16 de junio de 2019
16.06.2019

La mala cosecha de aguacate en la Isla dispara los precios este verano

El gerente de Agro Rincón advierte de que la demanda no deja de aumentar mientras que la temporada pasada la producción se redujo un 30% debido al mal tiempo durante la floración

16.06.2019 | 08:40
Aguacates cultivados en la Isla.

La falta de aguacates debido a la mala cosecha registrada en la última temporada, en la que se redujo un 30% la producción respecto a los años anteriores, hará que durante el verano los precios de esta fruta se disparen en los mercados y supermercados de la Isla. Así lo prevé el gerente de Agro Rincón, -entidad especializada en la producción del aguacate-, Wenceslao Martínez-Barona, quien apunta que la cosecha de la pasada temporada "ha sido muy mala", debido principalmente a los fenómenos meteorológicos adversos que se registraron en la Isla cuando los aguacateros estaban en flor.

Sin embargo, el interés por este fruto no decrece y la demanda cada vez es mayor, por lo que este productor advierte de que los precios pueden alcanzar cifras récord los próximos meses.

Una situación que los agricultores esperan reconducir cuando empiecen a comercializarse la nueva hornada de aguacates de la temporada 2019/20 que comenzarán a recolectarse a partir de septiembre. "Creemos que esta producción será muy buena porque ya los frutos están en el árbol y se ve que puede ser una cosecha muy buena", asegura.

Aún así, los agricultores son precavidos ya que todo dependerá de la situación meteorológica de los próximos meses. "Si vienen vientos fuertes y hacen que las frutas se caigan del árbol nos encontraremos con un problema", explica. La producción también puede verse afectada por la llegada de olas de calor durante el verano, ya que estos fenómenos inciden en la maduración y crecimiento de este producto.

El sector, que el año pasado se vio sacudido por una oleada de robos que redujo las productividad de las explotaciones, ha visto como este año las sustracciones se han reducido bastante. "El equipo ROCA de la Guardia Civil ha actuado de forma magistral", sostiene Martínez-Barona, quien también indica que de forma reciente se ha celebrado alguno de los juicios a las bandas que llevaban a cabo los robos en las fincas tinerfeñas.

Su alto precio y la facilidad que los amigos de lo ajeno encontraban para sustraerlos en fincas aisladas y con pocas medidas de seguridad, convirtieron a los aguacates en objetivo de los ladrones. Después eran comprados a un precio mucho menor al que podían encontrarse a través de los cauces legales. Una situación que motivó además a lanzar una alerta a los consumidores, para que no se dejaran embaucar en la compra de este producto robado, ya que incluso su consumo podía llegar a ser perjudicial para la salud, ya que en ocasiones eran sustraídos cuando se habían aplicado productos fitosanitarios de manera reciente.

Los agricultores también ha tomado buena nota y han intensificado la seguridad en sus explotaciones. "Ahora se ven muchas más fincas vigiladas por cámaras y también valladas", expone. Unas medidas que suponen una mayor inversión de los agricultores pero que han ayudado a que las sustracciones se hayan reducido de forma notable, según Martínez-Barona.

En Tenerife, la comarca norte aglutina la mayor parte de las hectáreas de aguacateros que existen en la Isla. "Principalmente en el Valle de La Orotava", señala Martínez-Barona. Este productor indica que la calidad de los aguacates de Canarias es "bien conocida", ya que a pesar de recolectarse más o menos durante el mismo periodo que los de la Península "los canarios cuentan con un 27% de grasas saludables, frente al 21% de los que se producen allí", ya que en la Isla el clima es más parecido al de Suramérica, el lugar de origen de esta fruta. Martínez-Barona expone que en Canarias se dan las condiciones climáticas perfectas para producirlo.

Martínez-Barona afirma que en las Islas se producen dos de las variedades más rentables de aguacate, que además tienen unos ciclos de producción que permiten que la fruta pueda disfrutarse a lo largo de todo el año.

Este producto está siendo reconocido por muchos como un superalimento y los nutricionistas recomiendan su consumo. "Su demanda no deja de crecer y en el Archipiélago canario se compra muchísimo", asegura el representante del sector.

Más de un año de espera por un ejemplar

La producción de aguacates sigue siendo un negocio muy rentable en la Isla. El número de hectáreas que se dedican a cultivar los árboles que producen este fruto no deja de aumentar y todavía hay muchos interesados en sumarse a este sector. Tanto es así que el gerente de Agro Rincón,-entidad especializada en la producción de aguacate-, Wenceslao Martínez-Barona afirma que los agricultores esperan más de un año y medio para conseguir uno de los pequeños aguacateros que cultivan en su viviero. "Hay una lista de espera de más de 18 meses y existe mucho interés para hacerse con ejemplares", sostiene.

Sin embargo, este productor no cree que exista una burbuja en este sector, ya que considera que todavía existe mucho margen de exportación de esta fruta fuera de Canarias. "Teniendo en cuenta la mala cosecha de esta temporada se ha quedado toda en el Archipiélago, pero hay mucha demanda para enviar aguacates a otros puntos de Europa", apunta. Incluso expone que los aguacates producidos en Canarias son "muy apreciados" en muchas partes del mundo, ya que su calidad "está demostrada".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook