Agentes de la Guardia Civil investigan a un conductor que, al serle requerido su carnet de conducir en un control, entregó uno de otra persona con la que guardaba "un gran parecido", según ha informado este lunes el Instituto Armado en una nota.

Así, en el transcurso de un control de alcoholemia y drogas, dieron el alto a un vehículo y le pidieron identificación a su conductor, que presentó un carnet que hizo "surgir dudas" de que se tratase de la misma persona.

Los agentes del mando realizaron varias gestiones y comprobaron que su identidad no se correspondía con la del permiso de conducir presentado, por lo que iniciaron las gestiones para localizar e identificar el verdadero titular del permiso.

La persona titular del carnet manifestó no haberse percatado de su falta porque utilizaba la aplicación de la DGT y alegó que al no tener actualizado su domicilio no tuvo conocimiento de las notificaciones de dos denuncias que le habían formulado, y que se enteró de ello cuando procedieron al embargo de su cuenta corriente.

Tras solicitar información al Ayuntamiento que le requería el pago, le comunicaron que le figuraban dos expediente de denuncias por alcoholemia positiva y que la cantidad adeudada sumando recargos ascendían a casi 1.900 euros, además de la pérdida de 10 puntos del saldo de su permiso de conducir, que le fue confirmada en la Jefatura Provincial de Tráfico de Tenerife, cuando se personó para informarse sobre ello.

"El conductor investigado, en las dos denuncias detectadas, se identificó con el permiso de conducir de otra persona, pero firmaba con su propia firma, y facilitaba como teléfono de contacto su número de teléfono y como dirección la de su propio domicilio", añade la nota.

A esta persona que suplantaba la identidad le figura una pérdida de vigencia de su permiso de conducir de la clase AM, por la pérdida total de los puntos asignados, además de no poseer permiso de conducir de la clase B.

El conductor es informado de que será investigado por un supuesto delito de usurpación de estado civil, al fingir ser otra persona, suplantando su filiación.