30 de abril de 2019
30.04.2019
candelaria

El Ayuntamiento de Candelaria devuelve al Cabildo 100.000 euros por Antón Guanche

La Corporación insular realizó dos pagos en 2016 para las obras del Área de Renovación Urbana Antón Guanche.

30.04.2019 | 07:58

La alcaldesa de Candelaria, María Concepción Brito, ordenó reintegrar la cantidad de 96.875 euros al Cabildo de Tenerife en concepto del ingreso realizado al ayuntamiento por dicha administración para la ejecución de las actuaciones contempladas en la segunda fase del Área de Renovación Urbana (ARU) Antón Guanche. La razón de dicha devolución es "por no haberse iniciado las obras, según informe de la Oficina Técnica Municipal" emitido el 21 de marzo.

Con este decreto se pone el punto y final a un expediente abierto a raíz de que el Cabildo, a través del Servicio Administrativo de Cooperación Municipal y Vivienda, solicitara la justificación del gasto de la subvención concedida o, en caso contrario, "procediera el reintegro" de la misma.

El arquitecto municipal señala en un informe que "no se han iniciado las obras" correspondientes al proyecto suscrito en mayo de 2016 para mejorar las condiciones de la barriada Antón Guanche. Siendo el mismo el proyecto original, los trabajos no empezaron porque "se está tramitando el expediente de obra municipal correspondiente, en base al nuevo proyecto de obra modificado" el pasado mes de marzo de 2018. Este cambio en el proyecto responde a lo decidido por la Comisión Bilateral en octubre de 2017, con una adenda posterior (diciembre de 2018).

El Cabildo contribuyó con dos aportaciones económicas a esta actuación en la barriada candelariera. El 30 de noviembre de 2016 y el 21 de diciembre del mismo ejercicio ingresó las cantidades de 5.000 y 91.875 euros, respectivamente. El interventor del Ayuntamiento de Candelaria informó favorablemente la devolución de estas cuantías al Cabildo de Tenerife.

Cabe recordar que las obras de adecuación de este conjunto de viviendas en Candelaria está actualmente en el proceso para afrontar la siguiente fase, si bien queda por resolver definitivamente los desperfectos resultantes de los trabajos de la primera fase, declarados nulos por el Consejo Consultivo.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook