El incendio de Tenerife baja de nivel y el Cabildo asume su dirección

Asume la dirección de la emergencia el Cabildo de Tenerife tras la estabilización del incendio y los trabajos de enfriamiento del perímetro y pasa a Nivel 1

El incendio de Tenerife está estabilizado y su perímetro consolidado por completo

Agencia ATLAS

El incendio de Tenerife ha perdido su virulencia y se encuentra en el camino de ser controlado. Tras neutralizar el último frente activo, situado en el municipio de Güímar, el incendio se dio por estabilizado y, tras unos días, ha habido cambios en su nivel de emergencia.

Manuel Miranda, consejero de Política Territorial, Cohesión Territorial y Agua, fue el encargado de anunciar el cambio en la situación de riesgo, bajándola a Emergencia Nivel 1, como se establece en el INFOCA. La evolución del incendio permite esta actualización y el Cabildo de Tenerife asumirá la dirección de la emergencia. Durante el Nivel 2 fue el Gobierno de Canarias el encargado de esta responsabilidad.

También estarán al frente de la intervención de los recursos y la comunicación a la población. Este nivel contempla la afectación de bienes de naturaleza forestal y, en su caso, afectación leve a la población y bienes de naturaleza no forestal.

Zona catastrófica

Por otro lado, este lunes se ha celebrado un Consejo de Gobierno con la presencia del presidente, Fernando Clavijo, y los consejeros. En él se ha encargado un informe con el fin de cuantificar los daños del incendio forestal del incendio.

De esta manera, la idea es acelerar los trámites para la declaración de zona catastrófica por parte del Estado. Esta es la idea del Gobierno español en funciones, como confirmó el presidente en funciones, Pedro Sánchez, durante su última estancia en la isla.

Más de 12.000 hectáreas quemadas

El sistema satelital europeo Copernicus ha elevado a 12.273 hectáreas la superficie quemada por el incendio forestal de Tenerife declarado el pasado 15 de agosto en su última actualización.

Son 1.316 hectáreas más que las estimadas el pasado viernes y lo convierten en el peor incendio en Canarias de los últimos 40 años. La superficie afectada por las llamas en el incendio de Tenerife supera las 14.000 hectáreas en un perímetro de 90 kilómetros.