La desaparición de Jay Slater activa distintas teorías: desde las mafias en el sur de Tenerife hasta el lugar donde podría estar su cuerpo

Mientras la familia continúa sin noticias del joven británico, se conocen distintos detalles previos a su desaparición

El último vídeo del desaparecido en Tenerife Jay Slater

El Día

Víctor de Castro

Víctor de Castro

La desaparición de Jay Slater continúa siendo todo un misterio. El paradero del joven británico se perdió el pasado 17 de junio, tras salir de fiesta al sur de Tenerife e ir hasta Masca durante la noche con dos personas. La mañana de ese lunes su móvil dejó de emitir señal en la zona del Parque Rural de Teno.

Desde ese momento, multitud de teorías han rodeado un caso del que no se tiene una explicación certera. La información ha ido dando tumbos según su procedencia, pero la realidad es que la batida masiva que organizó la Guardia Civil no dio resultado y que el operativo se suspendió el pasado 30 de junio.

Pese a esto, la familia y distintas personas continúan buscando a Slater. Uno de ellos es el detective británico Mark Williams-Thomas, conocido por sus apariciones en Netflix. Se encuentra en Tenerife y en su última actualización del caso aseguró conocer más detalles sobre la desaparición del británico.

Afirma haber hablado con Ayub Qassim, una de las dos personas con las que Slater fue hasta Masca y que cuenta con una condena de más de nueve años de prisión por narcotráfico. Según el detective, Qassim le dijo haber ofrecido transporte de vuelta a Jay, pero este no quiso esperar. "Qassim le dijo: "Tranquilo amigo, te dejaré más tarde, cuando me despierte", pero Jay le dijo: "No, necesito algo de comer, tengo hambre"", afirmó Williams-Thomas en un vídeo en sus redes sociales.

Además, Qassim le dijo al detective que un amigo de Slater lo había llamado para decirle el paradero del británico: "Está tirado en una zanja porque se cortó con un cactus". Recordemos que el propio Qassim comentó a medios británicos que "Jay salió de la casa con vida. Slater fue visto por una mujer, a la que le preguntó sobre el horario de las guaguas, pero nunca más se supo nada de él. Desde distintos medios británicos se han abierto algunas hipótesis distintas de lo más llamativas.

Una batalla por controlar el territorio

Según varios medios británicos, el sur de Tenerife es un "sombrío submundo plagado de despiadados traficantes de drogas". En él parece haber una lucha encarnizada entre dos bandos por dominar el tráfico de estupefacientes en esta zona: la mafia italiana y las bandas británicas.

Las acusaciones sobre que Slater podría haber estado vendiendo drogas la noche antes de su desaparición y la compañía de Ayub Qassim, condenado por tráfico de estupefacientes, han creado esta teoría que, para algunos, puede ser descabellada. Apuntan a que existen temores de que Slater se haya visto envuelto en esta batalla entre bandos estando de vacaciones en Tenerife.

Las Verónicas, uno de los últimos lugares que visitó Slater de madrugada, es un lugar que se ha convertido en sospechoso habitual. Allí se suceden las peleas casi cada semana, y muchos apuntan a que es un lugar donde el tráfico de estupefacientes está muy latente. Desde el Reino Unido apuntan a esto, e incluyen fotos de la zona de fiesta.

El Daily Mail recoge una fuente que avisa de la situación que se vive en Las Verónicas. Según él, "se está volviendo muy tribal y no es el tipo de lugar en el que quieres quedarte mucho tiempo por la noche". Además, compara este territorio a una "jungla" a la que no dejaría ir a su hija.

Fotomontaje de Qassim, Slater y Masca.

Fotomontaje de Qassim, Slater y Masca. / E. D.

Desaparecidos

No solo existe esta teoría. También se preguntan cómo es posible que en los últimos seis meses hayan desaparecido hasta once personas en Tenerife. Una cuestión lejos de la realidad, ya que ninguna de las desapariciones activas se asemeja al caso de Slater.

El joven británico ha sido acusado desde su desaparición de venta de drogas o de robar un Rolex e intentar venderlo. Además, ha salido a la luz su pasado conflictivo, donde estuvo involucrado en una paliza entre ocho a otro joven del Reino Unido.

Pese a que los medios del Reino Unido e incluso el padre de Slater han criticado la actuación de los medios de seguridad españoles, hay otro punto de vista sobre esto. Desde la asociación SOS Desaparecidos el coordinador en Canarias, Santiago Martín, ve una situación extraña en este tema: "En Canarias hay desaparecidos de primera, de segunda y hasta de tercera categoría".

Martín apunta a que la desaparición de Jay Slater ha causado un revuelo mediático tan grande que ha llevado a un mayor despliegue de medios en comparación a otros desaparecidos. El coordinador de SOS Desaparecidos en Canarias es claro con este asunto: "Las familias de otros desaparecidos solo habrían deseado que el operativo que se organizó en el caso de sus allegados hubiese sido al menos igual de numeroso y persistente que otros organizados en las Islas".