05 de julio de 2019
05.07.2019

El Cabildo insta a Santa Cruz de Tenerife a suprimir el tráfico rodado en la plaza de España

A principios de septiembre se abrirá al público una nueva zona peatonal de unos 35.000 metros cuadrados cerca del mar

05.07.2019 | 02:35
Vía que atraviesa el entorno peatonal.
 

Becerra tacha de "peligrosa" la vía que atraviesa este espacio

Las obras de la segunda fase de remodelación de la plaza de España, en Santa Cruz, que ejecuta el Cabildo, finalizarán a principios de septiembre. Será a partir de entonces cuando se abra al público una nueva zona peatonal de más de 35.000 metros cuadrados cerca del mar, que se unirá a la ya existente, en la que se encuentra la gran fuente, conocida popularmente como el lago de la plaza de España. Desde la Corporación insular se destaca que con esta actuación se duplicará el "espacio público y peatonal que hoy tiene la plaza de España". Eso sí, y con el objetivo "de dar continuidad a todo este entorno", el Cabildo insta al Ayuntamiento a que suprima el tráfico rodado de la zona, "pues la vía existente en la actualidad dividirá en dos la plaza de España" y, además, "puede suponer un peligro".

"Se supone que toda la plaza de España, una vez acabada esta fase, debe quedar como un entorno peatonal, de paseo y disfrute para los ciudadanos, desde el lago hasta el Puerto, con el que Santa Cruz se acerca al mar. En esta nueva zona en la que hemos actuado, que debe unirse a la ya existente para formar un conjunto continuo y con sentido, hemos instalado espacios de sombra, bancos y grandes jardineras. Sin embargo, la vía actual atravesará la plaza de España, dividiéndola entre la vieja y la nueva zona", explica a El Día el director insular de Movilidad y Fomento, Miguel Becerra.

"Y aunque el Cabildo no tiene competencias para inmiscuirse en los asuntos del tráfico de la ciudad", añade el director insular, "sí pedimos al Ayuntamiento de Santa Cruz que reconsidere la circulación del tráfico rodado en este espacio, eliminando dicha vía y desviando los coches hacia los túneles y la calle de La Marina, o dejándola solo para vehículos de emergencia, como ambulancias, o para aquellos que salgan del parking, reduciendo la velocidad a 20 kilómetros por hora". "Soluciones hay, ahora solo falta la voluntad política", agrega Becerra.

Y es que el Cabildo considera que todo el entorno de la plaza de España, tras todas las actuaciones que se han ejecutado, primero el lago y ahora esta nueva zona de más de 35.000 metros cuadrados de paseo y jardineras, en la que también está previsto que se instale el parque infantil más grande de Canarias por parte del Consistorio chicharrero, "se merece ser un espacio solo para los peatones, sin interrupciones". "Lo que no puede ser es que la plaza de España quede partida en dos por una calle por la que pasan coches, teniendo en cuenta lo peligroso que puede ser eso, sobre todo para los niños, por mucho que se vaya a 50 kilómetros por hora", manifiesta el director insular de Movilidad y Fomento.

Becerra también destaca que tras esta segunda fase de obras, que ha supuesto una inversión de 4 millones, la plaza de España se convertirá en el "balcón de Santa Cruz con vistas hacia el mar" hasta que la Autoridad Portuaria ejecute la tercera y definitiva fase de la remodelación de este entorno, con la que ya el ciudadano podrá prácticamente tocar el agua. "Confiamos en que el Puerto sea diligente, pero mientras esta fase llega, a partir de septiembre, la plaza de España se convertirá en un gran balcón y en una gran zona de paseo, a la que solo le faltaría eliminar el tráfico rodado", concluye el director insular.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook