del Puerto de la Cruz, Marco González Mesa (PSOE), considera injustificada la campaña iniciada por una joven catalana para ilegalizar el baño de las cabras en el mar y aboga por "proteger esta tradición ancestral, tal y como aprobamos todas las fuerzas políticas cuando en abril de 2014 solicitamos su declaración como Bien de Interés Cultural (BIC)".

"Lo tengo tan claro que soy el responsable de un área que se llama Identidad Portuense, cuyo objetivo es poner en valor nuestras costumbres y tradiciones, siempre que, como en este caso, no dañen a ningún animal", explicó González.

"Jamás he visto sufrimiento, violencia ni maltrato que justifiquen la prohibición del baño de las cabras -aseguró-. Por eso el Pleno aprobó en 2014 una propuesta de la Asociación Amigos del Baño de las Cabras en el Mar para que esta seña de identidad portuense fuera declarada BIC, con el apoyo unánime del pleno".

El alcalde señala que si en algún momento se detectara algún comportamiento irregular, se actuaría, "pero hasta ahora lo que hemos visto siempre es una actuación con cuidado y mimo por parte de los cabreros".

A juicio de González, esta tradición del día de San Juan es "mucho más que el momento del baño" y, por ello, aboga por su mantenimiento en el futuro. El mandatario hará un especial seguimiento de la tramitación del expediente de declaración BIC, que continúa sin cerrarse tras 5 años.

Antonio Tejera Gaspar: "Es una tradición muy antigua"

El catedrático de Arqueología de la Universidad de La Laguna (ULL) Antonio Tejera Gaspar aseguró ayer en la Ser que "el baño de las cabras en el mar es una tradición muy antigua, no tenemos la seguridad de que esté relacionada directamente con el mundo aborigen, pero sí hay tradición precisa y bien documentada de que coincidiendo con el solsticio de verano las mujeres aborígenes de Gran Canaria se bañaban en el mar en un rito de origen religioso, por lo que no es de extrañar que ambas costumbres estén vinculadas". Tejera Gaspar relaciona el baño de las cabras en el mar del Puerto de la Cruz con manifestaciones parecidas que se daban en islas como La Gomera y Fuerteventura. "Indudablemente es una tradición etnográfica, pero que alguien venga de fuera y le apetezca eliminar esa tradición, pues no lo sé", indicó Tejera.

"Beneficia a los animales"

"Es una costumbre que, según la tradición popular, beneficia a los animales, ya que ayudaba a desparasitarlos, pero no desdeño en absoluto que eso pudiera estar vinculado con el ganado sagrado que se utilizaba en los rituales de la época de los guanches", añadió Tejera Gaspar.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook