24 de junio de 2019
24.06.2019

Los charcos de La Laja y El Tancón y El Pris, puntos negros de la costa

En estas zonas de baño seis personas fallecieron ahogadas el año pasado

24.06.2019 | 02:03
Charco de La Laja en San Juan de la Rambla.

Tenerife es la isla del Archipiélago donde se registraron más muertes en el medio acuático en 2018 con 23 víctimas

Tenerife fue el año pasado la isla del Archipiélago en la que se registraron más fallecimientos por ahogamiento. En total, 23 personas perdieron la vida en diferentes puntos de la costa tinerfeña y en piscinas de establecimientos turísticos, según se recoge en el Mapa de Accidentes Acuáticos de Canarias 2018 elaborado por la plataforma Canarias, 1500 Km de Costa.

Sin embargo, a lo largo de la Isla existen una serie de puntos negros en la costa en los que se produjeron más de un fallecimiento. En concreto, se trata del charco de La Laja, en San Juan de la Rambla, donde fallecieron dos extranjeros en enero de 2018; la piscina natural de El Tancón, donde perdieron la vida dos bañistas en Santiago del Teide; y la playa del Pris, en Adeje, en donde fallecieron otras dos personas el año pasado.

Además de estos tres enclaves de la Isla, también se registraron fallecimientos por este tipo de accidentes en Playa San Juan en Guía de Isora, en la de Barranco Seco en Santiago del Teide, en Fañabé y en la playa de Los Perros de Granadilla de Abona. En la costa de Santa Úrsula también se vivió la muerte de un pescador, y de un bañista y un submarinista en Boca Cangrejo y Radazul. A esta suma hay que añadir otras dos personas en Benijo y la playa de Tamadite, en la costa de Anaga, además del fallecimiento de otro bañista en la costa de Puerto de la Cruz y el ahogamiento de una persona en la playa de Los Troches en La Laguna. El Pris, en la costa de Tacoronte y la playa de Los Patos en La Orotava también registraron un fallecido cada una. Además, el año pasado murieron ahogadas tres personas en diferentes piscinas de la Isla.

A estas cifras hay que sumar los numerosos rescates y heridos que han ocasionados accidentes en el medio marino de Tenerife.

El promotor de la campaña Canarias 1.500 kilómetros de costa, Sebastián Quintana, afirma que la orografía de Tenerife propicia que se produzcan un mayor número de accidentes. "Exceptuando las playas del Sur, muchas de las zonas de baño de la Isla son charcos o puntos de la costa en donde el mar es más violento", explica.

Además, muchas de estas zonas no cuentan " ni con vigilancia ni con un sistema de banderas que informe del estado del mar". Quintana critica que incluso en playas que normalmente están muy concurridas "el servicio de socorrismo solo está activo hasta las 19:00 horas, porque así lo estipula su contrato". Unos horarios que bajo su punto de vista no se corresponden con el uso que se hace, sobre todo en verano, de estas zonas de baño.

Otro de los factores es la falta de señalética y la poca información que existe para que los millones de turistas que visitan la Isla sepan reconocer la información que aportan las banderas. "Ocho de cada 10 personas que mueren ahogadas en Canarias son extranjeros", sostiene y muchos desconocen cómo funciona esta señalética.

El alto porcentaje de extranjeros entre los fallecidos por ahogamiento en Canarias no solo responde al elevado número de visitantes que registra el Archipiélago durante todo el año, sino "también a que se trata de personas que en la mayoría de las ocasiones no están acostumbradas al mar y desconoce sus peligros".

Otro de los factores que incide para que Tenerife sea la isla en la que se producen más de estos accidentes es la conocida como "ola de resaca". Quintana explica que este fenómeno consiste en una fuerte corriente de agua que retrocede desde la costa hasta el mar y por la que a veces se ven arrastrados los bañistas, que si no conocen el fenómeno se ponen nerviosos, tratan de nadar hasta la orilla, hasta agotarse y finalmente ahogarse. Sin embargo, este experto explica que la clave está en nadar en paralelo a la orilla, ya que esta corriente solo se extiende algunos metros y al traspasarla el bañista puede volver nadando a la costa. "Mucha gente piensa que los bañistas normalmente se ahogan a muchos metros del litoral, pero la realidad es que la mayoría lo hace muy cerca de a la costa, a menos de 15 metros", indica.

Un total de 96 playas, puntos de costa y piscinas (en menor medida) localizados en 43 de los 88 municipios de la Comunidad Autónoma de Canarias registraron 165 accidentes acuáticos, con un total de 59 fallecidos, durante el año 2018. En 30 municipios canarios se produjo el pasado año, al menos, una muerte en el medio acuático. Estos son los datos que aporta el tercer Mapa de Accidentes Acuáticos de Canarias 2018, elaborado por tercer año consecutivo por la plataforma impulsora de la primera campaña audiovisual de la Unión Europea (UE) para la prevención de accidentes acuáticos, Canarias, 1500 Km de Costa.

Unas cifras que suponen un descenso del 41% con respecto al año anterior, ya que un total de 56 personas perdieron la vida por ahogamiento a lo largo de 2018, es decir 38 fallecidos menos que 2017.

En 2018, el municipio grancanario de Mogán, ostenta el récord de muertes del Archipiélago, con ocho bañistas. Le sigue el municipio de San Bartolomé de Tirajana (Gran Canaria), con seis fallecidos. En tercer lugar, figuran, con tres muertes cada uno: Pájara, en Fuerteventura; Santiago del Teide y Adeje, en Tenerife.

Las playas que más ahogamientos contabilizaron fue Costa Calma en la isla de Fuerteventura con tres fallecidos, que repite primer puesto por tercer año consecutivo, la misma cifra se registró en la Playa de Amadores y en la de Puerto Rico, ambas en la isla de Gran Canaria.

El objetivo de este estudio elaborado por esta plataforma canaria es la obtención de datos objetivos que permitan la realización de un análisis detallado del dónde, cuándo, quién y por qué se producen accidentes en playas, puntos de costa, piscinas naturales, piscinas o embalses. El objetivo es que pueda servir a expertos en la materia e instituciones públicas articulen las medidas preceptivas para reducir estas cifras

El responsable de la plataforma Canarias, 1500 Km de Costa, Sebastián Quintana, recalca que "estos datos para nada indican que las playas canarias sean inseguras. Todo lo contrario: disponemos tanto en número como en alta calidad, de los mejores servicios de salvamento y socorrismo. La mejor prueba son las 43 banderas azules que actualmente ondean en nuestras costas y puertos. El gran problema son las continuas imprudencias, fruto de la carencia de una mínima cultura de la prevención y la seguridad acuática".

Campaña de prevención contra los ahogamientos

La plataforma Canarias 1.500 Kilómetros de Costa ha elaborado una campaña para prevenir accidentes acuáticos y situaciones de riesgo en el mar. El promotor de la campaña, Sebastián Quintana, explica que se trata de la primera iniciativa de estas características en toda la Unión Europea y que desde que fuera lanzada el año pasado está dando la vuelta al mundo. La campaña consiste en distintos micro clips audiovisuales que recrean las situaciones de riesgo más comunes a las que se puede enfrentar un bañista en playas, piscinas y presas. De esta manera, los vídeos se están proyectado, por ejemplo, en algunos hoteles de las Islas ya que están realizados en varios idiomas para que los turistas tomen conciencia y aprendan a actuar ante determinadas situaciones, ya que ocho de cada diez de los fallecidos por ahogamiento en Canarias son extranjeros. La campaña está también siendo difundida en los centros escolares, para que los estudiantes conozcan las diferentes situaciones de riesgo que pueden darse en el medio acuático. Este tipo de accidentes son un problema en Canarias que con muchos kilómetros de costa y muchos puntos sin vigilancia suele estar a la cabeza en este tipo de sucesos, que se cobran más vidas que los accidentes de tráfico en el Archipiélago.

Casi 100 playas canarias sufrieron accidentes

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook