10 de junio de 2019
10.06.2019

Arafo redujo los 7,5 millones del Plan de Ajuste a 900.000 euros

Lo afirma el alcalde en funciones, José Juan Lemes, quien destina los 378.740 euros del superávit a recortar la deuda bancaria

10.06.2019 | 06:08
José Juan Lemes y Elsa María Marrero, alcalde y segunda teniente de alcalde de Arafo en funciones.

La Hacienda local cuenta con más de 1,3 millones

La gestión económica impulsada por el gobierno municipal que lidera José Juan Lemes, desde que en 2011 fue elegido para el cargo en el Ayuntamiento de Arafo, continúa con el recorte de la deuda derivada del Plan de Ajuste, que superaba los 7,5 millones de euros y que, cuando concluya el ejercicio en curso, quedará reducida a 927.940 euros, según la previsión.

El alcalde de Arafo en funciones explica que "la reducción de la deuda está motivada por el hecho de que hemos destinado el superávit presupuestario del cierre de 2018, que ascendió a 378.743,34 euros, a la amortización del crédito con el banco y, con ello, procedemos a rebajar la deuda de finales de pasado año pasando de 1,6 millones a 1,3 millones".

En su análisis, el alcalde arafero indica que a dicha cantidad "se sumarán otros 373.339 euros, correspondientes a los pagos de 2019. Tal es así que, entre el pasado mes de diciembre y el mismo mes de este año, la deuda se recortará en más de 752.000 euros", afirma el presidente de la corporación.

De este modo, Lemes resalta que "no solo vamos a dejar la deuda bastante baja antes de abandonar la Alcaldía, sino que cuando acabe el año la misma ascenderá a poco más 927.940 euros".

En su análisis, Lemes apunta que "estos pagos no pondrán en riesgo la Hacienda municipal y mucho menos los servicios públicos, porque aún se cuenta con un amplio margen económico en la Tesorería arafera, con más de 1,3 millones de euros".

De este modo, el mandatario resalta que "cuando accedí al cargo de alcalde me encontré con unas arcas públicas al borde de la quiebra y con la sombra de la intervención del Estado debido a este problema. Sin embargo, con el trabajo y la implicación de los compañeros y compañeras de estos dos mandatos en el que he presidido el ayuntamiento, así como de la dedicación de los propios trabajadores municipales, hemos conseguido en estos ocho años no solo revertir la situación, sino también mejorar y reforzar los servicios, al tiempo que la calidad de vida de nuestros vecinos".

Casi a punto de dejar la Alcaldía, Lemes recuerda que "en los primeros años aplicamos políticas muy restrictivas porque la contención del gasto era nuestro objetivo para salir de una situación compleja y tremendamente complicada, lo que nos dolía en el alma por su repercusión en los vecinos. No obstante, este tipo de medidas se hacían necesarias para salir del atolladero económico encontrado", explica José Juan Lemes, quien expresa que "incluso, para favorecer la recuperación económica no hemos pasado ninguna dieta y el teléfono móvil que utilizábamos, y que utilizamos a día de hoy, es el personal para evitar sobrecostes al ayuntamiento".

Lemes señala que "Juan Ramón Martín, mi sucesor en el cargo de alcalde de Arafo, recibirá un ayuntamiento saneado y con una deuda asumible. Es decir, Martín y su grupo de gobierno contarán con la capacidad económica suficiente para trabajar en pro del municipio y de sus residentes, algo que nosotros no tuvimos en un primer momento".

Otro problema: el pago medio a los proveedores

Durante los dos mandatos que José Juan Lemes ha ejercido de alcalde de Arafo, el regidor ha tenido que afrontar dificultades como el pago de las facturas a proveedores, que se llegaba a a aplazar en torno a 2.600 días. La causa era "la falta de liquidez de la Tesorería municipal". En este tiempo, el regidor ha se ha mostrado satisfecho porque cuatro años después de llegar a la Alcaldía el Estado reconocía que Arafo abonaba las facturas en 60 días desde la fecha de aprobación del gasto. Control del gasto y austeridad son los conceptos que más aplicó el gobierno municipal de José Juan Lemes.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook