05 de mayo de 2019
05.05.2019
x
Patrocinador flotante comprobar
granadilla de abona

La primera piedra es aún lo único en pie de la iglesia del Hermano Pedro

Colocada hace 13 años, la obra nunca comenzó y la crisis justificó la paralización del proyecto que debía realizarse en un solar municipal

05.05.2019 | 07:58
La imagen refleja el acto de colocación de la primera piedra del futuro templo, el 22 de abril de 2006.

"El Pleno del Ayuntamiento de Granadilla de Abona decidió, por unanimidad de sus miembros, iniciar el expediente para llevar a cabo una permuta que posibilite que la zona de Los Cardones, en San Isidro, cuente con una iglesia, que se edificará en honor al Beato Hermano Pedro. El templo se pretende desarrollar en una parcela que cuenta 1.020 metros cuadrados, pero como esta destinada a equipamiento deportivo ha sido necesario su recalificación como solar de uso religioso". Así comenzaba la crónica publicada el 2 de mayo de 2002.

Sería a las 16:41 horas (9:41 en Guatemala, donde tuvo lugar el acto) del 30 de julio de ese mismo año cuando el papa Juan Pablo II proclamó al primer santo canario, 335 años, dos meses y cinco días después de su fallecimiento.

Más de medio millar de personas procedentes de toda la comarca de Chasna recorrieron caminos y carreteras para asistir a la colocación de la primera piedra de la iglesia que debía ser la parroquia del santo Hermano Pedro, en la urbanización Los Cardones, de la localidad granadillera de San Isidro. Era el 22 de abril de 2006. Hoy sigue siendo la única piedra de este proyecto que debía ser una realidad cerca de la cueva que empleó el pastor Pedro José de Bethencourt durante su trabajo en su infancia y juventud.

Lo proyectado era un inmueble de dos alturas, dejando la baja para los servicios eclesiásticos y la alta como lugar para el culto y oficios religiosos. Su capacidad sería de más de 700 feligreses. Esta construcción en tosca -el mismo material que la Cueva del Santo Hermano Pedro, emplazada en las inmediaciones de la cabecera del Aeropuerto Tenerife Sur- tendría un coste de 691.000 euros y estaría en una zona por la que pasaba el primer santo canario en su trashumancia.

La crisis económica fue el argumento que utilizaron las administraciones y el Obispado para justificar la paralización de este proyecto. En 2011, el entonces alcalde de Granadilla de Abona, Jaime González Cejas, intentó retomar la realización de la obra. Hoy, el único templo en su honor sigue estando en Vilaflor.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Mapa Coronavirus España

Mapa Coronavirus España