La joven que dejó embarazada a una turista en Tenerife ya sabe que será padre

La mujer dará a luz este mismo mes y le ha lanzado una advertencia: "El embarazo es responsabilidad de ambos, no solo mía"

Una turista británica busca al joven que la dejó embarazada en Tenerife

Sarah-Jayne Snow, la popular tiktoker inglesa de 30 años, que se ha vuelto famosa al relatar cómo se quedó embarazada tras un viaje a Tenerife el pasado verano, ha señalado ahora que el joven con el que tuvo relaciones sexuales durante una noche de fiesta en la Isla, ya sabe que será padre y lo será este mismo mes de abril, cuando nazca el bebé, según ha confirmado Sarah.

Durante su estancia en la isla, Sarah-Jayne Snow se quedó embarazada después de una noche de fiesta. Según declaró a 'The Sun', la concepción fue fruto de una aventura esporádica de una sola noche. Desde entonces, la mujer ha recibido todo tipo de comentarios en sus redes sociales, donde relata la evolución de su embarazo, que está a término este mes de abril.

"Bueno, él no se ha puesto en contacto conmigo, pero creo que lo ha visto", respondía ella misma a los distintos comentarios de los usuarios que le preguntaban si se ha puesto en contacto ya con el padre. “Yo no tenía sus datos para informarle en privado y quería que él lo supiera antes de que naciera su hijo en caso de que quisiera estar involucrado", responde a aquellos que la critican el haberse expuesto y haber difundido la fotografía del supuesto padre del bebé sin el consentimiento de él.

Vacaciones en agosto de 2022

Sarah contactó con el tabloide británico The Sun para contar su historia de búsqueda del padre de su hijo antes de que nazca. Según su relato, tuvo un encuentro sexual de una noche con un joven de 19 años en la playa durante sus vacaciones en Tenerife en agosto de 2022. A pesar de que no se intercambiaron los números de teléfono, Sarah-Jayne está buscando al padre de su hijo para que pueda participar en la vida del niño si así lo desea.

La historia de Sarah-Jayne Snow es una muestra de cómo la vida puede dar giros inesperados. La joven inglesa, de tan solo 30 años, decidió pasar sus vacaciones en Tenerife el pasado verano y allí tuvo un encuentro fortuito con un joven de 19 años en la playa. La noche fue de fiesta y desenfreno, y Sarah-Jayne reconoce que estaba "muy borracha" y no recuerda el nombre del joven. Lo único que sabe es que trabajaba en el centro comercial Braehead en la ciudad escocesa de Glasgow.

Lo que en un principio fue una relación consensuada de una sola noche sin compromiso alguno, cambió radicalmente cuando Sarah-Jayne descubrió que estaba embarazada. A partir de entonces, la joven sintió la necesidad de encontrar al padre de su hijo para que pudiera saber que va a ser padre y decidir si quiere participar en la vida del niño. A pesar de que no se intercambiaron números de teléfono a propósito, la joven británica está empeñada en encontrar al padre de su hijo para que pueda estar presente en la vida del niño si así lo desea.

La historia de Sarah-Jayne es un ejemplo de cómo las decisiones que tomamos pueden tener consecuencias imprevistas. Sin embargo, también es una muestra de la importancia de asumir responsabilidad por nuestras acciones y hacer todo lo posible para remediar las situaciones que surgen. La joven británica está decidida a encontrar al padre de su hijo para que pueda conocer a su hijo y decidir si quiere participar en su vida. Esperemos que la historia tenga un final feliz para todos los involucrados.